02 diciembre 2016

¿miedos al proteccionismo de Trump?

El freno a la globalización no es de ahora, llevamos unos cuantos años que la importancia del comercio global es menor:
Quizás no sea para tanto… Desde Bruegel dicen:

Trump could give new impetus to EU-China relations

It is too early to say what the Trump administration’s trade policy will look like – but a total cut-off from Asian partners is unlikely. It would harm the US economy, and offer China even more scope to cement its position in Asia. Nevertheless, with TPP and TTIP both looking unlikely, the EU should move fast to build relationships with China and ASEAN countries.
Donald Trump’s presidency threatens isolationism and could cause the United States to turn away from Asia. Trump’s statements so far, from his dislike of the Trans-Pacific Partnership (TPP) to his threat to impose massive import tariffs on Chinese goods, seem to indicate that he wants to undo Obama’s pivot towards Asia and the current “cordial” US relationship with China. However, this is easier said than done. A US disengagement from trade with Asia would help, rather than harm, China, while a more aggressive approach to the bilateral relationship with China would risk undermining US interests.
The irony of Trump’s plan to dismantle TPP is that it is based on the belief that China would enter TPP through the back door at a later date and hurt US interests. However, China is probably relieved at the likely demise of TPP, a trade agreement that would hamper China’s trade relationships with its most natural trading partners in Asia. Not only that, China would be able to strike back with its own regional trade arrangements with Asian partners. China has already moved in this direction by launching the Regional Comprehensive Economic Partnership (RCEP) initiative with all key Asia-Pacific trading partners: Japan, Korea, Australia, New Zealand, India and the Association of Southeastern Asian Nations (ASEAN). These countries account for as much as one quarter of US exports. If the US reneges on TPP but the RCEP proceeds nevertheless, then US exporters will be put at a serious disadvantage. In addition, the US would miss the opportunity to promote its rules and values in Asia, such as strict labour, environmental and intellectual property protection standards. Such an institutional deficit will leave US firms less protected in Asian markets than they would be with a successful implementation of TPP.
Meanwhile, a unilateral increase in US tariffs on Chinese goods would disrupt the global production chain. Although China seems to be more vulnerable than the US because China imports less from the US than the US from China, both countries are now heavily integrated into the supply chain and any shock from either side would be reciprocally painful. With the potential further integration of Asia’s economies under RCEP, one of Trump’s key messages during his campaign – the repatriation to the US of manufacturing jobs –is not likely to happen because jobs might actually stay in a more regionally integrated and increasingly consumption-driven Asia. Even worse for the US would be if China were to actively retaliate. This could take many forms given the still relatively large stock of US FDI in China and the interests of US companies that aim to tap into China’s huge consumer market.
More generally, given Asia’s size in terms of both GDP and population, it is hard to believe that the US would just step back and watch China take its place in Asia. This is no longer as unlikely as Trump might have thought when making such statements. The production and trade structures of China and the ASEAN bloc are increasingly complementary: China mainly imports oil, gas and other raw materials from the ASEAN countries, whereas they import electronics and textiles from China. There is also a growing production chain linking China and ASEAN countries in which US companies are not necessarily involved. The ASEAN bloc is now China’s third largest trading partner, surpassing the European Union. As such, Asia’s further integration through trade agreements is in the interests of all partners.
Figure 1: geographical distribution of China’s trade and investment
Sources: OECD Bilateral Trade Dataset (left figure); Ministry of Commerce, People’s Republic of China (right figure).

However, China would not be completely satisfied with the idea of dominating Asia at the cost of losing the US market. A more practical possibility would be for the US – even under Trump – to cooperate with China in regional leadership among East Asian countries. Still, if Trump does keep his promises (no TPP, and barriers against China and perhaps others), China could cement its position in Asia and look beyond Asia to make up for the loss – namely, to Europe.
So, the most likely scenario is that many elements of the status quo hold: the Trump administration does not conclude TTP or TTIP successfully, but also does not impose protectionist measures on China because of the rebound effect on the US. Nevertheless, even in such a scenario where the US does not advance on regional trade agreements, China would have a first-mover advantage to China. Indeed, China’s rapid reactions to US hesitation over TPP during the last years of Obama’s administration sends a clear signal that China is unlikely to compromise with the US under a trade-adverse Trump. To our mind, Europe could be the next stop for China. This would be all the more logical given the hefty investment that China has planned –and started to carry out – for a much better connectivity with Europe under the Belt and Road Initiative.
As for the EU, closer economic relations with China might be the only call left in the absence of TTIP. The issue is more urgent against the backdrop of the potential RCEP agreement, whose members would account for about 30 percent of the EU’s external trade. If the EU cannot proceed with a favourable trade agreement with the region, its firms would also face trade diversion and enjoy less market access compared with other countries in the region such as China. In fact, the EU launched a plan to negotiate with the ASEAN countries in 2007 but the talks have moved to specific bilateral negotiations and progressed very slowly. Until now, out of the 10 ASEAN members the EU has only concluded free trade agreements with Singapore and Vietnam. Neither agreement has yet come into force. At the current juncture, with Asia-Pacific countries moving towards trade and investment integration, it is the time for the EU to speed up and rethink its strategy. The aim should be to reach a regional agreement with Asia-Pacific countries in which China plays an important role.
In any event, for Europe to move away from its long – although increasingly fruitless – transatlantic alliance towards China, it is vital to build real trust. This is even more important than railway connections. However, trust is currently at a low level, after the recent antidumping calls by the European Commission and China’s lack of reform to sectors over capacity. However, an inward looking, erratic and/or aggressive Trump administration might be the catalyst for a rapid increase in trust between the EU and China. In any case, the chances are that EU-China trade relations will improve under Trump.
Abrazos,
PD1: Hay cosas que claman por sí solas. En el sector de fabricación de coches, el precio de la mano de obra importa. Y los países emergentes, con sus bajos costes, son capaces de producir coches mucho más baratos, para satisfacer su demanda:
Y los fabricantes de teléfonos móviles sucumben ante el alza imparable de los fabricantes chinos:
PD2: Los socios comerciales británicos y estadounidenses son clave para la Unión Europea:
Y sin embargo, quizás Trump se contente con ser la economía que mejor ha salido desde la crisis de deuda de 2008:
Gracias en parte a que allí se ha invertido y no tanto en Europa:
PD3: El otro día leía esto: “Los enemigos realmente no te odian, se odian a ellos mismos porque tú eres el reflejo de todo lo que ellos quisieran ser". Y me paré a pensar si me veía reflejado. No, creo que no tengo enemigos, casi seguro estoy. Sí, sé que muchos pensáis que soy bastante rarito por contarte tantas cosas de mi intimidad. Pero dudo que haya nadie que le gustaría hacer lo que yo hago, o ser como yo soy… Intuyo que tengo a varios que chismorrearán de mi, hay tanta afición a meterse unos con otros que seguro soy su víctima, aunque poco me importa… Creo que les sigo queriendo.
Y esto que escribo no es para que otros me copien haciendo lo propio, sino que empecé pensando en mis hijos y en poder enseñarles algo de inversiones y de la vida misma…, algo de mí, por si les vale.

01 diciembre 2016

subirá más el SP500

Wall Street tiene enfrente otro posible tirón hasta los 2400 del SP500. El que haya ganado Trump, y vaya a implementar políticas fiscales generará subidas a corto plazo de los mercados, hasta mitad de año 2017. Luego la segunda parte será otro cantar…, pero lo iremos viendo. Según Goldman Sachs:
Having warned for nearly all of 2016 that the market is getting ahead of itself on the back of median P/E multiples that are higher than 99% of all historical reading, Goldman chief strategist David Kostin stubbornly kept his year end S&P target at 2,100 on valuation concerns.
Today, however, with oil soaring and the S&P at all time highs, he finally threw in the towel as a result of the Trump victory, and in a report Kostin writes that the Trump “Hope” will dominate through 1Q 2017 as S&P 500 climbs by 9% to 2400.  However, at that point, "less-than-expected tax cuts and higher inflation and interest rates will limit both upward EPS revisions and any P/E multiple expansion. S&P 500 will end next year at 2300, reflecting a price gain of 5% and a total return of 7% including dividends."
Here is the summary from Goldman:
+ US equity investors have focused “more on hope than n fear” since Donald Trump’s election. Ironically, many commentators believe his campaign rhetoric focused “more on fear than hope.” In 2017, we expect the stock market will be animated by competing views of whether economic policies and actions of President Trump and a Republican Congress instill hope or fear.
+ “Hope” will dominate through 1Q 2017 as S&P 500 climbs by 9% to 2400. The inauguration occurs on January 20 and our Washington economist expects much legislation will be proposed during the first 100 days. The prospect of lower corporate taxes, repatriation of overseas cash, reduced regulations, and fiscal stimulus has already led investors to expect positive EPS revisions. Instead of our baseline adjusted EPS growth of 5% to $123, growth could accelerate to 11% and reach $130, which would support a P/E multiple above 18x. Top “Hope” investment recommendations: (1) Cyclicals vs. Defensives; (2) Stocks with high US versus foreign sales exposure; and (3) High tax rate companies.
+ “Fear” is likely to pervade during 2H and S&P 500 will end 2017 at 2300, roughly 5% above the current level. Our economists expect inflation will reach the Fed’s 2% target, labor costs will be accelerating at an even faster pace, and policy rates will be 100 bp higher than today. Rising inflation and bond yields typically lead to a falling P/E multiple. Congressional deficit hawks may constrain Mr. Trump’s tax reform plans and the EPS boost investors expect may not materialize. Potential tariffs and uncertainty around other policy positions may raise the equity risk premium and lead to lower stock valuations in 2H. The median stock trades at the 98th percentile of historical valuation based on an array of metrics. Top “Fear” investment recommendations: (1) Low vs. High labor cost companies; and (2) Strong vs. Weak Balance Sheet stocks.
+ Money flow represents a potential upside to our baseline forecast. Equity mutual fund and ETF inflows may benefit as investors lose money owning bonds. After years of active management underperformance and outflows, higher return dispersion will increase the alpha opportunity for investors skilled enough to capture it. Economic policy uncertainty and the later stages of the economic cycle are typically associated with higher stock return dispersion
And the details which, among other things, include a discussion of Alexis de Tocqueville:
1. Earnings. S&P 500 operating EPS will grow by 10% to $116 in 2017 and adjusted EPS will increase by 5% to $123. Investors are excited about a prospective cut in corporate taxes that could boost adjusted EPS to perhaps $130, representing growth of 11%. However, our economists are skeptical that all the anticipated tax cuts will take place given the federal budget deficit constraints. Some tax reform will take place and upside exists to our baseline EPS forecast but it will be less than many investors now expect.
2. Inflation and interest rates. In terms of inflation, core PCE will reach the Fed’s 2% objective by the end of next year. The Fed will hike interest rates next month and three additional times in 2017. Ten-year US Treasury yields will rise to 2.75%.
3. Valuation. S&P 500 currently trades at 19x our forward top-down operating EPS estimate, 18x our forward top-down adjusted EPS and 17x our upside adjusted EPS scenario. The market trades at 17x forward consensus bottom-up adjusted EPS. US equities are highly valued relative to history on most metrics and versus inflation and interest rates. We forecast static valuation during the next 12 months.
4. Path and target. We expect the S&P 500 index will rise to 2400 (+9%) by the end of 1Q as investors embrace the possibility that lower taxes will lead to positive EPS revisions. But less-than-expected tax cuts and higher inflation and interest rates will limit both upward EPS revisions and any P/E multiple expansion. S&P 500 will end next year at 2300, reflecting a price gain of 5% and a total return of 7% including dividends.
5. Buybacks and dividends. Buybacks will rise by 30% as companies repatriate cash held overseas. Dividends will rise by 6% in 2017, above the 4% growth rate currently implied by the dividend swap market.
6. “Hope” vs. “Fear” strategies: “Hope” will dominate during the first part of 2017 as Cyclicals beat Defensives. Firms with high domestic sales will outperform along with companies with high tax rates. “Fear” will dominate later in the year when investors focus on rising inflation and interest rates. Low labor cost and strong balance sheet firms will outperform.
And the charts:
Y sin embargo, los EEUU no están como estuvieron en los 80. Mira que cacho diferencias:
Y la expansión última ha sido más parca:
Aunque los números de desempleo son falsos, como en España, ya que se desapuntaron muchos nuevos al mercado laboral al quitarse las expectativas de colocarse…
Veremos si son capaces de que su industria y la enorme sobrecapacidad no les afecte…
Ya que con la globalización, la industria está en Asia, ésta es nuestra apuesta:
Y solo con estímulos fiscales seremos capaces de seguir creciendo al mismo ritmo:
Aunque la subida no debe ser rectilínea, debe respirar ya que desde las elecciones no lo ha hecho. Si quieres entrar no te precipites ya que habrá que aprovechar algún recorte. Recuerda el acumulado de muchos años que es muy elevado. Abrazos,
PD1: Ayer la OPEP corto su producción y el precio del petróleo voló por encima de los 50 dólares… Malo para la inflación, pero muy bueno para el primer productor de petróleo que es EEUU, que produce más que Arabia Saudí con el fracking… Malo para España que importamos todo.

Why OPEC is trying to cut back on oil production — after doing nothing for two years

For the past two years, as oil prices have been plummeting worldwide, OPEC has mostly stood by and watched, unable to reach a decision on how to react.
The cartel's most important member, Saudi Arabia, famously refused to cut output in 2014when prices first began sliding, because officials were hoping the resulting price crash would drive large swaths of the US fracking industry — with its higher production costs — out of business. The fracking boom in North Dakota and Texas, after all, was a big reason the oil market was oversupplied.
“At the time, that decision to let oil prices drop made sense,” explains Jason Bordoff, founding director of Columbia University’s Center on Global Energy Policy. At the time, Saudi Arabia didn’t want to cut back on production and lose market share only to see other producers reap the benefits — a “historic error” the country made when prices fell in the early 1980s.
But the world has changed a lot over the past two years. US production has fallen from 9.6 million barrels per day down to 8.6 million barrels per day amid the price crash. Nearly $1 trillion in oil investment worldwide has dried up. Iran returned to the oil market after EU and US sanctions were lifted as part of the nuclear deal. Meanwhile, Saudi Arabia has been hurt badly by the price crash. The country has already burned through $160 billion worth of foreign exchange reserves and has been forced to cut social services and salaries to compensate for lower oil revenues, threatening stability in the kingdom.
So the Saudis finally decided to shift their stance. Back in September, OPEC’s 14 members agreed to set a short-term ceiling on their overall output between 32.5 million and 33 million barrels per day. The hope was that by cutting output, OPEC countries could boost prices and ease the pain on their budgets without immediately triggering a massive surge in new oil investment that would lead to another glut and crash.
PD2: Es la segunda derivada, contemplar…
Hay una gran diferencia entre observar y contemplar. Con frecuencia observo la vida. Lo que sucede delante de mí. Lo analizo, lo disecciono, y decido lo que está bien y lo que no corresponde. Me indigno con lo que no comparto. Quiero cambiarlo. Me emociono con lo que toca mi alma. Quiero alterar la disposición de las cosas. Eliminar algunas, introducir otras nuevas. Tengo una tendencia natural a observar lo que sucede y después actuar. Miro, pero no contemplo.
Me cuesta más estar sencillamente contemplando lo que tengo en frente, admirándome de su belleza, sin hacer nada.
El otro día leía: “Si uno observa quiere saber y obtener información. Uno quiere conseguir algo, por ejemplo conocimiento. En cambio el mero contemplar no pretende conseguir nada. La actitud contemplativa nos conduce a una increíble calma. Todo lo que está presente puede estar presente. No necesitamos cambiar nada. Lo dejamos todo como está. Contemplando se llega al amor por lo contemplado. La contemplación es desinteresada y libre de intereses propios. Así, nunca desearíamos que Dios nos observara, pero somos felices cuando nos contempla bondadosamente. En la vida eterna tampoco observaremos a Dios, sino que lo contemplaremos y por eso lo amaremos”.
Me gustaría aprender a vivir así. Y sacar paz de todo lo que veo. Detenido ante la vida llenarme de la presencia de Dios. Sé que todo me habla de su amor, de su preocupación por mí. Quiero que Dios me contemple.
Quiero contemplar a Dios y saber lo que me está diciendo en medio de mis días. No sólo donde creo que Dios sí me tiene que decir algo.

30 noviembre 2016

otros países han arreglado el sistema de pensiones...

Son todo mentiras… La forma con que se quiere arreglar este desaguisado es un horror. ¿Nuevos impuestos, subida de cotizaciones…? Si el motivo para el que haya este despiporre no es sólo que se haya incrementado el paro, es que los gastos no se han parado desde la crisis… Si es que la gente NO se jubila a los 65 años, nadie… Seguimos tratando de matar pájaros usando cañones. ¿Nadie aporta algo de sensatez? No parece, son políticos…
Sólo desde el inicio de la crisis: Los gastos no han hecho más que crecer desbocados, cada vez se jubilan más… Y es mentira que los ingresos no hayan crecido solo por la destrucción de empleo, es porque el empleo creado es malo, temporal, subsidiado y se sigue prejubilando quien quiere… La gente prefiere prejubilarse antes que seguir trabajando, aunque se gane menos. Se paga tanto a los pensionistas que todos se apuntan a una buena prejubilación. Hace unos años se fijó que se jubilaría uno a los 67 años, dentro de unos cuantos años, pero es papel mojado, ya que no se cumple que la gente se jubile a los 65 años, casi nadie lo hace!!!
Y no es sólo el que no haya dinero para nada, que no lo hay, ni que los gastos de pensiones estén disparados (ahora tenemos un IPC del 0,7% y ya andan los progres queriendo subir las pensiones este porcentaje frente al 0,25% fijado), nadie pide que se queden planas, que no suban hasta que se vea la luz… No, como siempre se pasa la pelota hacia delante, que dentro de 20 años estarán otros políticos en el gobierno y vete tú a echar en cara a los que no lo supieron arreglar 20 años antes…, igual ya se han jubilado y todo!!!
Con estas previsiones, ¿qué es lo que vamos a poder cobrar los que nos jubilemos del baby boom? Pues lo que dicen, un 40% menos que ahora… Bonito!!!
España es el país con más esperanza de vida y que más paga a sus pensionistas. Se nos va demasiado del presupuesto en esta partida, pero no consiguen meterle mano, salvo creando nuevos impuestos que dudo que sirvan para nada… Se puede arreglar, pero hace falta meterle mano ya que se tarda muchos años en que medidas de fomento de la natalidad, de mejora del empleo, de crearlo y que sea bueno para que genere buenas cotizaciones…, como no empiecen de una puta vez, no veremos sus efectos pronto…
El sistema público de pensiones en España necesita ser repensado. El actual sistema, llamado de reparto, se basa en la financiación de las prestaciones de los pensionistas con las cotizaciones de los empleados en activo. Es decir, los que trabajan pagan a los jubilados. Es lo que se conoce como solidaridad intergeneracional.
¿Y cuál es el problema? Que dicho sistema se pensó para un momento socioeconómico determinado y ahora todo apunta a que debe ser actualizado. ¿Por qué? Porque la sociedad española, así como la de todos los países occidentales, está más envejecida y porque previsiblemente habrá menos personas en edad de trabajar para financiar a un número cada vez mayor de jubilados.
¿Siempre ha sido así? No. Hasta la fecha el sistema de reparto había funcionado correctamente, creando incluso excedentes que fueron a parar al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, también llamado “la hucha de las pensiones”. Sin embargo, el progresivo aumento de la esperanza de vida y la baja natalidad, así como una tasa de desempleo en 2016 del 20%, hacen prever que el actual sistema no sea sostenible en los próximos años, ya que habrá más pensionistas y menos trabajadores.
Llegados a este punto conviene preguntarse qué han hecho otros países para paliar las deficiencias del sistema de pensiones. En un informe de la consultora PwC se analiza cómo están transformando sus políticas en el ámbito de las pensiones países como Francia, Reino Unido, Alemania, Suecia e Italia.
Existen tres escenarios:
1-Pasar de un sistema de reparto a uno de capitalización. Es decir, cada trabajador acumula un capital en su cuenta particular realizando aportaciones prefijadas con el Estado. La mayor implantación de este sistema se encuentra en los países del Este de Europa.
2-Reformar el actual sistema de reparto. La idea es ajustar las prestaciones a cobrar a la capacidad financiera del país. Suecia, Italia y Polonia son tres ejemplos de este punto.
3-Reformas paramétricas. Dicho en otros términos, se trata de modificar los parámetros que determinan la cuantía de la prestación o de la edad de jubilación para ajustarse a la realidad actual. Países como Francia, Alemania y Portugal han optado por este cambio.
La mayoría de los países europeos acometen o siguen acometiendo transformaciones en su sistema de pensiones para paliar sus deficiencias. Vamos a ver cómo lo han hecho algunos países:
Francia (reforma paramétrica):
2010. La revalorización de las pensiones se realiza anualmente de acuerdo a la evolución de la inflación y no con el salario medio, como se hacía hasta la reforma de 2010.
2011. El período mínimo de cotización para tener derecho al 100% de la prestación pasa de los 35 a los 41 años.
2012. Período de cotización para el cómputo de la prestación: los 25 mejores años de cotización.
2013. La edad de jubilación pasa de los 65 a los 67 años.
2014. Edad mínima de jubilación: 62 años.
2015. Se añaden coeficientes correctores por jubilación anticipada o demorada.
Reino Unido (reforma paramétrica):
1-Las pensiones se revalorizan anualmente de acuerdo a la evolución de los salarios medios.
2-Se reduce de 39 años para las mujeres y 44 para los hombres hasta 30 años para ambos el período mínimo de cotización para tener derecho al 100% de la prestación.
3-Edad de jubilación. Aumentará progresivamente de los 65 a los 68 años en el período 2024-2046.
4-Introducción de un nuevo sistema de pensiones privadas. Incorporación automática de los empleados a un sistema de cuentas personales mediante la adhesión a planes promovidos por las empresas.
Alemania (reforma paramétrica):
1-Las pensiones se revalorizan anualmente de acuerdo con el crecimiento medio de los salarios netos.
2-Aumenta el porcentaje de cotización para poder acceder al 100% de la prestación.
3-Se introduce un factor de sostenibilidad. Cuando el número de contribuyentes desciende o el número de pensionistas aumenta, las pensiones se ajustan a la baja.
4-La edad de jubilación pasa de los 65 a los 67 años.
5-Introducción de un sistema privado voluntario en régimen de capitalización.
Suecia (reforma estructural):
1-Modelo de cuentas nocionales, es decir, que buscan un equilibrio entre las cotizaciones pagadas y las prestaciones recibidas. Según se explica en el informe de PwC, el modelo sueco es “un sistema en el que las prestaciones se ajustan a lo largo del tiempo en función de la capacidad financiera del Estado y, por tanto, no ponen en riesgo la existencia de un déficit”.
2-“El sistema de pensiones sueco permite un alto grado de flexibilidad, tanto para la elección de la edad de jubilación como para la posibilidad de combinar fuentes de renta para una pensión total o parcial”, indica el informe.
Italia (reforma estructural):
1-Las pensiones se revalorizan cada año de acuerdo a la evolución de la inflación.
2-Uno se puede jubilar a partir de los 57 años si el capital acumulado puede pagar una prestación mínima determinada.
3-En Italia uno se puede jubilar cuando quiera, siempre que haya cotizado al menos 40 años. La alternativa es la jubilación a partir de los 61 años y 35 de cotización. Con 20 años de cotización es posible la jubilación a los 65 años.
4-Se instaura un sistema obligatorio privado. Son contribuciones adicionales obligatorias que giran alrededor del 7% del salario bruto.
Según la consultora PwC, España debería enfocar sus esfuerzos en realizar reformas como las aplicadas en Suecia e Italia. “Con la adopción de un modelo de cuentas nocionales como el sueco se conseguiría, manteniendo el principio de solidaridad, adecuar el nivel de prestaciones a las capacidades económicas del país”, explican. Además, añaden que “es fundamental complementar las pensiones públicas con aportaciones obligatorias a sistemas de pensiones privados”.
Abrazos,
PD1: ¿Y los funcionarios qué?
Hasta ahora muchos funcionarios han cotizado en el régimen de clases pasivas, un régimen con importantes particularidades. Pero desde 2011 está en extinción, por lo que las condiciones se equiparan a las del resto de trabajadores.
El régimen de clases pasivas y sus particularidades
¿Qué es? Se trata de un régimen especial de la Seguridad Social en el que están encuadrados buena parte de los funcionarios y otros cargos públicos que no cuentan con ese estatus. En él acceden a protección frente a los supuestos de retiro, incapacidad, muerte y supervivencia a través de pensiones.
¿A quién afecta? Según recoge el Real Decreto Legislativo 670/1987, en este grupo se encuentran los funcionarios de carrera civiles del Estado, incluyendo los de la Administración de Justicia y los de las Cortes Generales. Además, los funcionarios calificados como clases pasivas que trabajasen para un servicio transferido a las Comunidades Autónomas han podido continuar en dicho régimen. Por último, también están incluidos los expresidentes, exvicepresidentes y exministros del Gobierno.
¿Qué implican los cambios? El régimen de Clases Pasivas de la Seguridad Social está en extinción. Su desaparición es progresiva. Según el Real Decreto-ley 13/2010, desde el 1 de enero de 2011 ningún nuevo funcionario puede formar parte del régimen de Clases Pasivas. Todo servidor público pasa desde esa fecha al régimen general a efectos de jubilación. Eso significa que para los nuevos funcionarios la edad de jubilación cambia, porque el extinto régimen contemplaba otras diferentes.
El régimen general también es para los funcionarios
¿Qué es? Es el régimen por el que cotizan la mayoría de los asalariados en España. En él se han ido integrando otros sistemas especiales como el agrario, el de empleados del hogar, artistas, profesionales taurinos o representantes de comercio. Desde el 1 de enero de 2011 se integran los nuevos funcionarios que antes cotizaban por el régimen de clases pasivas.
¿A quién afecta? Entran en él aquellos trabajadores que no sean susceptibles de entrar en otros regímenes especiales actualmente existentes (autónomos, carbón, mar o clases pasivas).
¿Qué funcionarios cotizan en el régimen general? Antes de que se iniciase el proceso de extinción del régimen de clases pasivas, los funcionarios que debían cotizar por el régimen general eran los que trabajaban para administraciones locales, organismos autónomos y comunidades autónomas. Ahora a ese grupo hay que añadirle el resto de nuevos funcionarios del Estado desde el 1 de enero de 2011.
¿Cuáles son las principales diferencias entre el régimen general y el de clases pasivas?
La principal diferencia está en la edad de jubilación. Los funcionarios que, si no se hubiese producido el cambio normativo, fuesen susceptibles de estar en el régimen de clases pasivas verán cómo sus compañeros se irán retirando de una forma diferente a la que ellos tendrán derecho.
Según el régimen de clases pasivas, todo funcionario incluido se debe jubilar obligatoriamente a los 65 años. Esto afectará a quienes entrasen en la carrera antes del 1 de enero de 2011.
Pero, como en casi todo, hay excepciones. Los magistrados, jueces, fiscales y secretarios judiciales pueden alargar su actividad hasta los 70 años. Los profesores universitarios pueden ir algo más allá, debido a que se les permite jubilarse cuando termine el curso académico una vez cumplidos los 70. Otra excepción está en los registradores de la Propiedad, los cuales, siempre que hayan ingresado antes del 1 de enero de 2015, pueden también jubilarse a los 70 años como máximo.
Este colectivo también tiene condiciones diferentes para acceder a la jubilación adelantada:
Edad mínima: 60 años.
Años de cotización exigidos: 30 años de servicios al Estado.
Excepciones: El personal de las Cortes Generales se puede retirar voluntariamente a los 60 años, pero se le exigen 35 años de cotización en lugar de 30. Además, los profesionales que tienen la edad de jubilación forzosa fijada en los 70, pueden retirarse a los 65 con 15 años de servicios al Estado.
A tener en cuenta: Es posible añadir años de cotización en otros regímenes para completar el mínimo exigido. En ese caso, si la jubilación se realizadespués del 1 de enero de 2011, se exige que los últimos 5 años se hayan prestado servicios al Estado dentro del régimen de Clases Pasivas.
En el Régimen General las cosas cambian. Desde el 1 de enero de 2011, los funcionarios del Estado antes encuadrados en clases pasivas verán equiparadas las condiciones a las del resto de trabajadores. Eso afecta a la edad de jubilación, que va subiendo progresivamente de los 65 a los 67 años desde el 1 de enero de 2013. Además, también aumentan los periodos de cotización exigidos para poderse retirar o bien a los 67, con la paga completa, o a los 65 años.
Pero hay otras diferencias. El de clases pasivas era un régimen que entraba dentro del conocido como Modelo MUFACE (Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado). Se trata de un sistema en el que el Estado provee de servicios sanitarios a los afiliados a partir de proveedores privados. Quienes están en clases pasivas pueden elegir médicos y compañías de la lista de conciertos que tiene el Estado con las empresas. Ellos o sus familiares se pueden decantar también por la sanidad pública, aunque la mayoría lo hace por la privada. MUFACE, además, cubre prestaciones por hijo o menor acogido a cargo con discapacidad, ayudas por nacimiento de hijo o en caso de parto múltiple, subsidios por jubilación o fallecimiento, ayudas asistenciales especiales…
En la actualidad, MUFACE protege alrededor de un millón y medio de personas. En el sistema están incluidos los funcionarios del régimen de clases pasivas, y se extingue igualmente de forma gradual desde el 1 de enero de 2011; es decir, los nuevos funcionarios no entran en él tras esa fecha.
A tener en cuenta
Las condiciones para jubilarse se van endureciendo también para los funcionarios. De los datos expuestos se observa que los periodos de cotización dan un salto importante para aquellos que, sin la última reforma, hubiesen cotizado en el régimen de clases pasivas. Por ejemplo, un profesor universitario necesitaba acreditar 15 años de servicios al Estado para jubilarse a los 65 años. Al pasar desde 2011 al régimen general, la exigencia es como mínimo de 35 años y 3 meses (en el año 2013) hasta los 38 años y medio (en el año 2027). Todo ello significa que la pensión se puede ver mermada, al tener que cumplir unos requisitos más exigentes.
Por eso, para aquellos que contaban en un principio con mayor protección es recomendable hacer números. Con el simulador de jubilación se puede calcular con mucha precisión cuál será la paga al final de la vida laboral. Ello ayudará a diseñar una estrategia de ahorro que se puede materializar de distintas maneras: con un plan individual de ahorro sistemático (PIAS) o con un seguro de ahorro individual a largo plazo (SIALP). Hay que tener en cuenta que este tipo de ahorro tiene su reconocimiento en forma de beneficios fiscales.
En definitiva, complementar una pensión pública con sistemas de ahorro es muy saludable y ayuda a dar tranquilidad a todo trabajador, sea o no funcionario.
PD2: Y sobre todas las cosas, solucionar las pensiones es un problema demográfico, al que no saben meterle mano:

La desaparición de Europa

El año pasado nacieron más niños en Nigeria que en toda Europa. En 1900, uno de cada cuatro seres humanos era europeo. En 2050, lo serán apenas uno de cada catorce
El año pasado nacieron más niños en Nigeria que en toda Europa, a pesar de que la población nigeriana es un 65% inferior a la europea.
Aunque a mí este hecho me pareció una noticia impactante, apenas tuvo repercusión en los medios. Hace dos años aprendí que en Japón se habían vendido más pañales para ancianos que para niños, noticia que también pasó desapercibida. A nivel de los países desarrollados (OCDE), 2015 marcó un año histórico: por primera vez en la historia reciente el volumen de trabajadores en activo se había reducido frente al año anterior.
Otra noticia para pensar: también por primera vez desde que hay registros de eurostat las defunciones superan a los nacimientos. La Unión Europea observó en 2015 cómo los nacimientos llegaban a 5,1 millones de bebés (40.000 menos que el año anterior), en tanto que las defunciones alcanzaban los 5,2 millones. Nacen 10 niños por cada 1.000 residentes, con las mayores tasas de nacimientos generadas en Irlanda, Francia, Reino Unido y Suecia. Las menores en Italia, Portugal y Grecia. Las regiones más infecundas de Europa son españolas: Asturias, Galicia y Canarias. A su vez, mueren 10,3 personas por cada 1.000 residentes, con las mayores tasas de muerte generadas en Bulgaria, Letonia, Lituania, Hungría y Rumanía, y las menores en Irlanda, Chipre y Luxemburgo.
Las mayores tasas de nacimientos están en Irlanda, Francia, UK y Suecia. Las menores en Italia, Portugal y Grecia. Las regiones más infecundas son españolas
Muchas veces en economía planteamos las diferencias entre flujos y stock. Así, el stock de la deuda internacional de España es muy alto, pero el flujo es negativo (poco a poco España repaga sus deudas). En demografía lo alarmante no es el progresivo aumento de la edad media del continente (stock) sino que el flujo (nacimientos vs. defunciones) es cada vez más preocupante.
Este fenómeno se vivió con especial intensidad en Japón, país que decidió no reemplazar el crecimiento vegetativo negativo mediante inmigración, ya que en la concepción nipona de la vida la armonía social (en su entendimiento) pesa más que el crecimiento económico. De esta forma, Japón pierde un millón de trabajadores al año, lo que explica su mediocre nivel de crecimiento económico (en términos per capita los datos son muy positivos). EEUU y Europa mantuvieron una visión más abierta hacia la inmigración. Así, en el caso de Europa a pesar de perder 100.000 habitantes por el crecimiento vegetativo, la población aumentó desde 508 a 510 millones de habitantes durante 2015, explicable por el saldo migratorio. Con todo, la crisis económica y la irrupción de nuevos movimientos políticosparece que cuestionan de una forma cada vez mayor esta actitud abierta hacia la inmigración, lo que vuelve a plantear en su mayor crudeza el titular con el que se abre este artículo.
España no queda a la zaga de tan tenebroso futuro. Así, durante 2015, y según el INE, los nacimientos disminuyeron un 2%, aumentando las defunciones un 6,7%, o sea que la dirección es más que preocupante. Nacieron 9 niños por cada 1.000 habitantes, frente a 19 niños en 1976, posiblemente un fenómeno ligado a que cada vez hay menos mujeres en edad fértil, y a que la edad media de la primera maternidad ha subido hasta los 32 años. De los 419.000 nacimientos, casi 75.000 fueron de madre extranjera (un 18% del total), lo que muestra el peso cada vez más creciente de la inmigración en la natalidad (las madres españolas tienen 1,28 hijos por mujer, en tanto que las extranjeras residentes en España presentan una media de 1,65, en parte porque las españolas tuvieron su primer hijo tres años más tarde de media que las extranjeras). Por su parte las muertes alcanzaron a más de 422.000 personas, o 9,1 por cada 1.000 habitantes, frente a las 8,3 muertes que se producían en 1975 (producto de la edad media más avanzada).
Esta situación demográfica a medio plazo puede generar una crisis social y económica mucho más intensa de la que contemplamos en la actualidad
Si las consecuencias sociales de semejantes datos son escalofriantes (¿pueden las civilizaciones cometer suicidios demográficos?), las económicas son también aterradoras. Se han observado enormes crisis demográficas a lo largo de la Historia (la Roma anterior a las invasiones bárbaras es un buen ejemplo), pero no en sociedades con un gasto social elevado, en especial en pensiones y en sanidad. Europa desarrolló una protección social cuando contaba con elevados crecimientos económicos asociados a la productividad. Hoy apenas crecemos, y la productividad es menguante. El envejecimiento conlleva un peso creciente de gasto público, peso que ha de salir de un menor gasto en educación y de un mayor nivel de deuda pública, hasta que el peso sea insostenible. Esto a medio plazo puede generar una crisis social y económica mucho más intensa de la que contemplamos en la actualidad.
Y si comenzaba con una desapercibida e inquietante noticia sobre nuestro continente, acabo con otra análoga sobre nuestra nación: en 2015 y por primera vez desde que hay estadísticas, ha habido más muertes que nacimientos en España. Y volviendo al viejo (nunca mejor dicho) continente: en 1900, uno de cada cuatro seres humanos era europeo. En 2050, lo serán apenas uno de cada catorce.
Otra alarmante tendencia también desapercibida, y así seguiremos desapercibidos… hasta que desaparezca el más apasionante de los continentes
PD3: Me encantaría morirme exprimido como un limón, que no quedara nada, que me hubiera entregado y dado por entero a los de mi alrededor.
Por cierto, hoy comienza la novena a la Inmaculada, patrona de España… A la Señora, grandes rezos para preparar su gran fiesta.