05 marzo 2019

cierro el blog


Seguiré publicando, pero solo por email y solo las TENDENCIAS. Las ESTRATEGIAS las hablamos cara a cara, no se han publicado nunca en abierto. Los resultados de las carteras recomendadas en los últimos años:
CARTERA AGRESIVA
Seguimos muy satisfechos con los rendimientos obtenidos en la cartera agresiva, obteniendo un rendimiento real anualizado del 9,9%:
CARTERA CONSERVADORA:
Hemos doblado la inversión, mientras que el IBEX en estos 11 años ha tenido rentabilidad del 0,6%...

sector exterior España

Y eso que sabemos que tenemos muchos turistas prestados, que antes iban a Egipto, Túnez y Turquía, que dejaron de ir por miedo, y que van a volver sí o sí…, ya que es mucho más barato que España…
Y la PII (Posición de Inversión Internacional) española, lo que debemos fuera, sigue dando mucho miedo. Somos el segundo país del mundo que más debe al exterior…

La economía española se sostiene… a costa del sector exterior

La economía española está manteniendo niveles de crecimiento notables, pero el sector exterior está deteriorándose rápidamente

La economía española está aguantando mucho mejor que el resto de las economías europeas el crecimiento económico, pero esto, lejos de ser una buena noticia –salvo probablemente para Pedro Sánchez y sus aspiraciones electorales–, se trata de algo de lo más preocupante.
Como vemos en la evolución de la balanza por cuenta corriente, esta ha pasado de ser positiva durante todo o casi todo el año a serlo cada vez menos y durante menos meses. Esto sucede porque la actividad económica española sigue creciendo pero la economía de nuestros clientes exteriores está estancada o casi en buena parte de ellos, especialmente los clientes europeos. Es decir, que es un crecimiento basado en el aumento de la demanda interna.
Evolución de la balanza por cuenta corriente. Fuente D. G. de Análisis Macroeconómico. S. G. de Coyuntura y Previsiones Económicas.
No obstante, la situación de la balanza por cuenta corriente no tendría por qué ser preocupante, puesto que aún es positiva. Esto significa que la economía española aún no se está endeudando (más) con el exterior. Pero desafortunadamente sí que lo es por la situación que arrastramos de la época del 'boom' inmobiliario, que se ve reflejada en el siguiente gráfico, en que vemos la posición neta de inversión internacional de la economía española, que es 'grosso modo' la deuda que mantenemos todos los españoles con el exterior. Aquí vemos cómo durante la locura de la expansión crediticia, en la que llegamos a tener déficits por cuenta corriente del 10% del PIB, llegamos a amasar una deuda de aproximadamente un billón de euros, que solo se ha reducido de forma testimonial. Tan delicada es la situación de elevadísimo endeudamiento exterior que nos hemos tenido que refinanciar parcialmente a través del BCE, lo que se traduce en que el Banco de España sea titular de más de 200.000 millones de esa deuda externa. Si no hubiera existido esa posibilidad no cabe duda de que nos hubiéramos visto sometidos a presiones indescriptibles para poder encontrar ese dinero en los mercados internacionales.
La pregunta evidente que surge ante esta situación es que por qué esto debería ser un problema, a lo que posiblemente nuestro presidente, economista de formación, haya respondido que por ninguna razón. Pero Pedro Sánchez, desgraciadamente, se equivoca.
El pacto por el cual se ha permitido a España refinanciar esta inmensa deuda exteriorla segunda mayor del mundo, con el Banco de España, incluye el compromiso tácito de no utilizar los mecanismos habituales de la economía española para estimular la demanda (expansión del gasto público y expansión crediticia). Y España ahora mismo lo está haciendo, con una fuerte creación de empleo público y aumentos muy importantes en la concesión de nuevo crédito. Esto, y no otra cosa, es lo que está sosteniendo el crecimiento. Pero como las causas de este crecimiento no son mejores salarios y mayores exportaciones fruto de incrementos en la productividad –la única forma sostenible en el tiempo de crecer– nos encontramos con que la economía española, salvo que la economía europea se reactive antes de final de año, se enfrenta de forma inevitable a que Europa reaccionará de forma violenta y sumamente desagradable ante la ruptura del acuerdo por parte de España.
Como publicó recientemente la Fundación BBVA (ESENCIALES Fundación BBVA – Ivie No. 33/2019), estos problemas a los que se enfrenta la economía española no son casualidad, sino fruto de la enorme negligencia de los gobiernos sucesivos que hemos venido padeciendo desde hace décadas. Si analizamos la evolución de la productividad total de los factores de la economía española vemos que, de los países analizados, es la peor con diferencia, casi igualada con Italia. EEUU ha tenido una trayectoria relativamente positiva (aunque la productividad está estancada desde hace más de una década) y Alemania, tras sufrir mucho con la crisis, otra vez está viviendo fuertes aumentos de la productividad desde 2009. Francia tuvo una buena época en el período estudiado, los diez primeros años, pero desde 2006 la productividad ha ido disminuyendo; síntoma inequívoco de la cada vez peor situación de Francia.
Me comenta muchas veces la gente joven lo difíciles que están las cosas para ellos. Y es verdad. Pero esto ocurre precisamente por esta razón, pues una economía sin inversión inteligente está abocada a la decadencia, y a que las personas vivamos cada vez peor. Y esa inversión, sin el apoyo decidido del sector público, nunca se dará, como estamos comprobando.
Los cantos de sirena de la izquierda parlamentaria sobre que el problema es que hay que repartir mejor no son más que un modo bastante estúpido de desviar la atención del problema fundamental. Es cierto que debemos aspirar a una sociedad más igualitaria, pues las encuestas de opinión son claras al respecto, pero si no creamos más riqueza solo lograremos repartir miseria. Y la derecha es aún peor, pues se desentiende tanto del problema de la desigualdad como del de la falta de inversión, fiándolo todo a un 'deus ex machina' –el libre mercado– que se supone que hará todo por nosotros sin que nos tengamos que preocupar por nada. Un desastre para nosotros que sufrimos por desgracia en nuestro día a día.
Abrazos,
PD1: Ayer me encantó lo que vi. Entré a cerrarle la persiana a una hija que tengo acabando la carrera con 21 añitos y vi que tenía un post-it pegado a la mesa con su intención por la siguiente hora de estudio. La compartía al cien por ciento. Se lo dije, que insistiera más horas de estudio con la misma intención. Es así de simple: escribes en un post-it por algo concreto que vas a hacer en la siguiente hora de estudio/trabajo, y tu esfuerzo en el trabajo o estudio sirve para algo más que aprobar o que te paguen… Es la generosidad de rezar por los unos y los otros, por cosas espirituales, por el bien para el otro… Tras hablar con ella un rato, salí del cuarto feliz.

04 marzo 2019

sigue la recuperación de las bolsas

Se siguen cerrando los riesgos abiertos. La guerra de aranceles parece que toca a su fin, y la subida sigue siendo muy consistente en China y EEUU. Europa, como no, a la zaga, pero subiendo… Queda recorrido:
U.S. Markets  
Not much has changed in a week.  Upside momentum remains firm and we have a number of stock market indices above their 40-week average. 
Although most of the U.S. stock market indices reviewed are overbought short term, it’s a “good overbought” where any weakness is short lived and met with more demand. 
We remain bullish on an intermediate to long-term view and would use any near-term weakness as an opportunity to add to favorite names. Below is a look at the S&P 500 “weekly” chart.


European Markets
The DAX has cleared above a resistance area and we would be adding to longs.  The CAC is up 15% from where we got our buy signal and it is now making its way above the 200-day average. 
We remain long both of these markets.  Both Spain’s IBEX and Italy’s FTSE MIB are well contained in downtrends are we remain cautious. Below is a look at the German DAX “weekly” chart.
Asian Markets
The Nikkei is close to its downward sloping 40-week average and we are concerned that it will fail as it did in November 2016.  We remain cautious for now.  The Hang Seng has a decisive move above its one-year downtrend and 40-week average. 
We are on alert for the potential of a low being carved out, similar to what occurred in 2016. Below is a look at the Nikkei 225 “weekly” chart.
Emerging Markets
The Kospi 100 and Singapore’s Straits Times Index are up into resistance area and we remain cautious. 
The Emerging Markets ETF (EEM) is gaining upside momentum.  There is a good chance that a low is forming similar to what we had in 2016. Below is a look at the EEM “weekly” chart.
Abrazos:
PD1: Estuve en Roma viendo a un hijo mío que trabaja ahí. Es una gozada ver como los hijos se desarrollan y hacen cosas importantes. Dejan de ser jóvenes ilusionados y se convierten en hombres con grandes ideales: un apoyo continuo de los padres que vamos envejeciendo. Es esa sensación de que los que nos siguen son mejores de lo que fuimos sus padres… Vuelvo muy contento.

28 febrero 2019

los trabajos están cambiando

Y mucho más que van a cambiar en este mundo de nuevas tecnologías y robots que nos viene…
El catedrático Antonio Pulido dice a este respecto:

Tu empleo: entre un mundo que cambia y otro que bosteza

Tengas un empleo fijo, seas autónomo, trabajes por libre a tiempo parcial, estés en paro o formándote para iniciar o reconducir tu vida laboral, debes prepararte para un cambio radical en el mundo del trabajo. Te pueden gustar más o menos los robots, la Inteligencia Artificial o los nuevos tipos de empresas de un mundo en profunda transformación…pero vas a convivir con ellos.
Vive atento y no te duermas o esperes que lleguen las consecuencias del “tsunami” tecnológico, como hacen algunos. Con una variante temporal y de tipo de desafíos, resultan descriptivos los versos de Machado:           Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza.
Sólo por el impacto de los robots industriales se estima que cada nuevo robot ha remplazado a 3-4 trabajadores, como promedio de seis grandes países europeos (Alemania, España, Finlandia, Francia, Italia y Suecia) durante el periodo 1995-2007 según un documento de trabajo recién publicado por el think-tank europeo Bruegel (http://http://bruegel.org/2018/06/robots-ict-and-eu-employment/?utm_content=buffer7af49&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer+(bruegel)
Incluso algunos estudios sugieren que del orden del 50% de los trabajos actuales serán automatizados, parcial o totalmente, durante los próximos años. Otros apuntan que el potencial de automatización afecta como una “amenaza aguda” a más del 70% de las 207 profesiones analizadas (Fray y Osborne, 2017).
Un reciente informe de Credit Suisse Research Institute,  AI&The Future Work,enero 2019, cuya pista debo a @JMiguelRoca (http://www.informeticplus.com/informe-ai-the-future-of-work-credit-suisse-research-institute) apunta que, entre 1992 y 2015, la pérdida de empleos ha sido especialmente dura para las ocupaciones con menor formación y bajos salarios (trabajadores del campo, operadores de planta, administrativos de entrada de datos, asistentes de ventas…) con caídas de hasta un 5% en España. Por el contrario, la incidencia es reducida en trabajos de servicios personales poco especializados e incluso hay creación neta de empleos por encima del 10% en el quintil más elevado de directivos y profesionales altamente cualificados.
Según su dictamen: “Big data y los avances en el proceso de cálculo han desencadenado una revolución tecnológica que puede tener gran impacto en el entorno laboral y en el mercado de trabajo. Máquinas y robots están mejorando rápidamente su capacidad a través de la IA e innovaciones de diseño y estructura. Asistentes digitales organizan programas, planifican viajes y proporcionan respuesta a muchas cuestiones de todo tipo de personas” (e incluyen una referencia especial a los coches autónomos).
Reconocen que hay tecnologías ·”reemplazadoras” del trabajo humano, pero argumentan que el efecto desplazamiento puede verse compensado por un efecto productividad: incremento de puestos de trabajo en sectores que se desarrollan como resultado del progreso tecnológico o por avances en tecnologías “posibilitantes”, que abren nuevos caminos y/o potencian la eficiencia de las instituciones.
Hace ya cuatro años dediqué un post a la importancia de los efectos transformadores  a los que se enfrentaba el mundo del trabajo y algunas de aquellas reflexiones creo que tienen plena vigencia (En busca del Arca Perdida…del trabajo, 17/2/2015). Entresaco algunas cuestiones que comentaba:
Hacía ya 20 años que un economista norteamericano, Jeremy Rifkin, Había publicado su libro ” El fin del trabajo” que llevaba como subtítulo , en la edición inglesa, ” El declive de la fuerza del trabajo global y el inicio de la era post- mercado”. Su conclusión era que las innovaciones tecnológicas y las fuerzas del mercado nos estaban llevando, ya hacía dos décadas, al borde de un mundo carente de trabajo para todos.
Parecía bastante admisible que las nuevas tecnologías terminarán dejando un saldo negativo entre el número de puestos que crean y destruyen. Después de todo, la innovación tecnológica ha permitido, a lo largo de la historia, vivir a la humanidad con menos cantidad de trabajo. El problema no es que se pueda cada día vivir trabajando menos; la real amenaza es cómo se realiza la distribución del trabajo y quienes son ganadores y perdedores, a escala mundial, sectorial y según las características formativas o personales de los empleos finalmente disponibles.
Había ya algunas tendencias que parecían claras en una visión de largo plazo. Los nuevos empleos se van a encontrar más fácilmente en servicios que en actividades manufactureras; un mayor nivel educativo aumenta la probabilidad de encontrar empleo; la movilidad y flexibilidad laboral ganan fuerza respecto al trabajo estable y permanente.
A título de ejemplo, un conocido pensador sobre temas de futuro, Thomas Frey, en su libro  “Communication with the future” avisaba que para el año 2030 pueden haber desaparecido en el mundo 2.000 millones de puestos de trabajo <formales>, aproximadamente el 50% de los puestos actuales.
El gran reto que se nos planteaba a todos como buscadores potenciales de empleo no era ya encontrar el arca perdida donde se encuentra nuestro puesto de trabajo. Era saber buscarlo dentro de la misma.
Hacía, entonces, unas semanas que la revista The Economist, publicaba un pequeño informe titulado “El Futuro del Trabajo”. Aunque respondía a una visión parcial de las fuerzas que estaban transformando el mundo del trabajo, realizaba un diagnóstico interesante del profundo cambio que venía produciéndose en las últimas décadas y que se aceleraba día en día: las nuevas posibilidades que abrían las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.
En su opinión, hasta más o menos 1980 era correcta la idea de que un buen trabajo  significaba estar empleado a tiempo completo por una empresa. Era la herencia de la Revolución Industrial, con grandes empresas manufactureras que concentraban bajo un mismo techo a amplias masas de trabajadores que disponían de un empleo formal, estable y a jornada completa.
Sin embargo, en las décadas finales del pasado siglo XX la globalización y la difusión del acceso a las TIC, facilitaban a las empresas exportar puestos de trabajo a otros países y ganar en flexibilidad a la hora de organizar sus relaciones laborales. Pero, lo que era incluso más importante, el nuevo mundo que se estaba gestando permitía establecer trabajos a demanda. Crecía el número de empresas que utilizaban    “freelance work” (al parecer uno de cada tres trabajadores ya tenían algún tipo de actividad por libre en EEUU) y aumentaba el trabajo por cuenta propia.
La realidad  (avisaba hace cuatro años ) era que si eres un joven en busca de primer empleo o has perdido tu empleo durante este amplio periodo de crisis económica, la probabilidad de encontrar un puesto de trabajo fijo y a tiempo completo en una gran empresa o en la Administración Pública era mínima. Si centras tu esfuerzo en presentar tu curriculum por vías más o menos tradicionales, en busca del trabajo perdido o aún no encontrado, tus posibilidades de éxito son muy reducidas. Es verdad que la oferta de empleo está basculando hacia el tiempo parcial, temporal o como actividad subcontratada a autónomos. Pero en el Arca Perdida del empleo es lo que hay. Podemos quejarnos de una mayor “precariedad” del empleo y demandar políticas más eficaces y vigilantes con abusos de poder, pero a escala individual debiéramos concentrar nuestros esfuerzos en los nichos de empleo.
Concluía hace cuatro años, aún saliendo de la pasada crisis económica:
En particular y referido a potenciales emprendedores, nos encontramos en un mundo global en que es cada día más factible diseñar tu propia actividad. Creo que una respuesta muy equivocada, pero aún muy general en el entorno universitario, es renunciar al esfuerzo (y sobrevalorar el riesgo) de diseñar tu propia empresa. Hay mucha competencia y muchos proyectos terminan abandonándose o fracasando, pero… ¿es mejor esperar el futuro con los brazos cruzados?
Abrazos,
PD1: Ante un mundo que se complace en el vicio y en el egoísmo como fuente de felicidad, el Señor nos muestra otro camino: la felicidad del Reino del Dios, que el mundo no puede entender, y que rechaza. El cristiano, en medio de las tentaciones que le ofrece la “vida fácil”, sabe que el camino es el del amor que Cristo nos ha mostrado en la cruz, el camino de la fidelidad al Padre, el camino del amor al prójimo. Sabemos que en medio de las dificultades no podemos desanimarnos. Si buscamos de verdad al Señor, alcanzaremos la ALEGRIA y la PAZ.

27 febrero 2019

comprar más tiempo

En esto estamos, en ganar más tiempo…
"Ya han pasado más de 3 años desde que el BCE,  en marzo de 2016, instaurase el tipo negativo -0.40 % para la facilidad de depósito y unos algo más de 11 años desde que, en enero de 2008, iniciase la política de tipos cero -ZIRP-. El impacto más evidente y exitoso de las políticas "whatever it takes" del BCE ha sido evitar un colapso financiero y económico en Europa, es decir, comprar estabilidad contra deuda. No así crecimiento, el BCE ha tratado de comprarlo también pero el resultado del experimento es decepcionante. Además, el principio activo de la liquidez a chorros del BCE ha genrado burbujas inmobiliarias en las principales ciudades europeas. Desde Madrid a Berlín, desde Francfort a París, desde Lisboa a Dublín. Desde entonces, la economía europea se ralentiza de manera significativa y las previsiones empeoran. Alemania ya es considerada como el enfermo de Europa..."
"Europa ha sido la región económica que más ha desacelerado su ritmo de crecimiento en los últimos meses a pesar del BCE inyectando sin parar, medicinas al enfermo.."
"El viernes pasado, Benoit Coeure, miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo, caldeó los ánimos en las Bolsas europeas, de la mano de una subida en vertical, súbita, de los bancos, al comentar que están analizando la aprobación de nuevas subastas de liquidez a largo plazo (TLTRO por sus siglas en inglés), una de las medidas más esperadas por la banca de los países periféricos..."
"Las TLTRO son una de las herramientas favoritas de Draghi, porque consiguieron reducir los costes de financiación para las empresas y los hogares y compensar el efecto de las tasas de interés negativas de los depósitos del BCE para los bancos. "Esto es así", me dice un analista, "porque Europa va peor de lo previsto en términos de crecimiento, lo que supone retrasar aún más en el tiempo la esperada subida de tipos de interés por los bancos. Una cosa, por la otra. Es comprar tiempo. Quizá no todo sea tan bueno como lo han pintado hoy las cotizaciones de los bancos, que han contagiado al resto del mercado. Ya saben, sin bancos no hay Bolsa española"
"El primer LTRO de 3 años fue una solución de corta duración para el estrés soberano de la zona euro, solo "lo que sea necesario" solucionó eso. Las LTRO y las TLRTO posteriores no impidieron el descenso en la inflación subyacente del IPCA y no ayudarán a cambiar la inflación ahora..."
Vía Robin Brooks @RobinBrooksIIF 
"Salvar a la banca es la misma consigna, 11 años después. La banca europea tiene frentes abiertos por todos sus flancos. La morosidad continúa elevada con algo más de 1 billón de euros en "non performing loans", la rentabilidad sobre activos y sobre inversión así como los márgenes netos son bajos o negativos, la exposición a deuda soberana demasiado alta y arriesgada dados los excesivos precios e incierto futuro sin QE, y la geopolítica..."
"Hay que sumar, además, riesgos concretos de entidades concretas, como un número indeterminado de bancos italianos y las consabidas dificultades del principal banco alemán: el Deutsche Bank, al que las autoridades alemanas le buscan matrimonio con el Commerzbank..."
"En la sociedad actual todo el mundo quiere comprar tiempo. Tiempo para disfrutar, para compartir, para estar con la familia. En la sociedad actual, una gran mayoría quiere que otros le solucionen la papeleta. Los rescoldos de la exuberancia irracional, de la barra libre para todos, siguen vivos. El BCE compra tiempo, una patada al balón hacia adelante y a esperar ¿no tiene otros recursos?..."
Abrazos,
PD1: Hay que hacer lo que el Señor nos dijo: amarnos unos a otros. Esto es lo que se supone tenemos como meta, aunque se nos olvida muchas veces. Darse, servir... El Santo Cura de Ars, Juan María Vianney dijo: «Cada vez que podemos renunciar a nuestra voluntad para hacer la de los otros, siempre que ésta no vaya contra la ley de Dios, conseguimos grandes méritos, que sólo Dios conoce».