27 marzo 2015

¿Estamos mejor o peor que cuando empezó la crisis?

LA SEMANA QUE VIENE ESTARÉ FUERA. SI QUIERES HACER ALGO ME LLAMAS AL MÓVIL YA QUE NO PODRE VER EL EMAIL… QUE DESCANSES DE MIS ROLLOS UNOS DÍAS, ABRAZOS
Ay qué duda más grande. Yo creo que estamos peor, pero la gente cree que estamos mejor, luego la gente tendrá más razón que yo, ¿o no es así el argumento?

10 Charts Which Show We Are Much Worse Off Than Just Before The Last Economic Crisis

If you believe that ignorance is bliss, you might not want to read this article.  I am going to dispel the notion that there has been any sort of "economic recovery", and I am going to show that we are much worse off than we were just prior to the last economic crisis.  If you go back to 2007, people were feeling really good about things.  Houses were being flipped like crazy, the stock market was booming and unemployment was relatively low.  But then the financial crisis of 2008 struck, and for a while it felt like the world was coming to an end.  Of course it didn't come to an end – it was just the first wave of our problems.  The waves that come next are going to be the ones that really wipe us out.  Unfortunately, because we have experienced a few years of relative stability, many Americans have become convinced that Barack Obama, Janet Yellen and the rest of the folks in Washington D.C. have fixed whatever problems caused the last crisis.  Even though all of the numbers are screaming otherwise, there are millions upon millions of people out there that truly believe that everything is going to be okay somehow.  We never seem to learn from the past, and when this next economic downturn strikes it is going to do an astonishing amount of damage because we are already in a significantly weakened state from the last one.
For each of the charts that I am about to share with you, I want you to focus on the last shaded gray bar on each chart which represents the last recession.  As you will see, our economic problems are significantly worse than they were just before the financial crisis of 2008.  That means that we are far less equipped to handle a major economic crisis than we were the last time.
#1 The National Debt
Just prior to the last recession, the U.S. national debt was a bit above 9 trillion dollars.  Since that time, it has nearly doubled.  So does that make us better off or worse off?  The answer, of course, is obvious.  And even though Barack Obama promises that "deficits are under control", more than a trillion dollars was added to the national debt in fiscal year 2014.  What we are doing to future generations by burdening them with so much debt is beyond criminal.  And so what does Barack Obama want to do now?  He wants to ramp up government spending and increase the debt even faster.  This is something that I covered in my previous article entitled "Barack Obama Says That What America Really Needs Is Lots More Debt".
#2 Total Debt
Over the past 40 years, the total amount of debt in the United States has skyrocketed to astronomical heights.  We have become a "buy now, pay later" society with devastating consequences.  Back in 1975, our total debt level was sitting at about 2.5 trillion dollars.  Just prior to the last recession, it was sitting at about 50 trillion dollars, and today we are rapidly closing in on 60 trillion dollars.
#3 The Velocity Of Money
When an economy is healthy, money tends to change hands and circulate through the system quite rapidly.  So it makes sense that the velocity of money fell dramatically during the last recession.  But why has it kept going down since then?
#4 The Homeownership Rate
Were you aware that the rate of homeownership in the United States has fallen to a 20 year low?  Traditionally, owning a home has been a sign that you belong to the middle class.  And the last recession was really rough on the middle class, so it makes sense that the rate of homeownership declined during that time frame.  But why has it continued to steadily decline ever since?
#5 The Employment Rate
Barack Obama loves to tell us how the unemployment rate is "going down".  But as I will explain later in this article, this decline is primarily based on accounting tricks.  Posted below is a chart of the civilian employment-population ratio.  Just prior to the last recession, approximately 63 percent of the working age population of the United States was employed.  During the recession, this ratio fell to below 59 percent and it stayed there for several years.  Just recently it has peeked back above 59 percent, but we are still very, very far from where we used to be, and now the next economic downturn is rapidly approaching.
#6 The Labor Force Participation Rate
So how can Obama get away with saying that the unemployment rate has gone down dramatically?  Well, each month the government takes thousands upon thousands of long-term unemployed workers and decides that they have been unemployed for so long that they no longer qualify as "part of the labor force".  As a result, the "labor force participation rate" has fallen substantially since the end of the last recession…
#7 The Inactivity Rate For Men In Their Prime Working Years
If things are "getting better", then why are so many men in their prime working years doing nothing at all?  Just prior to the last recession, the inactivity rate for men in their prime working years was about 9 percent.  Today it is just about 12 percent.
#8 Real Median Household Income
Not only is a smaller percentage of Americans employed today than compared to just prior to the last recession, the quality of our jobs has gone down as well.  This is one of the factors which has resulted in a stunning decline of real median household income.
I have shared these next numbers before, but they bear repeating.  In America today, most Americans do not make enough to support a middle class lifestyle on a single salary.  The following figures come directly from the Social Security Administration
-39 percent of American workers make less than $20,000 a year.
-52 percent of American workers make less than $30,000 a year.
-63 percent of American workers make less than $40,000 a year.
-72 percent of American workers make less than $50,000 a year.
We all know people that are working part-time jobs because that is all that they can find in this economy.  As the quality of our jobs continues to deteriorate, the numbers above are going to become even more dismal.
#9 Inflation
Even as our incomes have stagnated, the cost of living just continues to rise steadily.  For example, the cost of food and beverages has gone up nearly 50 percent just since the year 2000.
#10 Government Dependence
As the middle class shrinks and the number of Americans that cannot independently take care of themselves soars, dependence on the government is reaching unprecedented heights.  For instance, the federal government is now spending about twice as much on food stamps as it was just prior to the last recession.  How in the world can anyone dare to call this an "economic recovery"?
So you tell me – are things "getting better" or are they getting worse?
To me, it is crystal clear that we are in much worse condition than we were just prior to the last economic crisis.
Abrazos,
PD1: Todos hablan de lo mismo: vivimos una burbuja de bonos:

Global fund managers warn of a bond bubble

A growing number of professional investors are warning that bonds are overvalued as fears grow that a fixed income bubble will collapse in a disorderly sell-off.
Four out of five fund managers said bonds were overvalued in a survey of 300 global managers by CFA UK. Corporate bonds are more overvalued than ever before, while government bonds are the most overvalued asset class, the group said.
The group, which represents 11,000 investment professionals, says their valuations index, which has been running for three years, is in effect flashing red over the high valuations of bonds.
Brad Crombie, head of fixed income at Aberdeen Asset Management, said: "You only know you're in a bubble when it pops. But this market could pop. There is more tension and anxiety over valuations than for a long while."
John Stopford, head of multi-assets at Investec, said: "There could be a bubble as investors have loaded up on high yield and corporate bonds. If we do see a reverse in the market, there could be price dislocation and a messy unwind."
In the past six years, low interest rates and central bank quantitative easing have spurred a desperate search for yield. This has encouraged investors to buy investment grade, high yield and emerging market bonds to supplement their treasuries and gilts.
But bond trading volumes have not expanded as fast as the funds' bond holdings — new capital rules have made it more expensive for banks to keep large trading books and the new US Volcker rule has barred American banks from trading out their own accounts, known as proprietary trading.
As a result investment managers fear that bond markets could seize up if falling prices or a financial crisis prompt investors to pull their money out of bond funds. Without the banks to act as backstops, there may not be enough institutions prepared to buy bonds when the funds have to sell.
The stakes have also risen for the fixed income markets because the US Federal Reserve is expected to increase interest rates this year for the first time since 2006. Investors say the move will spark volatility and could cause a mass rush to the exits, even though the monetary tightening has been well flagged.
Last week, the Fed dropped its pledge to be "patient" over lifting rates and Janet Yellen, the Fed chairwoman, said that the majority of the members of the Federal Open Market Committee were expecting rates to rise this year.
However, some investors said worries over a bond bubble and big sell off are overdone because rising interest rates would confirm that the US economy is on the mend, which would be positive for corporates and their bonds.
Big asset management groups, such as BlackRock, Vanguard and Pimco, which have billions of dollars of bonds on their books, said they are relatively sanguine about the threat to the bond markets.
They said a growing economy and improving corporate earnings should benefit the investment grade and high yield bond markets as it should pave the way to lower company defaults and improved company performance.
Will Goodhart, chief executive of CFA UK, said the biggest concern could be the prospect of a long period of low returns for pension funds and insurance companies, rather than a rush to the exits from retail investors.
PD2: PORTUGAL'S DEBT-TO-GDP RATIO WAS 130.2% IN 2014. PORTUGAL'S 2014 BUDGET DEFICIT WAS 4.5% OF GDP. En España la deuda es del 98% del PIB y el déficit rondó el 5,8% en 2014, unas décimas más del 5,5% permitido… Si no se podía gastar más de lo que se ingresaba… toma ya!!! España gasta, cada hora, 6 millones de € más de los que ingresa. MIL MILLONES DE PESETAS. CADA HORA. Pensadlo cuando oigáis "austericidio".
PD3: El coste de las pensiones para 2015 es de 131.000 mill. €. El déficit de 2014 deja el Fondo Reserva en 41.000 mill. € (era 66.000 en 2011). Es urgente un sistema viable y poner medidas de austeridad en todo lo público… Ah, que eso no genera votos…
PD4: ¿Qué se ha conseguido con tanto QE? Se han inyectado 11.000.000 millones de dólares (11 trillones) y ¿qué se ha conseguido a cambio?
Eleven trillion dollars: that's how much of so-called Quantitative Easing the world's central banks have done since the 2008 crisis. To put that in perspective, with eleven trillion dollars you could pay off pretty much all U.S. household debt – all mortgages, all car and student loans, credit cards – you name it.
So what did the global economy get for $11,000,000,000,000 in QE?
Following a post-recession pop, we got collapsing world trade growth, and that's even with prices falling over the past three to four years.
Why is this happening?
It's not because this time around things are different. To the contrary, the song remains the same.
For a long time, nearly four decades, growth has been getting progressively weaker during each recovery from recession. Of course, the U.S. is a major contributor to world trade and QE, but its trend of weaker growth is present in all major developed economies.
There are two key drivers behind this declining trend: demographics and lower productivity growth. Yes, it's true that we've seen pretty good U.S. jobs growth recently, but that comes with productivity growth slamming down to zero.
Japan, with its "lost decades," is at the leading edge of this long-term trend. But make no mistake, Europe, and as we see, even the U.S., are not far behind. Knowing this, will a trillion or so of more QE from the ECB make the trends in these charts turn and go the other way?
No hace mucho un empresario español me dijo que las cosas le iban bien. Es el propietario de una pyme, es suya, no tiene socios; en la empresa trabajan él, su esposa y quince empleados más. En los años del 'España va bien' le fue de maravilla; luego cayó a un pozo más negro que la antracita; ahora está contento: 'Este Enero ha sido mucho mejor que el del año pasado', me dijo. ¿Qué ha hecho para llegar a donde está?. Esto:
Hasta Mayo del 2010 fue trampeando con un zapato y una alpargata, tirando de ahorros, cubriendo gastos malamente, y siempre esperando que 'mañana las cosas fuesen mejor', pero cuando las cosas se pusieron rematadamente mal a partir de Mayo del 2010 empezó a actuar.
De entrada echó a la calle a la mitad de la plantilla, redujo pluses y complementos a la mayoría de los trabajadores y congeló salarios; con eso ya redujo los costes de forma apreciable.
A continuación empezó a seleccionar clientes y al 35% les dijo que su cultura empresarial y la de ellos no eran compatibles, evidentemente eran clientes problemáticos sobre todo en el apartado de pagos. Dejó de trabajar con ellos y punto.
Lo que vino después fue dar una orientación radicalmente diferente al destino de sus ventas: de estar mayoritariamente volcado en el mercado español pasó a vender en Europa, en economías potentes, el 85% de lo que fabricaba con unas condiciones económicas muy claras: primeras operaciones: 50% por adelantado y 50% a la entrega del pedido; cuando ya existe confianza mutua: 50% a la firma del pedido con descuento del 3% y el resto a 60 días, pero ofrece un descuento adicional del 3% si el pago es contra entrega de material.
Prácticamente se autofinancia, y su nivel de endeudamiento es muy bajo y lo está reduciendo a marchas forzadas.
Este empresario ha salido de su crisis, pero veamos el nuevo decorado en el que se mueve. Se ha hecho mucho más pequeño de lo que era, por lo que ha reducido radicalmente la población activa que ocupaba, y ni en sueños se plantea crecer más y ocupar a más trabajadores, de hecho hay pedidos de buenos clientes que está rechazando por no poder cumplir plazos de entrega: para él la seriedad es sagrada. Sus trabajadores, los que le quedan, tienen sus remuneraciones totales congeladas desde hace cinco años y no se plantea cuando las va a aumentar; evidentemente, ellos, sus empleados, no le han hecho la más mínima sugerencia de revisarlas.
¿Ven lo que ha pasado?. Esta empresa ha superado la crisis (él mismo siempre dice 'de momento': aún no ha superado el miedo) pero desde la oferta genera mucho menos PIB que antes y su política ha llevado a que genere mucho menos desde la demanda. Ha ganado en eficiencia, pero su peso en la economía ha caído, y ni se plantea que vuelva a aumentar.
Pienso que este puede ser el prototipo de la 'recuperación española'; una recuperación sesgada por actividades y zonas, a la baja, no creadora de empleo, con menores ingresos pero seguros, con menores gastos por consumos y menores salarios pagados a menos trabajadores. Una recuperación que contribuya al creciente desempleo estructural que se está instalando en España y en una enquistada precariedad de ingresos. Y en un canje de facturación por seguridad.
El Señor Presidente del Gobierno estaría satisfecho con esta empresa: para ella sí 'la crisis ya es historia'. Aunque en el último estudio sobre el Clima Social de España publicado el pasado 8 de Febrero más de 8 de cada 10 españoles crean que la situación económica del reino es mala.
Tras cuatro años de devaluación interna, España es más vulnerable que en 2008 a una crisis internacional. Sigue habiendo tanto por ahcer que te desespera ver a los políticos dedicados a hacer política… ¿No deberían hacer otra cosa más productiva? Seguro, pero eso no da votos y tal…
PD6: A raíz de lo ocurrido en el siniestro del avión en los Alpes, te copio esto que me ha gustado y te recuerdo que más que pasarte horas con el morbo del accidente, se pueden emplear en rezar por los muertos inocentes y sus familias:
Sí, en el mundo hay tragedias todos los días y a todas horas. La globalización nos las acerca más que nunca; las conocemos al instante. Y todos nos preguntamos muchas veces dónde está Dios, por qué no evita las muertes de los inocentes, los millones de niños abortados o esclavizados, las mujeres maltratadas…
Seguro que no quieres que te responda con un confuso tratado teológico sobre el sentido del dolor. Pero quizá te ayude, como me ayudó a mí, el recuerdo de una pintura de Brueghel el Viejo que se conserva en Viena. Se titula "Jesús con la Cruz a cuestas". Lo curioso de este cuadro es que uno tarda en descubrir dónde está Jesús. Sólo ve una larga y abigarrada procesión de gentes de todas las edades y clases sociales. Hay una mujer que grita dando a luz, un hombre asaltado por bandidos, algún moribundo… En definitiva, un retablo terrible de sufrimientos de todo tipo.  También aparece Jesús, desde luego; pero como un personaje más de la escena, con su dolor a cuestas en forma de cruz.
Yo creo entender lo que pretendía transmitirnos el artista con este cuadro. Cuando preguntamos al Señor por el sentido del dolor, aparentemente calla, pero toma su cruz y se pone a nuestro lado en silencio. Y, desde que murió por nosotros, todo hombre o mujer que sufre, quiera o no quiera, tendrá siempre como compañero de sufrimiento al mismo Dios Encarnado.
Habrá quien no lo entienda, quien blasfeme o exija a Dios que dé la cara y hable más claro. A mí me resulta evidente que, si Dios no existiera, entonces sí que este mundo sería absurdo, un sinsentido en el que cualquier violencia sería lícita. Pero por fortuna hay un Dios, un Juicio y una vida Eterna, y ese Jesús que nos acompaña con la Cruz a cuestas nos señala el camino.

26 marzo 2015

Unión Europea

Los dos males de Europa, el muy bajo crecimiento económico y el alto paro. ¿Volveremos a tener un paro del entorno del 7% desde el 11% que acumulamos tras la crisis? Eh, que es Europa que no es España…!!!
Y ¿seremos más parecidos algún día entre los miembros de la UE, o nos conformaremos siempre en la unión actual de países distintos? :
La deuda externa de muchos países europeos, la periferia, es del 100% del PIB. Esto es insostenible…
El NIIP:
Por último, envejecemos y no se toman medidas. ¿Qué será de nosotros en unos años?
En Europa lejos de converger, cada vez somos más distintos:
Con ingresos tributarios muy distintos:
Somos tan distintos:
Y donde lo único que se les ocurre a los políticos es que el BCE salga comprando bonos y los aparque, ¿cuánto tiempo, para siempre? De esta forma confían en estimular la parada economía de la UE… ¿Se repetirá la historia de EEUU? Lo dudo. Quieren que el balance de BCE sea de 3 trillones en año y medio, a 60.000 mill de euros al mes de compra de papelitos a los bancos. Menudo cacho negocio de fábula han hecho los bancos…, siempre los bancos.
Europa y Japón son los dos grandes estimuladores que verán como la FED estadounidense va por otro aire y empieza a subir los tipos y llevarse el flujo de dinero caliente hacia EEUU…
Es el viejo problema de Europa, se compraron bonos de la periferia y ahora no se sabe como devolverlos ya que no había comprador alguno…, menos el BCE que va a echar muchas manitas… Las posiciones de no residentes en España e Italia:
En España, la deuda en manos de extranjeros bate récords con 362.495 millones
La deuda pública del Estado en poder de extranjeros batió récords en 2014, con un aumento de 64.356 millones de euros en el curso del año. En concreto, de un total de 731.133 millones en circulación al cierre del pasado ejercicio, la cartera registrada de bonos, letras y obligaciones de los no residentes sumaba 362.495 millones de euros, frente a los 298.139 millones en deuda española que los inversores foráneos poseían a finales de 2013. Según las estadísticas publicadas por el Tesoro, eso significa el mayor volumen de la historia en euros contantes y sonantes, así como el mayor porcentaje de los últimos tres años, al acaparar los extranjeros en la actualidad el49,58 por ciento de la deuda del Estado total registrada. Esta fuerte subida experimentada por los títulos en manos de no residentes se explica por el regreso de la confianza y el relajamiento del riesgo para el bono español, y es una prueba de que buena parte del dinero foráneo que huyó de España en lo más duro de la crisis de deuda soberana, en 2012, ha regresado al país.
La fábrica Europea no funciona. En este proceso de globalización, sólo Alemania se ha salvado y sigue produciendo bienes industriales. Los demás países se desplomó su industria y no tiene pinta de repunte alguno…
Y si te fijas más, verás que es Alemania la que produce. Es Alemania la que es la UE, el resto no aportamos nada:
Siendo Italia, su tercera economía por tamaño, el gran lastre:
PIB de Italia: ya está en 1.540.000 millones de euros, mientras el español es de 1.033.000 millones de euros… Ellos son más, y son mucho más ricos…
Con muchos frentes abiertos…
Y la gran Francia muy paradita:
En Francia, el déficit público de diciembre 2014 terminó en -85.600 millones de euros, frente a los -74.900 mill de un año antes. Los gastos públicos subieron un 0,3% y/y y los ingresos públicos bajaron un -3.1% y/y. ¡Es demencial… EVIL austerity, ja, ja, ja! Pero tranquis, no pasa nada…, en España el déficit público es de 55.000 millones de euros, el 5% del PIB y nadie se queja… La Merkel está tan acongojada de que le pete Grecia y no le pague todo lo que debe que no dice esta boca es mía… ¿Estará cansada? Eso seguro
Alemania es la que debe tirar de toda la UE. ¿Puede ella sola? Lo dudo. Es la gran beneficiada de la depreciación del euro, es la que exporta fuera y no a otros países de la UE como hacen el resto, se beneficia de la bajada del crudo, es el país industrial, ya que tanto Francia como Italia no remonta su industria… Pero, puede ser que Alemania tire del resto del la UE ella sola??? Ni a tiros. Su ventaja: dejó atrás esa tímida entrada en terreno negativo de verano pasado:
Le va de fábula un euro débil…:
Ojo, es el único país que exporta fuera de la UE de forma contundente. El resto son peanuts…
Finlandia, ese país que tanta presión ejerció en la crisis, no remonta desde Nokia…:
La apreciación del dólar nos va a afectar menos de lo que nos imaginamos ya que no somos muy dependientes a fuera de la UE. Mira en los años de euro muy fuerte lo que nos pasó:
Y las previsiones es que siga apreciándose el dólar:
Y esta apreciación del dólar, ¿no tirará a la baja del oro también? Ay de los que pensaron que el oro era u refugio, la cantidad de saliva que he gastado alertando sobre el oro…
A pesar de la fuerte subida de las bolsas europeas, las revisiones a la baja de los beneficios se extienden…
Ya se cansarán las bolsas de subir sin argumentos. En EEUU, la gran subida de los últimos 6 años estuvo basada en parte en el QE, pero fundamentalemente porque había una gran subida de beneficios empresariales. En Europa rien de rien… y dudo que los tengamos fuertes.
Y los bonos, da igual de qué país, todos vuelven a ser iguales, como en la década de la bonanza ¿? No tiene lógica alguna…, sin proceso de armonización ni paso adelante en la unión, ¿por qué nos parecemos más desde el punto de vista financiero y no desde el punto de vista real? Porque le viene bien a los banqueros y a los políticos…
Al ritmo que va el BUND entrará en negativo en breves… Es ridículo. ¿Cuándo se dará la vuelta? ¿Será una vuelta importante? Apuesto a que sí…, que habrá grandes pérdidas en bonos…
Y la locura del 30 años alemán. ¿Qué pasa que nos van a durar tanto tiempo los tipos a CERo como para que el 30 años tenga que estar tan bajo? Demencial…
Y en materia de flujos, es curioso: mientras llega dinerito caliente a la UE de fuera para invertir en bolsa, huye el dinero de bonos y economía real al saber que la depreciación frente al euro les genera pérdidas… Sale más dinero de Europa que entra, luego el EURO baja, se deprecia…
Y encima de todo, tenemos a Grecia. Que Tsipras diga que la deuda de Grecia es impagable no aporta nada nuevo, lo sabemos todos. La clave es el cómo se afronta ese impago, quién decide que no se va a pagar nunca... Las formas importan y el miedo escénico a pasar a la historia como el malo de la película hace que se demore esta decisión. Grecia no pagará nunca todo lo que debe y, a pesar de ello, le vamos a seguir dando dinero por quítame allá esas pajas… Nadie quiere ser el que provoque la hecatombe desordenada de la ruptura con Grecia y el Grexit posterior…
España, Portugal e Irlanda, ninguno de estos países puede pagar todo lo que debe. Irlanda, de la que ahora se habla muy poco, tiene una deuda total del 415% de su PIB. Estos países (más Italia) estarán rezando para que con Grecia se llegue a un acuerdo y este pueda ser utilizado como precedente cuando vengan mal dadas, que, pienso, vendrán.
Un abrazo,
PD1: Ahora que se va terminando la Cuaresma, te animo a que pases por el confesionario…

Confesarnos, ¿por qué?

“El perdón se pide, se pide a otro, y en la Confesión pedimos el perdón a Jesús. El perdón no es fruto de nuestros esfuerzos, sino que es un regalo, es un don del Espíritu Santo, que nos llena con el lavado de la misericordia y de la gracia que fluye incesantemente desde el corazón abierto de par en par de Cristo crucificado y resucitado.” Papa Francisco, Audiencia 19/02/2014
1. Confesarnos, ¿por qué?
La Confesión es un sacramento instituido por Jesucristo para perdonar los pecados, cuando dijo a sus apóstoles: “A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados; a quienes retengáis los pecados, les serán retenidos.” Jn, 20,23.
Porque la vida nueva que nos fue dada por Él en el bautismo puede debilitarse y perderse a causa del pecado. Por ello, Cristo ha querido que la Iglesia continuase su obra de curación y de salvación mediante este sacramento. 
Por la absolución sacramental del sacerdote, que actúa en nombre de Cristo, Dios concede al penitente el perdón y la paz, recupera la gracia por la que vive como hijo de Dios y puede llegar al cielo, la felicidad eterna.
Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 1420-1421; 1426; 1446.
2.¿Qué es el pecado?
El pecado es una falta contra el amor verdadero para con Dios y para con el prójimo, a causa de un apego perverso a ciertos bienes. Hiere la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana. San Agustín lo ha definido como el “amor de sí hasta el desprecio de Dios”. Por esta exaltación orgullosa de sí, el pecado es diametralmente opuesto a la obediencia de Jesús que realiza la salvación (cfr. Flp 2, 6-9).
Los pecados se distinguen según su gravedad en mortal y venial. El pecado mortal destruye la caridad en el corazón del hombre por una infracción grave de la ley de Dios; aparta al hombre de Dios, que es su fin último y su bienaventuranza, prefiriendo un bien inferior. El pecado venial deja subsistir la caridad, aunque la ofende y la hiere.
Para que un pecado sea mortal se requieren tres condiciones: una acción que tiene como objeto una materia grave, cometida con pleno conocimiento (plena conciencia) y deliberado consentimiento.
La materia grave es precisada por los Diez mandamientos según la respuesta de Jesús al joven rico: “No mates, no cometas adulterio, no robes, no levantes testimonio falso, no seas injusto, honra a tu padre y a tu madre” (Mc 10, 19). La gravedad de los pecados es mayor o menor: un asesinato es más grave que un robo. La cualidad de las personas lesionadas cuenta también: la violencia ejercida contra los padres es más grave que la ejercida contra un extraño.
Se comete un pecado venial cuando no se observa en una materia leve la medida prescrita por la ley moral, o cuando se desobedece a la ley moral en materia grave, pero sin pleno conocimiento o sin entero consentimiento. El pecado venial debilita la caridad; entraña un afecto desordenado a bienes creados; impide el progreso del alma en el ejercicio de las virtudes y la práctica del bien moral; merece penas temporales. El pecado venial deliberado y que permanece sin arrepentimiento, nos dispone poco a poco a cometer el pecado mortal. 
Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 1849-1864.
3. ¿Qué se necesita para una buena Confesión?
Para hacer una buena Confesión es necesario: un diligente examen de conciencia de los pecados cometidos desde la última Confesión; la contrición o arrepentimiento; la confesión, o la acusación de los pecados hecha delante del sacerdote y la satisfacción o penitencia impuesta por el confesor al penitente para reparar el daño causado por el pecado.
Para hacer el examen de conciencia ayuda repasar los pecados cometidos desde la última confesión a la luz de los diez mandamientos, del Sermón de la montaña y las enseñanzas apostólicas.
La contrición consiste en el dolor y la detestación del pecado cometido, porque es una ofensa a Dios y a los demás, e incluye el deseo de no volver a pecar. 
Por la confesión o acusación el hombre se enfrenta a los pecados de que se siente culpable; asume su responsabilidad y, por ello, se abre de nuevo a Dios y a la comunión de la Iglesia. Se deben enumerar todos los pecados mortales de que tienen conciencia tras haberse examinado seriamente, incluso si estos pecados son muy secretos, pues, a veces, estos pecados hieren más gravemente el alma y son más peligrosos que los que han sido cometidos a la vista de todos.
La confesión de todos los pecados cometidos manifiesta la verdadera contrición y el anhelo de la misericordia divina. Es como cuando enfermo deja ver su llaga al médico para que le cure.
La satisfacción o penitencia. Si los pecados causan daño al prójimo, es preciso hacer lo posible para repararlo (por ejemplo, restituir las cosas robadas, restablecer la reputación del que ha sido calumniado, compensar las heridas). La simple justicia exige esto. Pero además el pecado hiere y debilita al pecador mismo, así como sus relaciones con Dios y con el prójimo. La absolución quita el pecado, pero no remedia todos los desórdenes que el pecado causó. Liberado del pecado, el pecador debe todavía recobrar la plena salud espiritual. Por tanto, debe hacer algo más para reparar sus pecados: debe "satisfacer" de manera apropiada o "expiar" sus pecados del modo que indique el confesor. 
Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 1451; 1455; 1456; 1459
4. ¿Porqué pedir perdón a un hombre y no directamente a Dios? 
Sólo Dios perdona los pecados (cfr. Mc 2,7). Porque Jesús es el Hijo de Dios, dice de sí mismo: "El Hijo del hombre tiene poder de perdonar los pecados en la tierra" (Mc 2,10) y ejerce ese poder divino: "Tus pecados están perdonados" (Mc 2,5; Lc 7,48). 
Jesús, en virtud de su autoridad divina, confiere este poder a apóstoles (cfr. Jn 20,21-23) y a sus sucesores, los sacerdotes, para que lo ejerzan en su nombre. Cristo quiso que la Iglesia fuera el signo y el instrumento del perdón y de la reconciliación que nos adquirió al precio de su sangre. Y confió el ejercicio del poder de absolución al ministerio apostólico. Por eso el sacerdote al confesar actúan "en nombre de Cristo", y "es Dios mismo" quien, a través de él nos dice: "Dejaos reconciliar con Dios" (Cfr. 2 Co 5,20). 
Catecismo de la Iglesia Católica, 1441-1442
5. ¿Con qué frecuencia hay que confesarse?
Santo Padre durante la JMJ en Brasil 2013
Él nunca se cansa de perdonar, pero nosotros a veces nos cansamos de pedir perdón. Papa Francisco, Ángelus 17 de marzo 2014
Todo fiel llegado a la edad del uso de razón debe confesar al menos una vez al año. Además quien tenga conciencia de hallarse en pecado grave no puede comulgar, sin acudir antes a la confesión sacramental. Además, la Iglesia recomienda vivamente la confesión habitual de los pecados veniales, porque ayuda a formar la conciencia, a luchar contra las malas inclinaciones, a dejarse curar por Cristo, a progresar en la vida del Espíritu.
La llamada de Cristo a la conversión sigue resonando en la vida de los cristianos. Se trata de una tarea ininterrumpida para toda la Iglesia que recibe en su propio seno a los pecadores y que siendo santa al mismo tiempo que necesitada de purificación constante, busca sin cesar la penitencia y la renovación (cfr. LG 8). Este esfuerzo de conversión no es sólo una obra humana. Es el movimiento del "corazón contrito" (Sal 51,19), atraído y movido por la gracia (cfr. Jn 6,44; 12,32) a responder al amor misericordioso de Dios que nos ha amado primero (cfr. 1 Jn 4,10). 
El proceso de la conversión y de la penitencia fue descrito maravillosamente por Jesús en la parábola del hijo pródigo, cuyo centro es el padre misericordioso (cfr. Lc 15,11-24). La fascinación de una libertad ilusoria, el abandono de la casa paterna; la miseria extrema en que el hijo se encuentra tras haber dilapidado su fortuna; la humillación profunda de verse obligado a apacentar cerdos, y peor aún, la de desear alimentarse de las algarrobas que comían los cerdos; la reflexión sobre los bienes perdidos; el arrepentimiento y la decisión de declararse culpable ante su padre, el camino del retorno; la acogida generosa del padre; la alegría del padre: todos estos son rasgos propios del proceso de conversión. El mejor vestido, el anillo y el banquete de fiesta son símbolos de esta vida nueva, pura, digna, llena de alegría que es la vida del hombre que vuelve a Dios y al seno de su familia, que es la Iglesia. Sólo el corazón de Cristo, que conoce las profundidades del amor de su Padre, pudo revelarnos el abismo de su misericordia de una manera tan llena de simplicidad y de belleza. 
Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 1428; 1439; 1457

25 marzo 2015

Hay que ahorrar

Para salir de la crisis hay que ahorrar e invertir. La salida de la crisis que estamos haciendo es cíclica, y no es estructural, por lo que no se está saliendo bien. Si lo volvemos a basar todo en el consumo a crédito, vamos listos…

El ahorro

 “The tax on capital gains directly affects investment decisions, the mobility and flow of risk capital… the ease or difficulty experienced by new ventures in obtaining capital, and thereby the strength and potential for growth in the economy.” – John F. Kennedy
Factor clave de desarrollo de un país: el ahorro. Sin él los recursos para financiar la economía quedan limitados y condicionados. Sin él no podemos ni consumir ni invertir. Así que permitan que centre mi debate (al cual están invitados a participar) sobre el estado de la nación en el ahorro.
Previo a empezar, veamos dónde estamos, cómo ahorramos y aportemos conclusiones para mejorar. Comencemos.
El punto de partida resulta obvio: la renta disponible. Tan condicionada durante la crisis habida cuenta del desempleo y de la enrome presión fiscal, entre otros, ha experimentado el primer cambio en positivo desde 2011. Así, según el estudio de Inverco, Informe Anual Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones – 2014, las familias españolas, experimentaron un ligero repunte de su renta disponible del 0’1% en el tercer trimestre de 2014 tal y como podemos ver en el siguiente gráfico:
Durante estos años las familias han dedicado un enorme y necesario (y forzado en algunos casos) esfuerzo a rebajar su nivel de endeudamiento. Así, hemos pasado del 133% en 2007 al 110% de nuestra renta disponible en 2014:
No obstante, el endeudamiento, y más en concreto, aquel que tiene su origen en el inmobiliario, continua condicionando hoy nuestra riqueza financiera:
De este modo, resulta lógico que gran parte de nuestro ahorro esté aún concentrado en activos no financieros (los inmuebles):
Tan odiosas las comparaciones como impresionantes si observamos las cifras (proporción inversa) de Estados Unidos.
¿Y los activos financieros? ¿Cómo están invertidos? ¿Contribuyen a sumar riqueza? Pues… a duras penas. A pesar del impresionante crecimiento de los fondos de inversión y las sociedades de inversión apuntado en mi anterior post, la mayoría de nuestro ahorro está en liquidez (cuentas corrientes, cuentas de ahorro o depósitos) como bien pueden observar en el siguiente gráfico:
Las razones por las cuales esto es así, las podemos encontrar en la encuesta Investor Pulse elaborada porBlackrock, entidad financiera líder en gestión de activos.  Al respecto del mayor porcentaje del ahorro en liquidez, los inversores españoles señalaban como principales motivos los que siguen:
49% afirma que “soy prudente con mi dinero”
48% apunta que “tener efectivo me da seguridad”
30% dice que “quiere ser flexible y tener varias opciones”
15% reconoce que “temo invertir en los mercados financieros”
Otro dato revelador, y me atrevo a señalar lo anterior como una de sus causas, es que muchas personas no están preparadas financieramente para los momentos importantes en la vida.
Fuente: http://www.blackrock.com/es/literature/brochure/investor-pulse-brochure-es.pdf
y concluyentes las respuestas referentes a qué se diría si pudiese hablar con su “yo” más joven:
Fuente: http://www.blackrock.com/es/literature/brochure/investor-pulse-brochure-es.pdf
Así que tomemos las riendas. Planifiquemos. Dirijamos nuestro ahorro a la inversión y potenciemos nuestros recursos propios a fin de rebajar nuestra dependencia del endeudamiento y poder alcanzar cuantos eventos vitales nos planteemos e incluso los que no (como es la jubilación. Factor clave en nuestra vida).
Por último, permitan que finalice haciendo uso de una de las conclusiones de la citada encuesta y que hace referencia al asesoramiento financiero:
Fuente: http://www.blackrock.com/es/literature/brochure/investor-pulse-brochure-es.pdf
Abrazos,

PD1: El ahorro de los hogares en España

Se trata de una variable derivada de las decisiones de consumo y de la renta disponible en cada momento. El consumo es relativamente rígido, en parte porque hay algunas partidas más o menos comprometidas y no fáciles de cambiar (los intereses de la hipoteca o la factura de la electricidad), porque hay umbrales mínimos de consumo por debajo de los cuales no se puede situar la familia, o porque hay hábitos de consumo relativamente estables, al menos en el corto plazo. El ahorro, a su vez, se plantea por un motivo de precaución, para cubrir gastos futuros (pensiones, estudios de los hijos) o para la devolución de deudas.
La historia del ahorro en España, en los años de la pre-crisis y la crisis, es fácil de contar (ver gráfico, tomado del Banco de España). La renta disponible aumentó regularmente hasta 2008, el consumo creció más aprisa que la renta y el ahorro se redujo; concretamente, el ahorro “libre” no dedicado al servicio de la deuda, fue negativo desde 2006 hasta principios de 2009; la contrapartida de esto fue el aumento del endeudamiento familiar, que venía ya de antiguo. La crisis de 2008 se manifestó en una caída de la renta laboral, pero la renta disponible se mantuvo, gracias a los impulsos fiscales. El ahorro creció considerablemente en 2009, por la incertidumbre, y el consumo se desplomó.
En los dos años siguientes, el consumo se recuperó y el ahorro se fue reduciendo; desde 2012, el ahorro no dedicado al servicio de la deuda volvió a fluctuar entre ligeramente positivo y ligeramente negativo.
Detrás de esto está la recuperación de la confianza de los hogares, relacionada, principalmente, con la recuperación de la inversión de las empresas, el crecimiento del empleo y las mejores perspectivas económicas, pero también con el retorno del crédito, después de unos años de sequía por la crisis bancaria (manifestado principalmente en la compra de bienes duraderos); el aumento de la renta disponible real (por el crecimiento del empleo y por la caída de los precios); el deseo de las familias de resarcirse de los malos años pasados y, probablemente en 2015, también la reducción de las retenciones del impuesto sobre la renta.
La conclusión de todo ello es que el ahorro familiar está ahora en mínimos, y no es probable que vaya a experimentar aumentos importantes, a no ser que cambien los incentivos (fiscales, principalmente); lo que sí cambiará, y está cambiando, es la colocación de ese ahorro, que abandona poco a poco los depósitos bancarios y se coloca en activos más rentables, como los fondos de inversión, los seguros y los fondos de pensiones.
Las familias han hecho un esfuerzo por reducir su deuda, en parte pagando sus créditos, en parte declarándose insolvente (y, a menudo, perdiendo su casa). La deuda de las familias, que en 2010 se aproximaba al 85% del PIB, cayó en 2014 al 70%, pero queda aún lejos del 55% del año 2000. El desapalancamiento es, pues, lento, y continuará.

La caída de los tipos de interés

Por qué los tipos de interés reales han seguido una tendencia decreciente desde hace décadas. Pero antes ruego al lector que me perdone si, para los no iniciados, hago algunas aclaraciones teóricas.
El tipo de interés nominal es la suma de dos componentes: un tipo de interés real y la tasa de inflación esperada.
Tipo de interés nominal = Tipo de interés real + Tasa de inflación esperada
Esta distinción es importante porque no tiene mucho sentido alegrarse de que un activo, pongamos deuda pública española a un año, rinda el 2% nominal, si la inflación esperada en este periodo es del 3%, porque por cada 100 euros actuales tendré 102 dentro de un año, pero su poder adquisitivo será solo de 99 euros: el tipo real será el -1%.
A su vez, el tipo de interés real incluye dos componentes. Uno es el tipo real puro; el otro es un conjunto de primas, principalmente la de riesgo y la de liquidez. La prima de riesgo es ahora bien conocida, e incluye la probabilidad de que, llegado el momento, el deudor (el Tesoro español, en el ejemplo que he puesto más arriba) no pueda pagar; cuanto más incierta sea mi probabilidad de recuperar el dinero, más alta será la prima de riesgo que reclamaré, y más alto el tipo de interés de ese activo. La prima de liquidez tiene en cuenta el transcurso del tiempo: prestar a más largo plazo suele llevar consigo una prima más elevada, aunque solo sea por la imposibilidad de recuperar mi dinero durante un plazo más largo; claro que puedo vender la deuda en el mercado secundario, pero quizás lo haga a un precio que suponga una pérdida para mí.Hay otras primas (la familia es muy amplia), como la de volatilidad de la inflación, la de riesgo-país, la de tipo de cambio, la de riesgo político, etc., pero para nuestros efectos ya tenemos suficiente:
Tipo de interés real = Tipo de interés real puro + Prima de riesgo + Prima de liquidez + Otras primas
Decía antes que el tipo de interés real de un activo seguro, es decir, sin prima de riesgo (algo muy parecido al tipo de interés real puro a que me refería antes) ha ido bajando en la economía mundial, desde niveles de 6-8% alrededor de 1980 hasta el 2-3% en el 2000, el 1-2% antes de la crisis y prácticamente el 0% en estos momentos. ¿Se puede hablar de un tipo de interés “mundial”? Sí, porque en la mayoría de países los movimientos de capitales son libres, de modo que el dinero se mueve de un lugar a otro; cuando en un país la demanda de fondos es más alta, tiene que pagar tipos de interés más altos, lo que atrae capitales de otros países, igualando, más o menos, los tipos de interés reales sin riesgo. Esto no se ve fácilmente en las estadísticas de que disponemos, porque en estas se incluyen las distintas tasas de inflación esperadas y las primas de riesgo de los distintos países. Pero lo que hay detrás es lo que acabo de explicar: para un deudor sin riesgo, como pueden ser los gobiernos de Estados Unidos, Alemania, Suiza, etc., endeudarse está siendo cada vez más barato.
¿Por qué se produce esa reducción de los tipos de interés? Como siempre, los economistas acudimos a la oferta y a la demanda.
La primera explicación es un aumento de la oferta de fondos para prestar, es decir, un aumento del ahorro mundial. Esto no está muy claro, a nivel mundial; parece más bien que la proporción de ahorro sobre el PIB mundial se ha mantenido más o menos estable, alrededor del 20%; creciente en los países emergentes y productores de petróleo, decreciente en los desarrollados (entre otras razones, por la caída relativa de la población en estos últimos). Si los ahorradores tienen más fondos para prestar comprarán activos, por ejemplo deuda pública sin riesgo, lo que elevará el precio de esa deuda y, consiguientemente reducirá su rentabilidad. Y esto último es lo que recogería la caída de los tipos de interés reales sin riesgo.
La segunda razón sería la reducción de la demanda de fondos, es decir, de la inversión. De nuevo hay notables diferencias entre países, pues algunos como China han llevado a cabo ingentes inversiones (ahora, menos que antes), mientras que otros, los desarrollados principalmente, han reducido ese volumen. El resultado probable es una reducción de la proporción de inversión sobre el PIB, quizás por la reducción del rendimiento esperado de la inversión (en Europa, por ejemplo, parece haber menos proyectos rentables que antes, y parecen haber aumentado los costes de invertir, debidos a las regulaciones financieras, medioambientales, etc.).
Las dos razones anteriores explicarían, de alguna manera, la caída de muchos tipos de interés reales (recuerde el lector: una vez suprimido el efecto de la inflación esperada), por exceso de oferta de fondos (ahorro) y menor demanda de fondos (inversión). Pero hay aún otra razón, que afecta directamente a los activos sin riesgo.
PD2: Parte de la cultura actual tiende a borrar el sentido del pecado… Perder la conciencia de pecado comporta una cierta superficialidad en la forma de comprender el amor de Dios, se pierde la imagen de Dios. ¿Qué es Dios? Nadie se lo pregunta, nadie piensa en Él…Para muchos, es ya inimaginable que un acto humano pueda ofender a Dios; apenas se le ocurre a nadie buscar las causas de los males del mundo y de nuestra existencia en el pecado. Resultan iluminadoras unas palabras de Benedicto XVI: «Si nos preguntamos: ¿Por qué la Cruz?, la respuesta es: Porque existe el pecado»… Y ante el pecado, la única solución: el arrepentimiento, confesión y expiación, la vuelta a encontrar la alegría de la Gracia…