21 febrero 2020

el trabajo excesivo

Muy interesante la pregunta que se hace el profesor Argandoña y su respuesta:

¿Por qué trabajamos tanto?

Perdone el lector, pero voy a pedalear un rato, a propósito de la queja de que en nuestra sociedad hay mucha gente que trabaja demasiado, a pesar de los avances tecnológicos y de la mejora del nivel de vida.
«¡Alto ahí!», me dice el lector, «el problema no es que algunos trabajen mucho, sino que el trabajo está mal repartido, porque hay otros que no pueden trabajar nada». De acuerdo. Pero es un hecho que algunas personas trabajan mucho.
Y hay muchas explicaciones para esto. Una es que trabajar es más divertido que estar en casa, aburrido mirando el móvil, como los demás de la familia, o, lo que parece que es peor, teniendo que ayudar en casa, preparar la cena, meter a los niños en la cama, soportar a la suegra (si vive contigo)… En términos económicos, diría que el trabajo es una alternativa al ocio, que no resulta mal parada cuando se tienen en cuenta todos los factores. Podemos decir que es una elección equivocada, fruto de una función de preferencias mal formada, pero nos contestarán que «de gustibus non est disputandum», sobre gustos no hay disputa…
Pero la tecnología puede tener algo que ver en todo esto. Leo en la web de The Atlantic un artículo en que explica que las nuevas tecnologías traen lo que Leamer y Rodrigo llaman «neuromanufacturas», como alternativa a las «manufacturas»: trabajar colgado de internet es más cómodo, por ejemplo, que hacerlo en una cadena de montaje o, con un ejemplo que el artículo menciona, sacando grasa de ballena de entre los cadáveres de cetáceos amontonados en una playa. Porque, además, internet está abierto todo el día, y no necesitas desplazarte al trabajo cada mañana y volver cada tarde. ¡Se ha inaugurado la fábrica siempre abierta!
La tecnología lleva consigo también una nueva competencia. Si trabajas en una consultora, tu productividad no se mide con relación a la de la mesa de al lado, sino a la de todos los empleados de todas las consultoras del mundo. Por eso, Kuhn y Lozano explican que el premio (medido por aumento de ingresos) por trabajar jornadas más largas se ha incrementado desde 1980 en Estados Unidos para los empleados con mayores cualificaciones, no para los no cualificados. De modo que el sobre-trabajo es, dicen, como una carrera de armamentos entre trabajadores con parecidos talentos en todo el mundo. Y basta que unos pocos alarguen su jornada para que todos los demás tengan que hacerlo. Las neuromanufacturas, dice el artículo mencionado, son más seguras, más confortables y, a menudo, más divertidas que la mayoría de los trabajos del siglo veinte y de los anteriores.
El artículo acaba con una comentario adicional: en las encuestas sobre lo que desean los jóvenes que buscan un empleo, la respuesta más frecuente es «tener un empleo o una carrera en el que disfruto». No es llevar una vida más equilibrada y variada.
Y aquí quería llegar. Cuando criticamos las excesivas horas de trabajo en según qué profesiones censuramos a los consultores, despachos de abogados o bancos porque imponen una forma de esclavitud a sus empleados, sobre todo a los que empiezan -lo que implica que, una vez que ellos han aprendido, cambiar de hábitos les resultará mucho más difícil; o sea, la esclavitud se prolongará toda la vida, hasta el choque abrupto que representará la jubilación forzosa. Las consideraciones que he hecho antes me llevan a pensar que esa explicación no incluye todo lo que es relevante. Y que la solución no es pedir a los empleados que planten cara a sus jefes, diciendo que «a las 7 me voy a casa. Punto»
Abrazos,
PD1: Cada vez tenemos más el corazón endurecido. Nos cuentan cosas malas y no nos afecta apenas nada. ¿Estaremos perdiendo del todo el amor por los demás? Esos que dicen que aman a Dios pero tiene problemas con su prójimo no lo hacen bien. Si no amas a tu prójimo que ves, ¿cómo vas a amar a Dios que no ves?

20 febrero 2020

más desmpleo

El futuro del mercado laboral en España es malo. Se nos junta el hambre con las ganas de comer, Medidas populistas de subida de salarios ha incendiado el campo y provoca despidos masivos. Los datos recientes de desempleo son escalofriantes. Nos quedamos sin el evento de las telecos en Barcelona. Se intuye un claro menor crecimiento futuro que provoca una mayor cautela de los empresarios para contratar, y en tu entorno ves despidos… Mal futuro nos espera a pesar de la euforia de las bolsas…
Abrazos,
PD1: Ayer el Papa habló de mansedumbre. Cuántas veces la “ira” nos ha dejado descompuestos y ha mostrado lo peor de lo que somos. Afortunadamente, con la edad deja de pasar; los más jóvenes son + propensos a ataques de ira. Hace años, conduciendo por Madrid, era insoportable ver los enfados descomunales de ira por el personal. No aceptaban ni una…
Hay ira en todas partes, de hecho las famosas muertes de género, que nos machaca el telediario, son ataques de ira… Así que si notas que te irritas, te calmas y piensas en otra cosa.
Me acuerdo que en el colegio nos decían que si teníamos que regañar algún desastre de los chicos, no lo hiciéramos en caliente que nos íbamos a extralimitar… Efectivamente, hay que esperar a que uno se calme para corregir.
Y hablar de los políticos genera mucha ira, por eso es mejor no hablar nada de ellos…

19 febrero 2020

reforman el Estatuto de los Trabajadores

El Consejo de Ministros aprobó ayer la derogación del artículo del Estatuto de los Trabajadores que regula extinción del contrato del empleado por faltas reiteradas al trabajo (aunque sean justificadas).
Ahora habrá más litigios en los juzgados, será más caro despedir, luego se contratará menos y se mirará con lupa a quien se contrata. Se van a quedar muchos marginados, los más débiles. Qué cantidad de demagogia y que poco listos son…
Abrazos,
PD1: Me pregunta alguno qué es un retiro espiritual. Es muy sencillo, te vas a una casa de retiros tres días, te dan bien de comer, tienes que guardar silencio (aunque hay bastante palique echando pitillos) y te encuentras con Dios, hablas con el Señor de tus cosas, de tus preocupaciones, de tu familia, amigos y conocidos. Lees algo, aprovechas para hacer una buena confesión, y te tomas las cosas con + calma…
Son unos días para renovar tu fe, o para encontrarla (había unos cuantos que la tenían muy perdida). Para fortalecer tus creencias, para preguntarle tus dudas al sacerdote, que te dará buenos consejos…
Me lo paso bien, me sirve el retiro que hago todos los años, es bastante productivo, ya que el ímpetu y el trajin del día a dia durante el año, te va desgastando y con el retiro recuperas costumbres olvidadas…

18 febrero 2020

+ impuestos

Que no van a recaudar nada… Si no, al tiempo!

El Gobierno aprobará hoy el impuesto digital y el de transacciones financieras

El gobierno tiene previsto mañana aprobar en el consejo de ministros el nuevo impuesto digital y el que gravará las transacciones financieras, conocidos como ‘tasa Google’ y ‘tasa Tobin’, .
El nuevo Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, conocido como ‘tasa Google’, gravará previsiblemente aquellas empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros.
En concreto, en línea con la propuesta que en su día hizo la Comisión Europea, gravará el 3% de los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario durante su actividad o la venta de metadatos. El Gobierno espera recaudar con este tributo 1.200 millones de euros, cuya liquidación será trimestral.
El Gobierno defiende la creación de este gravamen porque hay ingresos obtenidos en España por grandes empresas internacionales a partir de ciertas actividades digitales que escapan al actual marco fiscal, por lo que están haciendo competencia desleal especialmente al pequeño comercio.
Quedan excluidas del impuesto la venta de bienes o servicios entre los usuarios en el marco de un servicio de intermediación en línea; y las ventas de bienes o servicios contratados en línea a través de la web del proveedor de esos bienes o servicios en la que el proveedor no actúa como intermediario. Además, se excluyen de la tasa determinados servicios financieros.
Además, las prestaciones digitales que sean realizadas entre entidades que formen parte de un grupo con una participación, directa o indirecta, del 100% quedarán también fuera del impuesto.
Junto con este impuesto, el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente mañana el proyecto de ley que crea el Impuesto sobre las Transacciones Financieras, conocido como ‘tasa Tobin’, que gravará con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero.
Solamente se someterán a tributación al 0,2% las operaciones de adquisición de acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros. No se gravará la compra de acciones de pymes y empresas no cotizadas. El sujeto pasivo es el intermediario financiero que transmita o ejecute la orden de adquisición, y deberá presentar una declaración anual del impuesto.
Quedan fuera del ámbito de la ‘tasa Tobin’ la deuda, tanto la pública como la privada, y los derivados. En concreto, entre las adquisiciones que estarán exentas de dicho gravamen se encuentran las operaciones del mercado primario (salida a Bolsa de una compañía), las necesarias para el funcionamiento de infraestructuras del mercado, las de reestructuración empresarial, las que se realicen entre sociedades del mismo grupo y las cesiones de carácter temporal.
El Gobierno calcula que ingresará unos 850 millones por esta nueva figura tributaria, que se destinarán a financiar las pensiones y el sistema de protección de la Seguridad Social.
En Suecia hace unos años hicieron lo mismo y se recaudó mucho menos, 10 veces menos, de lo esperado. ¿Será distinto en España? Lo dudo…
Abrazos,
PD1: Y otra conclusión que he sacado del retiro es que tengo que ser más apostólico. Contar lo mío, mostrarme más, que mis amigos y familia sepa de mi espiritualidad, de mi fe… Así que lo llevarás clarinete!!! Siento lo rollos que te voy a colocar, aunque espero que te gusten.

17 febrero 2020

ya no hay riesgos

Nada afecta a los mercados, ni siquiera hay PRIMA DE RIESGO:
La cancelación del Mobile World Congress de Barcelona por una epidemia sanitaria cuyo epicentro está a miles de kilómetros de distancia de la Ciudad Condal, debe servir de recordatorio de que los riesgos existen y en ocasiones se materializan. Hace apenas dos meses parecía impensable que un evento de dimensión mundial con meses de preparación se cancelara a escasos días de su inicio con los costes directos e indirectos que conlleva.
Tradicionalmente los activos financieros han recogido en su valoración una prima de riesgo. De tal forma que, a mayor riesgo, mayor rentabilidad exigida a dicho activo. Por eso, el bono del Estado español ofrece una rentabilidad superior al bono alemán e inferior al bono soberano griego.
Ahora, por primera vez, el bono del Tesoro griego a diez años ofrece una rentabilidad inferior al 1%. Conviene recordar que los titulares de los bonos soberanos griegos sufrieron una quita del principal de los bonos cercana al 80% en 2012 y una nueva quita encubierta en 2015 mediante un canje de unos bonos por otros con más plazo. El riesgo de impago (default) en los bonos griegos se ha materializado en dos ocasiones en los últimos ocho años.
Actualmente, el BCE no compra directamente bonos del Tesoro griego por no tener estos una calificación crediticia (rating) de grado de inversión. Aun así, la rentabilidad ofrecida por el bono griego no ha dejado de caer. El motivo es sencillo. Cuando el resto de bonos soberanos europeos adquiridos por el BCE dejan de ofrecer una mínima rentabilidad, o incluso esta es negativa, los inversores institucionales se ven obligados a buscar activos que aporten algo de rentabilidad a sus carteras. Para ello, cada vez acuden a bonos con mayor riesgo. Al ser una problemática generalizada, los precios de los bonos no paran de subir, y las rentabilidades ofrecidas no dejan de bajar.
Quien compra un bono soberano griego a diez años por debajo del 1% de rentabilidad no está pensando en el riesgo implícito de dicho bono, sino que se suma a la multitud de inversores en busca desesperada de activos de renta fija que ofrezcan algo de rentabilidad. Si en algún momento el bono griego recupera la calificación de grado de inversión y entra dentro de los programas de compra del BCE, su rentabilidad caería todavía más.
Uno de los principales efectos perniciosos de la perpetuación de la política monetaria ultralaxa, con tipos negativos y compra de activos por parte de los bancos centrales, es la aniquilación de cualquier mínima prima de riesgo razonable en las valoraciones de los activos, principalmente en la renta fija.
A un emisor de bonos se le debe exigir, dentro del tipo de interés ofrecido, una prima de riesgo por un posible impago. Con los tipos de las Letras del Tesoro griegas en negativo, y el tipo de los bonos a diez años por debajo del 1% es evidente que la prima de riesgo exigida es prácticamente inexistente.
Los numerosos damnificados de la cancelación del Mobile World Congress difícilmente podían prever que un riesgo tan remoto como un hipotético peligro sanitario en otro rincón del mundo les ocasionaría cuantiosas pérdidas. En el caso de los inversores que adquieren bonos griegos por debajo del 1% es evidente que prefieren no pensar en los riesgos asumidos, sino en la inversión en uno de los pocos activos de renta fija que ofrece algo de rentabilidad.
El BCE está empujando a los inversores institucionales (y no institucionales) a asumir cada vez más y más riesgos, sin que los retornos esperados en los distintos activos de renta fija proporcionen una mínima prima por el riesgo asumido. Como demuestra la cancelación del Mobile World Congress, los riesgos existen, y en ocasiones se materializan.
Abrazos:
PD1: Han sido tres días intensos de retiro espiritual. He rezado mucho, por mi familia, por mis amigos, por todos vosotros. Os he tenido muy presentes ya que muchos sois parte de mi vida, se muchas cosas de vosotros y me preocupa vuestra salud, familia…
He sacado dos metas que te cuento: la primera es que me tengo que empollar las “bienaventuranzas”. Tengo que entenderlas y llevarlas a la práctica. Ya te iré contando lo que aprenda. Hay tantos matices que nos quedamos con lo simple. Y son tan importantes, es la segunda derivada después del decálogo…
Y la segunda es que tengo que conseguir más presencia de Dios durante el día. Tengo que conseguir ver a Dios más veces, necesito ser más humilde y saber que todo está en su mano…