18 diciembre 2017

¿Qué hacer?

Es la gran duda que se tiene siempre. Y el mejor consejo es seguir a la tendencia, no anticiparse a la misma…
Los inversores saben que en muchas ocasiones se les ha advertido de las altas valoraciones bursátiles que se han alcanzado. Algunos los han estado llamando una burbuja. Otros creen que nos acercamos a un crash. Y otros han estado diciendo a los inversores que esperan rendimientos bajos en el futuro cercano.
El problema es que la mayoría de los inversores no entienden realmente qué significan valoraciones superiores a la media para las acciones, y los datos son muy poco concluyentes.
Por mis cuentas, ha habido 15 mercados bajistas desde la Segunda Guerra Mundial para el S&P 500. Eso significa que ha habido un mercado bajista cada cinco años en los últimos más de 70 años. Las valoraciones fueron elevadas en muchos de los picos de mercado que precedieron a estas caídas, pero no en todas. Eche un vistazo a cada mercado bajista junto con la relación precio/ganancias (PER) a 12 meses, la relación precio/ganancias ajustada cíclicamente de Shiller (CAPE) y el rendimiento del Tesoro a 10 años:
Desde 1945, el promedio PER de 12 meses fue de 17,5x; la relación promedio CAPE fue de 18.6. Eso significa que seis de los 15 mercados bajistas provinieron de relaciones PER por debajo del promedio y siete de 15 alcanzaron su punto máximo por debajo de la media de las tasas CAPE. Y las tasas de interés tampoco ayudan mucho aquí. Las acciones pueden caer cuando las tasas son altas, bajas o en un punto intermedio.
La mayoría de las caídas en el mercado bursátil pueden haber ocurrido debido a valoraciones elevadas, pero no existe un nivel umbral que, una vez violado, brinde a los inversores una señal clara para salir. No hay catalizador que determine el disparador que hará que los inversores cambien sus preferencias de asignación o pánico.
Aunque no existe una relación clara entre un colapso del mercado y los niveles de valoración, existe un fuerte vínculo entre una valoración inicial y los rendimientos posteriores. La siguiente tabla muestra un rango de las proporciones iniciales de CAPE junto con las rentabilidades anuales promedio de tres, cinco y 10 años del S&P 500 desde 1945:
Puede ver un punto en común en los diversos puntos de corte. 1 Las valoraciones iniciales más bajas han dado lugar a rendimientos del mercado de valores superiores a la media, mientras que las valoraciones iniciales más elevadas han dado lugar a rentabilidades bursátiles inferiores a la media. Esto es fácil de comprender, pero los inversores también deben recordar que los promedios pueden ser engañosos. Nadie obtiene una experiencia promedio en los mercados. Esta tabla muestra el rango de las mejores y peores rentabilidades anuales usando los mismos puntos de partida de valoración y marcos temporales:
Todavía existe una relación entre las valoraciones y los mejores y peores escenarios. Hubo máximos más altos y mínimos más altos para el rango de baja valoración y máximos más bajos y mínimos más bajos para el rango de alta valoración. Pero también ha habido retornos de mercado muy respetables durante períodos de altas valoraciones. También hubo entornos en los que las bajas valoraciones no recompensaron a los inversores tanto como cabría esperar. Esta es la naturaleza del riesgo en el mercado de valores.
Este tipo de análisis puede ayudar a los inversores a restablecer sus expectativas. En el futuro, los rendimientos deberían ser más bajos a partir de los niveles de valoración actuales. Pero eso no significa que no puedan seguir estando por encima del promedio durante algún tiempo. Y las valoraciones elevadas no significan que las acciones deban colapsar.
Las valoraciones pueden bajar a través del tiempo o el precio. Aunque un desplome de las acciones haría la vida más fácil para aquellos que han estado pronosticando un colapso, otro escenario simplemente podría ver a las acciones mantenerse planas durante un tiempo o caer, pero sin un gran colapso. Mientras los fundamentos continúen mejorando, esto haría que las valoraciones fueran más atractivas.
Las valoraciones del mercado de acciones nunca han funcionado como una herramienta para entrar o salir. No le dicen cuándo vender o cuándo volver a comprar. Esto se debe a que los mercados están impulsados por el sentimiento, las tendencias y el impulso más que por los fundamentos a corto y medio plazo. Pero las valoraciones pueden ayudar a los inversores a enmarcar mejor sus expectativas para los rendimientos futuros del mercado. No es una ciencia exacta, pero los periodos de rentabilidad superior a la media suelen dar lugar a valoraciones superiores a la media que, finalmente, conducen a períodos de devoluciones y valoraciones inferiores a la media. La parte difícil es que esta no es una relación precisa y no funciona en un horario fijo.
Los últimos ciclos nos han enseñado que pueden durar mucho más de lo que la mayoría de las personas imaginarían, tanto al alza como a la baja.
Abrazos,
PD1: Y sobre la prudencia, esto es lo mejor que se ha dicho: "No vayas a donde no te inviten, no te metas en lo que no te importa y no hables de lo que no sepas." ¡Qué pocas veces lo cumplimos…!

15 diciembre 2017

Las pensiones del futuro las tienen que pagar los inmigrantes!!!

Es muy malo que descienda la población, ya que tenemos más deudas por habitante y las futuras pensiones recaen en menos cotizantes futuros…

La crisis demográfica se agudiza: España sufre en 2017 su mayor pérdida de población

Entre enero y junio hubo 32.132 defunciones más que nacimientos, lo que supone el peor saldo vegetativo de la serie histórica en un semestre. La tasa de natalidad sigue hundiéndose

España sufrió en el primer semestre del año su mayor pérdida natural de población (esto es, sin contar las migraciones). El número de defunciones superó en 32.132 personas al número de nacimientos, lo que supone el peor saldo vegetativo de la serie mensual que elabora el INE desde el año 1975 como consecuencia del deterioro demográfico que se ha acelerado desde el estallido de la crisis económica. Esta situación es consecuencia de la caída continuada de las tasas de natalidad, que están en mínimos históricos en España, además del envejecimiento de la población, que aumenta lentamente el número de fallecidos.
Entre enero y junio nacieron en España 187.703 personas, lo que supone caer de los 200.000 nacidos por primera vez desde finales de los noventa, con el agravante de que ahora España tiene 6,5 millones más de habitantes. Esto refleja un desplome de las tasas de natalidad en los últimos años, coincidiendo con el fin de la inmigración, hasta caer por debajo de los 4,5 nacidos por cada 1.000 habitantes en el semestre.
Por su parte, el número de defunciones sigue en aumento como consecuencia del envejecimiento de la población y alcanzó en el primer semestre del año los 219.835 fallecidos, el segundo dato más alto de la serie elaborada por el INE, solo superado por el primer semestre de 2012. En comparación con el mismo periodo del año anterior, el total de defunciones aumentó en un 4,5%, mientras que el número de nacimientos se redujo un 6,3%. Como consecuencia, el saldo vegetativo de España sigue deteriorándose hasta el punto de sufrir la mayor pérdida natural de población de la serie. Hasta ahora el peor dato era el del primer semestre de 2015, cuando España perdió 21.280 habitantes.
El saldo vegetativo del primer semestre del año es siempre peor que el del segundo, ya que aumenta el número de fallecimientos en los meses de invierno. Sin embargo, la diferencia estructural la marca el deterioro de la natalidad, que amenaza la sostenibilidad de las cuentas públicas de España a medida que la pirámide poblacional sea cada vez más parecida a un rectángulo.
Durante la primera década de los años dos mil el número de nacimientos y la tasa de natalidad aumentó como consecuencia de la entrada de inmigrantes en edad de procrear. Así, el número de nacimientos creció desde los 180.000 de los últimos semestres de los noventa, hasta superar los 260.000 nacidos en 2008.
Sin embargo, el estallido de la crisis truncó esta mejoría y desde entonces los nacimientos semestrales se han hundido casi un 30%, hasta el punto de caer de los 200.000 nacidos por primera vez en casi dos décadas. En estos años de recesión económica se ha producido el movimiento inverso: la salida de población en edad de procrear ha hundido todavía más rápido las tasas de natalidad.
La lectura positiva de esta evolución está en que la inmigración tiene que ser la solución a esta crisis demográfica que vive España y también el resto de países desarrollados. Si el país crece y crea empleo, volverá a atraer flujos migratorios y podrá volver a elevar su natalidad. El INE publica el jueves los datos del flujo migratorio del primer semestre, que pueden dar alguna pista sobre la evolución de la población ahora que la crisis se va superando.
Abrazos,
PD1: Pero lo acojonante es que la realidad es diferente. Se firmó un acuerdo con Marruecos para que se pague la pensión sumando los años trabajados en Marruecos con los de España. Y los Rumanos es algo parecido. Es decir, como siempre, primando a los inmigrantes frente a los españoles, que sufrimos de las dádivas que les demás a los que vienen de fuera (sanidad, educación y pensiones). Y lo que es un bulo es lo que corría ayer por las redes:
Y sí, España es la que menos trabaja en la franja de edad de los 65-69 años. Otros países no se quieren jubilar, bien porque a esa edad se gana mucho, se está muy sano, o no hay tantos bares y excursiones como los que tenemos en España:
O les jubilamos anticipadamente con el 80% del sueldo y tal…
PD2: "La belleza de la fe está en el abandono en Dios, en comprender que estamos en sus manos". Y esa confianza en Dios es la que nos da la alegría, esa esperanza en Él es la que nos hace afrontar los malos momentos que todos pasamos, los palos que nos da la vida…

14 diciembre 2017

¿Quién te asesora en tus finanzas?

Ten mucho cuidado con los cuñados, con los amigotes, con los “expertos” a la hora de dejarte ayudar en tus inversiones… Cuidado con el asesor que eliges. Desconfía del tipo de la sucursal que conoces de toda la vida (ya no suele ser el caso porque les cambian constantemente), te intentará colocar sus mierdas, que no quieres ya que no suelen ser buenas…
4 tipos de personas cuyos consejos pueden arruinarte.
Es increíble cuanta gente se comporta como si fueran expertos en temas que precisan una sustancial formación y experiencia. Todos tenemos el típico pariente sabelotodo que puede diagnosticar cualquier enfermedad, o el amigo de la familia que identifica rápidamente el traqueteo de nuestro coche, y ¿quién no conoce a alguien que siempre tiene algo que decir sobre cómo administramos nuestro dinero?
El autonombrado asesor financiero es alguien que nos dice encantado qué acciones debemos comprar o ignorar, o que intenta ser el microgestor de nuestro sistema de jubilación. Sin embargo, lo que esa persona no tiene es licencia para asesorar, en sentido literal y figurado. El asesoramiento que no se ha solicitado y que no es profesional puede parecer bastante inofensivo, pero seguirlo ciegamente puede hundirnos si las cosas van mal.
Para asegurarnos de que esto no ocurra, debemos evitar el consejo de estos cuatro tipos de asesores financieros amateur.
Compañeros de trabajo y amigos cercanos
Pasamos mucho tiempo con nuestros compañeros de trabajo, quizá más tiempo que con nuestra familia, y si llevamos mucho tiempo en una empresa puede que empecemos a considerarlos como parte de ella.
Sin embargo, esto no quiere decir que estén cualificados para asesorarnos a nivel financiero. Obviamente sabrán algo sobre el dinero que ganamos e incluso puede que se hagan una idea sobre la salud financiera de la empresa, pero es posible que no lo sepan todo sobre nuestros objetivos, nuestra economía doméstica o nuestra planificación financiera en general.
Al tener amigos cercanos, es probable que se comparta todo con ellos, incluidos detalles personales sobre nuestra economía. No obstante, eso no significa que tengan todos los mínimos conocimientos precisos para darnos el consejo adecuado.
Es probable que esos amigos no hayan visto nuestro balance de cuentas o estén ajenos a las conversaciones en nuestra casa. Ese tipo de cuestiones son primordiales a la hora de diseñar un plan financiero, por no mencionar nuestra percepción del dinero a nivel emocional y cómo afecta esta a nuestras decisiones.
No hay nada malo en escuchar las ideas de los compañeros de trabajo y amigos, quizá alguno de ellos haya vivido una situación parecida a la que vivimos nosotros en ese momento. Debemos escucharlos, aunque seguidamente consultemos su opinión con un profesional para asegurarnos de lo que nos conviene.
Los miembros de nuestra familia
Sí, es posible que nuestros familiares conozcan nuestros más profundos y oscuros secretos. Seguramente recuerden algunos de nuestros baches financieros del pasado con todo detalle. Además, pueden creer que saben cómo resolver todos nuestros problemas.
En cambio, de alguna forma son demasiado cercanos a nosotros.
Un planificador financiero no tiene interés personal en nuestras decisiones financieras - al igual que en el caso de un terapeuta, su trabajo es permanecer objetivo e intentar guiarnos por el camino deseado. Esta objetividad es prácticamente imposible de conseguir en el caso de un familiar.
Nuestra familia sabe demasiado y al mismo tiempo no lo suficiente, y es posible que tengan expectativas sobre cómo debemos vivir nuestra vida - expectativas que no siempre coinciden con lo que queremos. En resumen, la confianza no siempre trae buenos consejos.
Personas con más dinero que nosotros
Esta categoría incluye a todos aquellos que tienen, o aparentan tener, mucho dinero, lo que no indica necesariamente que sepan lo que hacen a nivel financiero.
La gente increíblemente rica puede tomar decisiones económicas terribles, como cualquier otra persona. ¿Cuál es la diferencia? Tienen un buen colchón para amortiguar los posibles errores.
Además, no hay ninguna garantía de que sean realmente tan ricos como creemos. Nadie sabe la deuda que pueden acarrear. Incluso posiblemente no sepamos cómo se hicieron ricos.
Aunque pueda parecer que los ingresos, la casa, la ropa y el coche o el estilo de vida son medidores del éxito financiero, en realidad no lo son. No hay que asumir que una persona con mayor fortuna tenga más conocimientos financieros que nosotros.
Los vendedores de productos financieros
Incluso a la hora de seguir el consejo de planificadores financieros u otros profesionales de las finanzas - como pueden ser quienes trabajan para nuestro banco - debemos desconfiar de todos aquellos que reciben un sueldo por dar asesoramiento.
Personal Capital ha publicado recientemente un estudio que revelaba que el 40% de los estadounidenses creen que los asesores financieros están legalmente sujetos a trabajar en favor del interés del cliente. No obstante, la venta de productos a comisión ha creado lo que puede ser un conflicto de intereses, en el que algunos profesionales financieros puedan aconsejar productos que son más beneficiosos para ellos mismos que para sus clientes.
Fuente: Forbes
Abrazos,
PD1: Se confirmó lo esperado. La FED subió 25 pipos los tipos y deja abierta otras 3 subidas de igual importe para 2018. DOVISH!!! Aunque no importa, la volatilidad ni aparece, ni se le espera. La especulación queda relegada al casino Bitcoin, del que debes alejarte, aunque te lo cuenten y te digan lo que han ganado...
Se ajusta al mercado de bonos, aunque los bonos cortos ya ofrecen una suculenta rentabilidad…:
¡Quién pillara estos rendimientos a corto en Europa!
Enorme divergencia con Alemania:
Que lejos de hacerse apreciar el dólar, como era de esperar por el diferencial de tipos, ocurre justo lo inverso: se aprecia el euro!!! Lo contrario al sentido común, como suele ser en los mercados.
Mercado moviéndose siempre en sentido contrario a la lógica… Nada nuevo!
PD2: ¿Cómo debiéramos entender la misericordia de Dios? El Papa Francisco dijo que “Dios no perdona mediante un decreto, sino con un abrazo”. El abrazo de Dios para con cada uno de nosotros se llama “Jesucristo”. Antiguamente irse a confesar era un problema ya que los sacerdotes actuaban de forma inquisitorial… No hacían más que preguntas y daban unos consejos que muchas veces eran terroríficos, alejando del confesionario a muchos cristianos. Sin embargo, ahora en el confesionario, Dios nos da un abrazo, nos perdona de nuestros errores, de nuestras debilidades. Sales con esa alegría de la Gracia, no con el sentimiento de culpabilidad que se nos intentaba inculcar antes…
No pecamos contra Dios, a Él no le podemos hacer daño alguno. Él nos va a querer con pecados y sin pecados. Él nos da gratuitamente todo, fruto de su amor total por nosotros. Pecamos contra nosotros mismos, o contra nuestros hermanos. Y Él nos perdona para que volvamos a empezar de cero, nos da la Gracia de su amor, para que sigamos en nuestro camino de amarle y de amor a los demás.

13 diciembre 2017

empiezan a decir cómo será 2018

El primero, con tu permiso, Goldman Sachs:

Así se comportará la economía global en 2018 según Goldman Sachs

Por áreas geográficas, Goldman estima que la economía de Estados Unidos crecerá en 2018 un 2,4%, China el 6,4%, la Eurozona el 1,6% y Japón el 0,8%

"La economía global en 2018 seguirá en expansión, aunque crecerá de manera más moderada". Así lo ha explicado Goldman Sachs Asset Management (GSAM), la gestora de fondos de Goldman Sachs, en su informe de previsiones de cara al año que viene.
Por áreas geográficas, Goldman estima que la economía de Estados Unidoscrecerá en 2018 un 2,4%, China el 6,4%, la Eurozona el 1,6% y Japón el 0,8%. En este sentido, augura un alza del 2,5% para el PIB de España.

Goldman Sachs confía más en el crecimiento de España para 2018 (2,5%) que Guindos

"El empuje de las economías desarrolladas y de las emergentes ha propiciado el tirón del crecimiento económico global, que estimamos en un 4% para el año que viene", afirman desde la entidad. Asimismo, añaden que por primera vez desde 2010, "la economía mundial está superando la mayoría de las predicciones, y esperamos que esta fortaleza continúe".
Sin embargo, este auge podría verse mermado por los riesgos de carácter geopolítico, como el futuro del Tratado de Libre Comercio (TLC), las elecciones italianas o el temor a un enfrentamiento militar en la península de Corea.
En cuanto a su visión sobre los mercados, la gestora apuesta por un mejor comportamiento de la renta variable con respecto a otras clases de activos. "Preferimos las acciones sobre el crédito y el crédito sobre los tipos de interés". Y es que, actualmente, Wall Street se encuentra en máximos, al igual que Europa. Solo España se queda algo rezagada por el impacto de la crisis nacionalista en Cataluña.
Recomendaciones de Goldman Sachs.

Mejor emergentes que desarrollados

En cuanto a recomendaciones de inversión de cara a 2018, Goldman apuesta globalmente por los mercados emergentes frente a los desarrollados. "Somos muy positivos con los fundamentales macroeconómicos de estos países. Los mercados bursátiles de estos países continuarán recuperándose gracias al alza del consumo, por lo tanto, los márgenes con los mercados desarrollados se irán estrechando".
Si bien, dentro de los mercados más desarrollados, es mucho más favorable con la bolsa europea y japonesa que con la estadounidense, que afirman que la presión de los Bancos Centrales puede ser un catalizador de la volatilidad.
Según la firma, el mercado estadounidense podría 'sufrir' ante el inminente cambio de la política monetaria de la Reserva Federal (FED), la cual estará enfocada hacia una dirección menos expansiva. "El dólar podría fortalecerse 'significativamente' con el aumento de los tipos de interés estadounidenses, lo que podría tensar su economía".
Abrazos,
PD1: Las tres virtudes cardinales, Fe, Esperanza y Caridad se pueden referir a los tres momentos más importantes del año. La FE sería la Semana Santa y todo lo que allí pasa, nuestra salvación.
La ESPERANZA es el Adviento, lo que tenemos ahora. Los 4000 años del Antiguo Testamento también fueron años de adviento, de esperanza, de preparar al hombre para el mayor acontecimiento jamás ocurrido. No fuimos capaces, ni Adán y Eva, ni Abraham, ni Moisés, no le hicimos caso, no sirvieron las alianzas, las fuimos incumpliendo…, pero nos prometió más. Y fueron tiempos de espera, como estos días nos toca.
Y la CARIDAD es la Navidad, cuando Dios se hace hombre para salvarnos.

12 diciembre 2017

los bancos centrales no normalizan

O lo hacen demasiado lento… Mira lo que ha hecho la Reserva Federal desde que dijo que hacía el “tapering”:
Una mierda pinchada a un palo…, con perdón.
Y las previsiones de reducción de los activos de los bancos centrales son grandes y afectarán mal a los mercados:
¿No habrán hecho una cacho burbuja con tanta inyección de dinero nuevo?

LA NO NORMALIZACIÓN

El discurso oficial de los bancos centrales y de las principales casas de análisis e inversión menciona que asistimos a un proceso de normalización de sus respectivas políticas monetarias. Si entendemos por normalización una vuelta a la situación existente antes de comenzar a aplicar medidas "no convencionales", tales como situar los tipos de interés en negativo o incrementar el tamaño de sus balances con compras masivas de activos, no es correcto hablar de normalización, sino de estabilización.
Cabe recordar la secuencia de actuaciones de los bancos centrales ante el estallido de la crisis financiera hace casi una década.
- Primero se bajaron drásticamente los tipos de interés de referencia de cada banco central. (En el caso del BCE, Trichet subió los tipos en 2008 a pesar de la que se venía encima, repitiendo el error dos veces más en 2011).
- En el caso de EE.UU. se inyectaron 700.000 millones de dólares en las principales 19 entidades financieras, lo necesitaran o no. El objetivo era no señalar aquellas que realmente tenían graves problemas. La inversión del Tesoro americano en sus bancos fue finalmente claramente rentable.
- Ya en 2008 la Reserva Federal comenzó a aplicar medidas de compra de activos a través de distintos programas. Como resultado su balance se ha multiplicado por 4,5 veces desde el inicio de las compras.
- El BCE no comienza realmente a adquirir bonos soberanos y corporativos de forma recurrente hasta hace apenas dos años. Con anterioridad había establecido sistemas de barra libre de liquidez a la banca para que fuera ésta quien adquiriera los bonos soberanos de sus respectivos países.
El BCE situó por primera vez los tipos de interés en negativo, cobrando a los bancos por las cantidades depositadas en los depósitos (Facilidad Marginal de Depósitos) del BCE.
El único Banco Central que ha comenzado un proceso de normalización, que se augura larguísimo, es la Reserva Federal. Ya ha comenzado la subida de los tipos de interés de referencia. En cualquier caso, el nivel de llegada de los tipos de interés previsto por la Fed para dentro de al menos tres años, ronda el 3% nivel significativamente inferior a los máximos de otros ciclos.
La Fed acaba de comenzar la reducción de su balance mediante la no reinversión inicial de 100.000 millones de dólares mensuales. Con el ritmo anunciado entraríamos en la siguiente década antes de alcanzar el nivel de activos previo a los programas de compras.
En el caso del BCE no hay ningún tipo de normalización. Su balance seguirá aumentando por lo menos hasta fin de septiembre del próximo año. Los tipos de interés no se tocarán hasta bien pasado el fin de las compras. Por lo tanto, seguirán existiendo tipos negativos hasta, al menos, 2019. Nadie osa hablar hoy en día en Europa de una futura reducción del balance mediante la no reinversión de los vencimientos de los bonos en cartera. Para ver los tipos del BCE en el 1% tendrá que transcurrir un largo periodo de tiempo, salvo accidente con la inflación.
El Banco de Inglaterra sigue comprando activos. Ha materializado una subida de tipos hasta el 0,5% y, pese a tener la inflación en el 3%, no tiene intención de subirlos más.
En el caso del Banco de Japón tampoco hay en el horizonte ningún tipo de normalización de su política monetaria. Eso sí, para los próximos tres ejercicios se espera que el incremento del tamaño del balance sea cada vez menor.
En definitiva, 2018 seguirá siendo un año de NO normalización de la política monetaria. Ciertamente los estímulos adicionales serán menores, pero el balance agregado de los cuatro principales bancos centrales seguirá creciendo. Sólo la Fed ha comenzado el largo camino a la normalización. Los mercados financieros seguirán condicionados por los bancos centrales.
Abrazos,
PD1: Según Mohamed A. El-Erian:
The biggest risk to asset prices and the global economy would be if the biggest institutions reduce their monetary stimulus at the same time.
With the ongoing synchronized pick-up in global growth, systemically important central banks will likely be more willing and able in 2018 to start and, in one case continue, the normalization of monetary policy. But what is true for the central banking community as a whole is more nuanced when assessed at the level of individual institutions. Here is the outlook in ascending degrees of policy difficulty and, therefore, of the risks of policy mistakes.
The U.S. Federal Reserve is the most advanced in the policy-normalization process. It has stopped its unconventional program of security purchases, hiked rates four times and set out a plan for the gradual reduction of its balance sheet.
The Fed will likely enter 2018 with another hike under its belt and a bigger window to normalize owing to the tax measures making their way through Congress. As such, markets may need to revise upward their implicit pricing of Fed actions to be more consistent with the projection of two to three additional rate increases next year. And, within the context of the ongoing “beautiful normalization,” such revisions won't necessarily need to be disruptive to either financial stability or economic growth.
A complexity facing the Fed is that, when it comes to yields on longer-dated bond maturities and the shape of the yield curve, the unconventional policies pursued by its peers elsewhere in the advanced world continue to be an important influence. There, the degree of policy difficulties is notably higher.
The Bank of Japan will face mounting pressure to lift its foot off the stimulus accelerator. In addition to having to think more seriously about moderating its asset purchase program, the bank will likely take steps next year to revise upward its yield target on 10-year rates (currently 0 percent); and it will need to sequence this carefully with a reduction in unconventional purchases. The ease with which this is implemented will depend in large part on whether Prime Minister Shinzo Abe’s stronger domestic political situation allows for the implementation of long-delayed structural reforms (what, in the Japanese context, has been called “the third arrow”).
The European Central Bank will try its utmost to stick to its recently announced plan of halving monthly purchases to 30 billion euros ($34 billion) until September -- a prelude to ending the large-scale purchase program altogether before taking policy interest rates out of negative territory. But, judging from the minutes recently released by the ECB, members of the Governing Board are said to have differing opinions, and the bank could find itself in the tricky position of having to change its forward guidance by accelerating the phasing out of QE, especially if inflation were to pick up faster than currently anticipated.
As tricky as that is, particularly for a central bank that sets policy for 19 different member countries, the complexities could well be less than those facing the U.K.’s monetary stance.
With growth prospects having been revised downward and with the inflation rate remaining well above target, the Bank of England finds itself in an unwelcomed policy dilemma, particularly after having been forced to hike this year for the first time in about 10 years. Responding to the persistent inflation overshoot by hiking again risks deepening the economic slowdown. Delaying the hike and inflationary expectations could take an upward turn for the worse. And all this before it factors in the Brexit uncertainty.
Putting all this together, there is good news for the global economy: The world’s most powerful central bank -- the Fed -- faces the lowest relative degree of policy difficulty (and in the process, would be able to restore greater policy flexibility to counter the risk of possible growth and inflation shortfalls down the road). Another relatively bright spot is that the greatest complexity is faced by the least systemic within the group -- the Bank of England. But this does not translate automatically into a clear path when it comes to the risk of what would, in scenario analyses, turn out to be a central bank policy mistake in 2018.
Rather than reflecting the prospects of individual institutions, the greatest monetary policy uncertainty facing the global economy is what would happen if all these central banks, along with the People’s Bank of China, were to decide to reduce their monetary stimulus at the same time. When it comes to central banks, this is the biggest source of risk to asset prices and the global economy, and it would call for high-frequency policy monitoring and close international consultations.
PD2: Si hiciéramos estos estiramientos al empezar a trabajar nos iría de fábula:
Y si ofreciéramos todas las horas que nos pasamos pegados al ordenador o al teléfono, serían muchos rezos que, bien dirigidos, harían mucho bien… Anímate a hacer estiramientos y a ofrecer las obras cada día…, todos los currelos que hacemos, todas las pesadeces, todo nuestro afán, desde hablar con unos y otros, hasta ayudar en casa, ofrécelo todo por algo en particular.

11 diciembre 2017

posponemos decisiones en el sistema de pensiones

No se hace nada de nada, y esto es muy malo…

FELIZ IGNORANCIA

Ignorar un problema no lo resuelve, sino que lo agrava. La primera condición para encauzar, resolver, o al menos minimizar las consecuencias negativas de un problema es ser consciente de su existencia. La prolongación de la esperanza de vida y el envejecimiento de la pirámide poblacional, en España y en el resto del mundo desarrollado, son dos factores que condicionarán el mantenimiento del nivel de las pensiones en el futuro, respecto a las percibidas hoy en día por los ya jubilados.
El anuncio de la necesidad de recurrir al endeudamiento por parte de la Seguridad Social para pagar la paga extra de las pensiones es un botón de muestra de la problemática de las pensiones en las próximas décadas. Endeudarse para pagar gastos corrientes como las pensiones sólo aplaza el enfrentarse al problema. A futuro seguirá existiendo una pensión pública, pero la cuantía de la misma inevitablemente descenderá y en algunos casos considerablemente. Nadie quiere ser portador de las malas noticias, pero mantener a los ciudadanos en la ignorancia de cuál será su nivel de pensión aproximado en el futuro agrava el problema, no lo resuelve.
En el año 2011 se aprobó una Ley que obliga a la Seguridad Social a informar a cada trabajador anualmente sobre su pensión pública. Esto es algo que ya hacen muchos de nuestros socios europeos, incluso a trabajadores con edades inferiores a los treinta años de edad. El proyecto de enviar cartas personalizadas con la información de la pensión futura a cada cotizante no se ha llevado a la práctica. En su lugar, la Seguridad Social creó un simulador web poco conocido y menos utilizado. De acuerdo con un estudio de INVERCO, apenas el 23% de las personas conocen dicho simulador y menos de un diez por ciento lo ha utilizado. Siendo loable el esfuerzo de poner a disposición de los cotizantes un simulador online, los resultados de dicho simulador tienen algunas deficiencias destacables:
La pensión teórica resultante se ofrece en euros corrientes, no en euros constantes. No se tiene en cuenta el efecto que la inflación tiene sobre el poder adquisitivo de la pensión. Con una inflación anual de sólo el 1,5%, la caída del poder adquisitivo en 15 años considerando euros de hoy es del 25%.
Los cálculos parecen no tener en cuenta el "factor de sostenibilidad" que entrará en vigor en 2019. A los actuales parámetros que se usan para determinar la cuantía de la prestación de jubilación (edad de retiro, número de años cotizados o cantidades aportadas entre otros) se añadirá un nuevo coeficiente que relaciona la cantidad resultante con la esperanza de vida del pensionista en el momento de la jubilación. Evidentemente, dado el aumento progresivo de la esperanza de vida, la introducción de este nuevo factor de sostenibilidad dará como resultado una pensión mensual inferior, aunque se perciba durante más tiempo.
Concienciar a los actuales cotizantes a la seguridad social de cuál será su pensión futura les ayudaría a tomar sus propias decisiones de ahorro para complementar sus ingresos en el momento de la jubilaciónAhorrar implica renunciar a consumo actual a cambio de un consumo futuro. Cuanto antes se comience a ahorrar para la jubilación más tiempo habrá para complementar la pensión futura. Preocuparse por la pensión cuando apenas quedan un par de años para que acontezca, sirve de poco. El margen de maniobra en dicho caso es escaso.
Sin duda, una comunicación periódica, a ser posible anual, de cuál será la pensión futura de cada cotizante a la seguridad social ayudará a concienciar de la inevitable caída futura del poder adquisitivo de las pensiones.
Numerosos ciudadanos están suficientemente preocupados por llegar a fin de mes en la actualidad como para pensar en la jubilación. Incluso para este colectivo, transmitirles la previsión de pensión pública futura les ayudará a planificar dentro de sus posibilidades. Ignorar el problema de la pensión futura no es solución.
Abrazos,
PD1: No hay pasta y pedimos un crédito para poder pagarlas ahora… Es de locos!!!

“Las pensiones actuales son impagables. Los recortes son inevitables. Y nadie hace o intenta algo…”

"El presente y futuro de las pensiones en España es un debate que se eterniza, porque todo el mundo, los políticos a la cabeza, siguen empeñados en mirar a otro lado. El voto es el voto y luego ya veremos. Datos de última hora, que abundan en la matemática cierta de que las pensiones actuales, que se pagan en España serán impagables en el futuro y que los recortes serán inevitables, incluídas la suspensión de pagas extras y la subida de impuestos generales. España alcanza un nuevo récord de envejecimiento con 118 mayores por cada 100 menores de 16 años. El índice de envejecimiento en España aumenta por séptimo año consecutivo y logra una marca histórica del 118%, lo que supone que por cada 100 menores de 16 años hay 118 mayores de 64. La cifra, recogida por la Fundación Adecco en base a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), es dos puntos porcentuales superior a la obtenida el año pasado y supera en más de 12 a la de 2010, que alcanzaba el 106,1%..."
"Yo me jubilo dentro de tres años y medio y cobraré una miseria, pero otros cobrarán menos. Los políticos terminarán recortando las pensiones ¿no lo crees así? Mira lo que sucede en Grecia. En el terreno estrictamente social hay una deuda contraída con los trabajadores. Es la de sus/nuestras pensiones. La caja se vaciará pronto ¿Subirán los impuestos? ¿Seguirá el Reino de España acudiendo al crédito internacional, inflando la deuda total, para pagarlas? Las pensiones futuras serán impagables respecto a los parámetros actuales. Que nadie tenga duda alguna: hay un hueco insalvable en la pirámide de población (menos hijos y más tardíos para una población con mayor esperanza de vida) y menos sueldos para las mismas cantidades satisfechas. Imposible cuadrar cuentas..."
"Corre el tiempo, el Estado se queda sin fondos y los políticos se enfrascan en dialécticas estériles. Como siempre. Tanto arriman el ascua a su sardina, a la de las grandes bolsas de votos, que terminan quemándolas (las sardinas y a los votantes?. Siempre mirando para otro lado. Hasta que exploten las pensiones y todos lloremos el gran drama que se nos ha echado encima. El Reino de España se ha distinguido secularmente por su gran capacidad para mirar hacia otro lado distinto a la realidad. Es la forma más cobarde de afrontar cada circunstancia. También, la de asegurar con votos la poltrona de una nómina de políticos muy inflada, demasiado, en los gobiernos central y autonómicos..."
"¡Ay! de las pensiones, de su agujero, de su quiebra, del giro piramidal en la población española. Tú no cobrarás la pensión. No salen las cuentas y a mí me la recortarán, porque tampoco salen los números. No hay dinero suficiente y las alternativas, como los fondos de pensiones y similares son una ruina. Apuesto por que habrá una especie de Pensión Universal ¿400/500 euros?..."
"Es más que probable que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, se agote este año. Hay que ir preparando un plan B de cara al retiro. Muchos de los productos financieros destinados a complementar la futura pensión son muy malos, no sirven para nada. Leí no hace mucho que de los casi 600 planes de pensiones cubiertos por Morningstar con más de 10 años de vida, apenas el 40% ha logrado superar esta barrera. Pero lo que es peor, prácticamente uno de cada seis planes registra pérdidas en este periodo..."
"Y, además, te fríen a comisiones..."
(Conversación con T. B. economista)
***
El 86% de los expertos considera que al sistema de pensiones español le quedan menos de 10 años de vida
El 86,2% de los expertos consultados por PwC cree que al actual sistema de pensiones no le quedan más de 10 años de vida y un 63% considera que no es viable y debería ser sustituido por otro que garantice su sostenibilidad.
Así se desprende del Consenso Económico, correspondiente al tercer trimestre de 2017, que desde 1999 elabora PwC a partir de la opinión de un panel de más de 350 expertos, directivos y empresarios españoles, y que en este caso incluye el monográfico '¿Están en riesgo el futuro de las pensiones?'.
Los panelistas consideran de forma mayoritaria (86%) que al sistema actual no le quedan más de diez años de vida, ya que un 42,6% cree que le quedan menos de cinco y un 43,6% entre 5 y 10 años, mientras que solo un 13,9% confía en que dure más de una década.
En cuanto a las alternativas que los panelistas estiman más acertadas para garantizar la sostenibilidad del actual sistema público de pensiones, señalan, por este orden, el considerar toda la vida laboral para el cálculo de las pensiones, la puesta en marcha de medidas fiscales adicionales que incentiven a la población a suscribir planes de pensiones privados como complemento de la pensión pública, y retrasar la edad de jubilación, al menos, hasta los 70 años, salvo en algunos sectores, como la minería o la construcción.
***
El proceso es irreversible. El 97% de las empresas españolas cree que será necesario recurrir a un sistema de ahorro privado que complemente las prestaciones públicas que ofrece el sistema de Seguridad Social para "poder jubilarse con un nivel de ingresos dignos", según se desprende del informe 'Situación de las pensiones en España' realizado por KPMG.
Sin embargo, tan solo un 22% de las empresas entrevistadas para realizar este estudio ha confirmado que cuenta con un plan de jubilación para sus empleados. Además, tan solo tres de cada diez compañías aseguran tener información de cómo pueden ayudar a sus empleados a ahorrar sin que suponga un coste para la empresa.
PD2: Estamos en una sociedad donde no se prima el esfuerzo. Estamos tan equivocados, ya que el tamaño de tu éxito será del tamaño de tu esfuerzo. Pero no solo en el éxito profesional, sino, sobre todo, en el personal, en el matrimonio, en la educación de los hijos, en tu vida espiritual…