21 junio 2021

14.500 euros por tener un hijo

¿Funcionará la medida? Se tendrán más hijos en Madrid. Me temo que no sólo es una cuestión de dinero, que también, si no es un plan de vida, que tampoco… Además, creo que afecta a cuatro gatos que cumplen lo establecido…

¿Funcionará el cheque bebé de Ayuso?

La medida estrella de Isabel Díaz Ayuso en su discurso de investidura fue el cheque bebé: una paga (¿paguita?) de 14.500 euros distribuida en 29 mensualidades de 500 euros desde el quinto mes de embarazo hasta los dos años de edad del menor— que se entregará por cada hijo que tengan a aquellas mujeres menores de 30 años, que lleven empadronadas al menos una década en Madrid y que cuenten con unos ingresos familiares inferiores a 30.000 euros anuales.

Huelga decir que se trata de una política frontalmente antiliberal. No porque sea antiliberal preocuparse por la natalidad en nuestro país, sino por los medios que se pretenden utilizar para promoverla: meter la mano en el bolsillo a los ciudadanos para dar dinero a otras personas con el objetivo de persuadirlas de que sean madres. Aun reconociendo que el problema de la natalidad en Occidente es un problema importante y que no conoce de soluciones mágicas (ningún país occidental, salvo Israel, alcanza la tasa de reemplazo demográfico), existen otras políticas liberales de carácter pronatalista muy preferibles a la anterior: liberalizar el mercado inmobiliario (para abaratar el precio de la vivienda que tanto dificulta la emancipación de familias jóvenes), liberalizar el mercado laboral (para facilitar la generación de empleo estable y de calidad que otorgue previsibilidad de ingresos a los jóvenes), liberalizar las barreras migratorias (salvo que el objetivo político sea fomentar la natalidad autóctona) o liberalizar ciertas técnicas reproductivas como la gestación subrogada (que también permite a muchas parejas ser padres).

Pero más allá de las consideraciones morales, conviene plantearse si esta medida será eficaz a la hora de conseguir su objetivo —promover la natalidad— o si se tratará, por el contrario, de otro despilfarro del dinero del contribuyente para mayor gloria propagandística del político de turno. Empecemos acudiendo a las estadísticas de fecundidad del Instituto Nacional de Estadística. ¿Qué razones llevan a las mujeres por debajo de 30 años a no haber tenido todavía hijos?

La principal es considerar que todavía son demasiado jóvenes (48%); en segundo lugar, el deseo de seguir estudiando (13%); en tercer lugar, no haber encontrado una pareja adecuada (10%); en cuarto lugar, no querer ser madre (8,4%), y ya en quinto lugar, las razones económicas (8,3%). Es decir, solo un 8,3% de las mujeres por debajo de 30 años no han tenido hijos por motivos monetarios: solo a ellas se dirige, en principio, la propuesta de Ayuso.

¿Y cuánto es el 8,3% de las mujeres por debajo de 30 años? Pues poco más de 200.000 en toda España, de modo que apenas estaremos hablando de unas 30.000 en Madrid, lo que, aplicando las restantes restricciones para cualificar a la ayuda (renta y empadronamiento), probablemente reduzca el número de potenciales beneficiarias que podrían sentirse interpeladas por esta medida a las 20.000 o 15.000.

Las transferencias monetarias incentivan a la gente a tener hijos

Claro que también cabría pensar que otras mujeres que no han dejado de tener hijos por razones económicas podrían sentirse atraídas por la medida de Ayuso y lanzarse a incrementar la natalidad en Madrid. De ahí que convenga analizar la evidencia internacional que existe respecto a la eficacia de este tipo de cheques bebé para enjuiciar más rigurosamente la propuesta. En este sentido, y a pesar de que el número de estudios no es muy numeroso, parece que el efecto de esta clase de políticas es más bien adelantar la fecha en que se tienen hijos, pero no tanto incrementar el número de hijos que se tienen. Tal como indican Tomáš Sobotka, Anna Matysiak y Zuzanna Brzozowska en esta revisión de la literatura sobre políticas pronatalidad.

Pocos estudios han estudiado la influencia de las transferencias monetarias a largo plazo sobre la decisión de mujeres y hombres de tener más hijos de los que alternativamente habrían tenido. Ahora bien, las investigaciones que sí lo han hecho muestran que los efectos a largo plazo de estas políticas son muy pequeños (si es que llegan a existir). Las transferencias monetarias normalmente incentivan a la gente a tener sus hijos antes de lo que pensaban, pero no suelen incentivarles a tener más hijos de los que pensaban tener. En su estudio de 18 países de la OCDE, Luci-Greulich y Thévenon (2013) estimaron que, por cada incremento equivalente a un punto del PIB en transferencias monetarias, la tasa de fertilidad apenas se incrementaba en un 0,02%. Asimismo, Kalwij (2010) no encontró ningún tipo de efecto de las transferencias monetarias sobre la fertilidad en Europa occidental, y Baizán (2016) solo halló un efecto positivo entre las personas de educación superior.

En definitiva, la propuesta de Ayuso no solo es una medida antiliberal sino también probablemente ineficaz. En lugar de haber enarbolado la bajada de impuestos como su estandarte político durante el discurso de investidura, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha preferido apostar por la redistribución democristiana de la renta. Los comportamientos políticos siempre han sido más definitorios que las grandilocuentes apelaciones a la libertad.

Abrazos,

PD1: Cuando nos hacemos mayores, nos preocupa pensar en el final de nuestros días. Siempre obsesionados con la muerte, temerosos de ella. No hay segundas oportunidades… Y eso no es así, cada día se nos brinda una nueva oportunidad de cambiar, de dejar de lado nuestros egoísmos y empezar a amar a los demás…

18 junio 2021

errores al invertir

La CNMV publicó una guía para inversores que destacan los típicos errores que se suelen cometer:

Errores a la hora de invertir

Hace algunos meses, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publicó la guía Psicología para inversores, en la que se recogen una serie de propuestas para facilitar la aplicación práctica de la economía conductual en las decisiones de inversión. Y es que, tal y como afirma el organismo supervisor, aunque el ser humano entiende lo que quiere conseguir a la hora de analizar posibles inversiones, valiéndose para ello del acceso a la información que hay disponible y dejándose aconsejar, en numerosas ocasiones, por la opinión profesional de expertos, hay en nuestra cabeza un lado no racional y principalmente emocional que, con frecuencia, nos empuja a la toma de decisiones que no siempre resultan lo más acertadas posible.

Esa racionalidad limitada en muchos de los sujetos que operan en los mercados acaba afectando al comportamiento de estos, por lo que saber manejar ese aspecto más sensible de los seres humanos es crítico para entender por qué elementos como la intuición acaban jugando un papel fundamental a la hora de que un inversor se decante por una opción u otra.

Recomendaciones para evitar equivocarse al invertir

Existen muchas recomendaciones para evitar equivocarse en la toma de decisiones financieras. Sin embargo, también existen errores que, no por ser algunos de ellos muy sabidos, es conveniente grabarse a fuego para garantizarse las mayores probabilidades de éxito. Entre ellos, cabe destacar:

+ La falta de paciencia. En el largo plazo, la experiencia histórica demuestra que las inversiones en renta variable suelen dar sus frutos. A horizontes temporales de entre 5 y 7 años, la mayoría de las acciones de las grandes compañías ofrecen rentabilidades positivas, si bien es cierto que a lo largo de un ciclo económico es frecuente que sufran vaivenes en su precio y volatilidad. Esto no quiere decir que, cuando se realice una inversión, haya que desentenderse y permitir que pase el tiempo, pensando que, por ejemplo, en una situación de crisis en los mercados la tormenta ya pasará, sino que no hay que dejarse llevar por momentos de nerviosismo y ser fríos y calculadores.

+ No subirse a trenes en marcha cegados por la alta rentabilidad. Hay compañías que experimentan en muy poco tiempo un considerable aumento de su valor en el mercado, como consecuencia de sus buenos resultados en el sector, por haber llevado a cabo una innovación o, simplemente, porque han despertado la atención de numerosos inversores. Apostar por este tipo de entidades cuando ya se han apreciado mucho puede ser una muy mala decisión, ya que es posible que no tarden en corregir su precio para ajustarse a su valor real.

+ Obviar las modas. Con frecuencia, un determinado sector o empresa se convierte en tendencia social, lo que hace que se corra el riesgo de generar un efecto burbuja en torno a ellos. Antes de dejarse llevar por ninguna ola de popularidad, hay que revisar la información financiera y de mercado existente y, si es posible, consultar a un asesor financiero experto para que nos exprese su recomendación sobre la idoneidad de apostar en ese momento por una entidad de tales características.

+ Caer en la trampa del valor. Muchos pequeños accionistas se sienten atraídos por compañías que retribuyen al accionista con la promesa de dividendos, sin prestarle demasiada atención al precio al que cotizan en el mercado. De ese modo, si no se ha analizado bien la operación, puede que, al final, ese dividendo que se reciba sea menor que lo que los títulos se han dejado por el camino, algo que puede salir muy caro si se destina una parte relevante de la cartera a ellos.

+ Entrar en las redes de un chiringuito financiero. Bajo la promesa de grandes rentabilidades, existen empresas que logran engatusar a inversores que, con frecuencia, no disponen de la cultura financiera suficiente como para desconfiar de ellas. Para evitar esto, la CNMV cuenta con un registro de entidades certificadas y verificadas, que cualquiera que desee invertir en los mercados debe consultar para cerciorarse de que no le están intentando dar gato por liebre.

+ Operar sin ningún criterio. Cada vez es más habitual que los inversores no profesionales piensen que, consultando la información disponible en Internet y siguiendo las recomendaciones de foros y de sus contactos personales, van a ser capaces de obtener rentabilidad por sus ahorros. Aunque puede que esto suceda, lo más aconsejable siempre es apoyarse en el consejo experto que brinda un buen asesor financiero, que está pegado a la actualidad del mercado, cuenta con conocimientos certificados y es capaz de analizar los datos desde distintas ópticas, pensando siempre en lo que más puede convenirle a su cliente.

+ No diversificar lo suficiente. Es muy común que un inversor poco preparado confíe la mayor parte de sus ahorros, por ejemplo, a los títulos bursátiles de una única compañía, creyendo que se trata de una apuesta segura. Esto genera un riesgo muy grave ya que, ante cualquier incidencia de la propia compañía o una corrección del mercado, su cartera puede sufrir mucho. En esta línea, también hay muchas personas que creen que invirtiendo en muy pocos valores el riesgo disminuye, cuando ocurre precisamente lo contrario.

+ Querer ganar mucho sin riesgo. Apostar por el largo plazo no significa que no haya que exponer parte de nuestra cartera a inversiones de mayor riesgo. De hecho, el binomio rentabilidad-riesgo es una realidad en los mercados: aunque seamos adversos al riesgo, para ganar más a veces hay que abandonar, al menos ligeramente, nuestra atalaya de la prudencia. Pero, para hacerlo en las mejores condiciones, nada mejor que rodearnos de especialistas financieros que nos aconsejen de la manera más profesional posible.

+ Desconocer la fiscalidad de las inversiones. Cualquier rendimiento positivo que se obtenga en los mercados deberá ser comunicado al Fisco, al igual que las pérdidas, ya que muchas de ellas son deducibles. Por supuesto, conviene estar al tanto de las posibles modificaciones en la normativa tributaria para evitar llevarnos en el futuro alguna sorpresa desagradable. En este sentido, también hay que valorar las comisiones y costes que genera cada operación que se realiza en el mercado ya que, a la larga, pueden suponer un desembolso considerable.

+ Centrarse solo en el mercado doméstico. Es lógico que cualquier pequeño inversor sepa más sobre las empresas del IBEX 35 que sobre la bolsa de Tailandia, pero eso provoca que, con frecuencia, se desaprovechen potenciales oportunidades de inversión. Los asesores financieros pueden aportar mucha luz sobre mercados extranjeros en los que convendría estar presentes, de acuerdo al perfil de riesgo de cada usuario.

Abrazos,

PD1: El amor no es un sentimiento que viene y va…; amar es una decisión que tomamos porque queremos. Hay mucha gente que se pasa la vida amándose a sí mismo, sin darse a los demás. Es el egoísmo tan metido en nuestro mundo. Pero la felicidad se encuentra en amar a los demás y a Dios, no en mirarnos el ombligo y darnos siempre el gusto nosotros mismos.

Hay que intentar ser feliz: Hay que decidir a amar y a ser amado…

17 junio 2021

la FED habló sobre la inflación...

Llevaba muchas semanas diciendo que la subida de la inflación (actualmente en el 5% en EEUU) iba a ser temporal y que no había problemas con la misma. El tapering (reducir la impresión de billetitos para comprar bonos) se daría para el 2022 como pronto y de subida de tipos nada de nada… La especulación era que en la reunión de agosto (Jackson Hole) sería cuando se marcaría la pauta, ya que se habría visto algo más la tendencia inflacionista…

Ayer la cosa cambió. Mira lo que dijo Powell:

Fed's Powell says inflation could turn out to be higher and more persistent than expected. Says Fed will respond if inflation surprises to the upside.

No dijo nada que no supiéramos. Es un imposible que la FED no actúe si hay desmadre inflacionista, temporal o no…

Y la reacción fue contundente en los tipos largos:

Y en el dólar:

Cada vez que hay inflación, la FED ha actuado:

Aunque ahora le coge con demasiados bonos comprados, que le van a generar muchas pérdidas…

Abrazos

PD: San Francisco de Asis dijo: “Un milagro ocurre cuando cambias lágrimas por oración y miedo por fe.”

No hay que llorar ni tener miedo. Recuerda lo que nos decía San Juan Pablo II sobre lo del miedo. + oración y + fe

16 junio 2021

una de coches...

Con la gasolina en máximos, con el precio de la energía en las nubes gracias a las decisiones del Gobierno, con esa sensación de que va a costar salir a comprar cosas de nuevo y que las cifras de previsiones de crecimiento son una engañifa, vemos con horror que no estoy demasiado desencaminado. Se vendan cada vez más coches de más de 10 años, que son los que se puede permitir el personal, menos nuevos y muy pocos eléctricos. No me extraña, menudo coñazo tener que andar todos los días enchufándolos, en enchufes que no existen y que no puedes usar para irte de viaje… Son solo para los ricos, para que no paguen la ORA al aparcar y puedan usar el BUSVAO por el morro…

Los españoles compran más coches por encima de los diez años que nuevos

Sin ayudas a la compra de turismos nuevos que no sean eléctricos, los españoles encuentran en el segunda mano la solución. Hasta mayo, se han vendido casi 500.000 coches de más de diez años

El Gobierno sigue apostando por el futuro del coche eléctrico pero deja completamente de lado el presente. Los planes de ayudas y las millonarias cifras que mueven están concentradas en una tecnología a la que le queda años para ser una realidad que suponga una parte importante de las ventas, pero no está reactivando un mercado “real” que necesita vender turismos de combustión modernos que minimicen las emisiones contaminantes.

Con un plan de ayudas que en la práctica ningunea a este tipo de turismos, son millones de españoles los que no pueden acceder a los elevados precios de los coches eléctricos y, sin apenas incentivos para un moderno turismo diésel o gasolina, está encontrando en el segunda mano una opción que sigue creciendo y que está llevando a que el parque móvil español haya envejecido medio año desde 2019, pasando la edad media de 12,6 a 13,1 años. Y es que los datos son muy claros y, actualmente, los españoles compran más coches de más de diez años de antigüedad que nuevos.

Así, mientras entre enero y mayo se matricularon en España algo más de 360.000 turismos, un 35,9% menos que en 2019, las ventas de usados cayeron sólo el 6,4% y sumaron más de 780.000 unidades, según datos de las asociaciones de fabricantes Anfac y de distribuidores, Faconauto y Ganvam. Del total de vehículos de ocasión vendidos hasta mayo, el 32,7% (256.227) tenía más de 15 años, segmento que ha crecido el 15,6% respecto a 2019, mientras que otro 26,5%, 207.527 unidades (-26,3 % frente a 2019), sumaba entre diez y 15 años. Sumadas, ambas categorías coparon el 60% del mercado. El 60,1% de los coches de segunda mano transferidos en los cinco primeros meses del ejercicio era diésel; el 36,1% gasolina, y sólo el 3,8% electrificado.

30 millones de vehículos, sólo un 0,3% etiqueta CERO

Esta tendencia complica la consecución del objetivo del Gobierno de descarbonizar el parque móvil y alcanzar los 250.000 vehículos con etiqueta cero (eléctricos e híbridos enchufables) en 2023 y los cinco millones en 2030. Según datos de la DGT facilitados a Efe, España cerró 2020 con 29.707.581 vehículos en circulación, de los que sólo el 0,3%, menos de 95.000 unidades, tenía etiqueta cero.

Desde enero se han matriculado en España 20.691 coches etiqueta cero y la previsión es que el año cierre con 52.000, según Faconauto, que estima que, a este ritmo, se tardarían cinco años en alcanzar el objetivo a 2023, "aunque lo lógico es que las ventas se aceleren, sobre todo a partir del año que viene". Al ritmo actual, en 2030 sólo el 7% del parque será neutro en carbono, con unos dos millones de unidades.

Entre las cuestiones que explican esta evolución del mercado destacan la escasez de puntos de recarga, la poca autonomía de los eléctricos que obliga a disponer de otro coche para desplazamientos largos y su elevado precio, por encima de los 40.000 euros de media. Además, la pandemia ha generado inseguridad económica, pues la gente teme perder su trabajo o está en paro o en ERTE, lo que hace que contenga su gasto. Y con cierto temor todavía al transporte público, hace que muchos personas recurran a coches de más de 15 años, cuyo precio ronda los 1.000 euros.

En este contexto, fabricantes y vendedores insisten en la necesidad de un plan "renove" que implique achatarramiento, pero que incluya también a vehículos nuevos de combustión, mucho menos contaminantes y más seguros que los viejos. Actualmente, el único plan de ayudas sobre la mesa es el Moves III, que sólo prevé subvenciones para la adquisición de vehículos alternativos y puntos de recarga, pero que aún no ha sido activado en ninguna autonomía.

El último "renove" finalizó el pasado 31 de diciembre sin que consumieran 200 de los 250 millones de euros con lo que estaba dotado debido, según el sector, a que las ayudas estaban mal diseñadas y no suponía una ayuda “real” que abaratase el precio de compra en una medida suficientemente estimuladora.

Abrazos,

PD1: Hay que cuidar muy bien las cosas que el dinero no puede comprar. Y no son esas cosas que son caras y no tenemos acceso a ellas. Hay que cuidar de lo que más nos importa, de la familia, de lo que sale de nuestro corazón. Más cosas espirituales y menos materiales que no nos llenan, ni nos llenarán si las tuviéramos…

Hay que cuidar el amor hacia Dios y hacia los demás, entendido como entrega como un darse, sin esperar recompensa.

15 junio 2021

ciberataques a la nube

Solemos guardar todo en la nube. La economía se ha digitalizado hasta su última consecuencia. ¿Estaremos seguros?

Inquietante simulacro: "CYBER POLYGON"

La economía y la sociedad actual son cada vez más dependientes de la interconexión que internet proporciona. Esta realidad se ha visto acentuada con el crecimiento de la "nube" como almacén de programas y datos y del auge del teletrabajo. La interrelación actual entre el mundo físico y el mundo digital hace muy difícil separar uno del otro.

Los últimos ciberataques a dos empresas estadounidensesColonial Pipeline y JBS, han puesto de manifiesto la vulnerabilidad frente a un riesgo que no suele estar en la mente de los inversores. El riesgo a ciberataques en distintos eslabones de las cadenas de aprovisionamiento ha llevado a EE.UU. a comenzar a considerar estos ciberataques como terrorismo.

El ciberataque a Colonial Pipeline dejó fuera de servicio las instalaciones e infraestructuras del principal suministrador de gasolina de cinco estados de la costa este de EE.UU. El incidente duró una semana y provocó escasez de gasolina en muchas áreas y subidas de los precios de los carburantes en las zonas afectadas. Finalmente, la compañía pirateada decidió pagar un rescate de 5 millones de dólares (en bitcoins) a los hackers para liberar sus sistemas informáticos y poder retomar la actividad.

Hace apenas una semana, JBS, uno de los principales suministradores de carne de Estados Unidos, con una cuota de mercado del 23% (vacuno y cerdo) también sufrió un ciberataque que provocó el parón de toda su producción. De nuevo, se ha producido escasez de sus productos en muchos puntos del país. Tras pagar un rescate de 11 millones de dólares (en bitcoins) a los hackers, se ha conseguido recuperar el control de los sistemas informáticos.

En este ambiente de noticias de ciberataques aislados a empresas, va a tener lugar durante el mes de julio CYBER POLYGON 2021, un evento organizado por el Foro Económico Mundial (WEF). En este evento se simulará una ciberpandemia que podría provocar un "apagón digital" global o que afectaría a numerosas cadenas de suministros. "El ataque a una sola compañía puede poner en peligro todo el sistema".

Como explica el Foro Económico Mundial en un breve vídeo introductorio de CYBER POLYGON 2021, se pretende poner de manifiesto los riesgos del actual mundo digital. Un ciberataque con características similares al Covid 19 se extendería diez veces más rápido que lo vivido con el coronavirus. En 2003, el virus informático Slammer/Sapphire doblaba su propagación cada 8 segundos, infectando 11 millones de aparatos conectados a internet en apenas 24 horas. Como única solución a la propagación exponencial de la eventual ciberpandemia se establece la necesaria desconexión de internet de millones de ordenadores y otros aparatos entre sí y de internet. Además, esto deberá hacerse en cuestión de pocos días.

Como menciona el video, un solo día sin internet generaría elevadas pérdidas económicas, además de daños elevados en la actividad económica y serios daños sociales. Servicios esenciales como los transportes, las comunicaciones o los servicios sanitarios se verían gravemente afectados.

En octubre de 2019, apenas unos meses antes de la declaración de la pandemia del Covid 19 por parte de la OMS, el Foro Económico Mundial conjuntamente con la Fundación Rockefeller, la fundación Bill y Melinda Gates y la Universidad John Hopkins desarrollaron el Evento 201simulando una pandemia global de un nuevo coronavirus que se extendía por el mundo causando 65 millones de muertos. De hecho, algunas de las medidas durante la pandemia real, como la actuación de las grandes tecnológicas respecto a la "verificación" de la información, forman parte de la estrategia a seguir definida en la simulación realizada.

CYBER POLYGON 2021 es la continuación de la edición realizada en 2020. Aun así, la coincidencia del inicio de la pandemia global del Covid, justo después del Evento 201, seguro que atrae suspicacias y teorías de todo tipo.

En cualquier caso, como menciona el vídeo promocional del Foro Económico Mundial de CYBER POLYGON 2021, el riesgo de ciberataques es conocido, aunque generalmente ninguneado por los inversores. Como dato, sólo tres compañías, AWS (Amazon Web Services), Azure (de Microsoft) y Google Cloud, controlan el 60% del mercado mundial de servicios en la nube. La dependencia del funcionamiento de internet de un puñado de empresas claves es una realidad. Los riesgos son inevitables, aunque mitigables. Su materialización es una incógnita.

Abrazos,

PD1: Han pasado solo 14 años de esta foto (verano de 2007)... Inaudito, salimos todos… Nos hicieron una chapa como recuerdo. La regalamos y ayer volvió a casa y me sorprendió mucho la juventud de todos… Eran momentos difíciles. Me acababa de dar un infarto un mes antes, pero estoy tan joven que no me reconozco… Maca tan guapa como siempre. Y los chicos han volado todos menos las dos niñitas, han ido formando sus familias… Y todo esto ha pasado en 14 años. La vida corre demasiado deprisa, es injusto. Ya me gustaría dar marcha atrás y disfrutarles otra vez… Ya sabes por qué voy dando gracias a Dios todos los días, por todas las cosas buenas que nos regala…