18 junio 2010

¿Ya no hablamos de Grecia?

El sistema monetario se enfrenta a un problema único en la historia. Por vez primera no existe ningún país que tenga su divisa anclada en algún activo físico y que sirva de dique de contención de última instancia. Esa promoción automática que habían realizado el oro y la plata de forma histórica ha quedado sustituida gradualmente por una gestión “científica” de los bancos centrales sobre el conjunto mundial de divisas, encabezados todos ellos por la Reserva Federal americana.

Ningún experimento anterior realizado sobre papel moneda ha terminado bien. Por eso no son pocos los que piensan que el desarrollo de esta crisis no es otra cosa más que el comienzo de un nuevo fracaso, tal vez el más devastador.

Y siguiendo los datos observo dos hechos peculiares:

El dinero sale de Grecia

En Grecia los bancos han dejado de conceder créditos a los ciudadanos y a las empresas. Puede ser que en la fase del ciclo económico que nos encontramos correspondiera hacer algo parecido, pero realmente lo que está sucediendo no es que haya desaparecido el crédito, sino más bien todos los créditos se los está llevando el gobierno.

En efecto, según Credit Suisse en los balances de los bancos griegos hay unos 50.000 millones de euros en deuda pública helena. Algo que ha podido realizarse gracias al concurso del Banco de Grecia (banco central), que ha prestado al conjunto de entidades financieras del país 90.000 millones de euros contra un colateral de 123.000 millones de euros.


El deterioro financiero de las cuentas públicas y la situación económica ha provocado la desconfianza del público, provocando la retirada de unos 21.000 millones de euros en depósitos bancarios. El BCE ha tenido que aceptar la deuda pública griega como colateral para nuevas líneas de financiación, pero como el interbancario se encuentra cerrado y esas nuevas líneas no bastan, la banca sólo tiene la posibilidad de obtener liquidez contra su propio capital. Lo que agrava aún más la situación.

Por lo tanto, el movimiento de rescate tiene de momento cuatro fases:

1.-El BdG cambia activos problemáticos de los bancos por euros nuevos.
2.-Los bancos refinancian la deuda pública griega gracias a ese nuevo dinero y evitan que el estado quiebre.
3.-El BCE, además de aceptar colateral problemático, cambia esa deuda pública otra vez por nuevo dinero para evitar esta vez que sean los bancos quienes quiebren, pero la gente lo termina retirando de los bancos.
4.-Al no ser suficiente (por el runto the bank, más el desgate de capital, más la incorporación de nuevos países problemáticos), se abre un plan de rescate que termine de limpiar activos tóxicos y retirar la deuda pública de los balances de los bancos.

Pero el resultado final es el siguiente:

1.-El gobierno heleno sigue siendo insolvente.
2.-Los bancos griegos también.

Conclusión: no arregla nada cancelar deuda con más deuda. Al revés, empeora la situación. (qmunty.com)

PD1: En España nos pasará lo mismo que a los griegos. No sólo nos enfrentamos a una colocación masiva de deuda pública, que hoy por hoy se está comprando ya que no se saben que hacer con la pasta los bancos españoles del depósito al 4% y de la financiación al 1% del BCE, sino que se tiene que emitir bonos para recapitalizar los recursos propios ante la mora y las pérdidas de los bonos públicos. ¿Podrán hacerlo?

JP Morgan: “La banca española no podrá refinanciar su deuda”

(Cotizalia) El cierre de los mercados de deuda para bancos y cajas españoles no es algo temporal, sino que puede tener unas consecuencias mucho más graves. Así lo cree JP Morgan, que plantea un escenario en el que el sector financiero español no es capaz de refinanciar sus vencimientos de deuda de este año, que cifra en 64.000 millones, lo que le obligará a una contracción del crédito mucho más dura de la que hemos visto hasta ahora.

La causa de esta situación, por supuesto, es la pérdida de confianza en nuestro país y el consiguiente desplome de la deuda pública. “La capacidad (y los costes) de financiarse del Estado y de la banca están ahora unidos. Las enormes exigencias de refinanciación del Gobierno español en los próximos meses, junto con el apalancamiento adicional derivado del FROB, es un entorno que claramente no ayuda a los bancos nacionales para acceder a los mercados”, según el informe.

Y no sólo se trata de la subida de la prima de riesgo de España, que esta firma no cree que vaya a normalizarse en un futuro previsible, sino también de la falta de confianza de los inversores en que los precios inmobiliarios alcancen niveles adecuados. Esto influye negativamente en la posibilidad de emitir cédulas hipotecarias, el instrumento más seguro para los inversores. Si este mercado sigue cerrado, las entidades tendrán que emitir deuda sin garantía, lo que significará un coste más alto y un plazo más corto.

Frente a estas dificultades, bancos y cajas deben afrontar unos vencimientos de 64.000 millones en 2010, el 46% de su financiación total, divididos en 21.000 millones en préstamos interbancarios, 19.000 millones en pagarés a corto plazo (papel comercial) y 24.000 millones en instrumentos de deuda a medio y largo plazo.

“La combinación del excesivo endeudamiento del Estado y la incertidumbre sobre los precios de la vivienda crea una aversión al riesgo de los inversores muy localizada en España”, sostiene el banco de inversión. Por ello, considera que hay que asumir un escenario que era impensable hace seis meses y que la incapacidad de los bancos españoles para financiarse a medio y largo plazo a precios razonables es “permanente” salvo que haya una intervención de las autoridades europeas.

Y ante esa situación, las entidades financieras no tendrán más remedio que abordar un “desapalancamiento más rápido de lo esperado con una contracción del crédito mientras la financiación no esté disponible”. Y eso creará un círculo vicioso de menor oferta de crédito y fuerte caída de la actividad económica, que a su vez incrementará todavía más la morosidad y la caída de los beneficios de la banca.

Es decir, menos crecimiento económico, más credit crunch si cabe, y riesgo de solvencia o quiebra. Casi naaa.

PD2: El Tesoro Público español puede saltarse las subastas de julio que todos temíamos. Ayer confirmó que no necesita pedir al mercado los 24.500 millones de euros que le vencían y que sobrevive un mes a su propia angustia. Ayer se colocó 3000 millones a 10 años en las nubes, y hubo una clara reacción positiva: se pasó de un spread de 225 pb que se había alcanzado por la mañana superando el 5,03%, hasta volver a cotizar en el entorno de los 4,85% con un spread de 218 pb, qué tranquilidad. Poca diferencia aparente, con qué poco se contentan. Ya nos hemos olvidado cuando se cotizaba en 40 pb hace un año y cuando se cotizaban en 100 pb hace dos meses. Ahora estar por debajo del 5% nos parece un buen nivel. Qué caro me parece a mí.

Tesoro puede afrontar vencimientos julio sin acudir al mercado
El Tesoro español no necesitará apelar al mercado para hacer frente a los cerca de 24.000 millones de euros que le vencen en julio, según ha confirmado una fuente del Ministerio de Economía a Reuters. "El Tesoro elabora sus estrategias de financiación y hace coincidir sus vencimientos importantes de forma que siempre tenga suficientes recursos y eso incluye su propia disponibilidad de liquidez como los ingresos regulares", comentó. (Invertia)

PD3: Si te gusta lo que lees, te gustará más cuando hablemos por teléfono. No cuento todo en abierto. Hay muchas cosas, riesgos y expectativas, que no se pueden escribir. La situación es muy compleja e ir de la mano con alguien es muy bueno. ¿Por qué no hablamos? No tienes nada que perder. Te complementará la propia idea del mercado que tengas. Y te ayudaré a que preserves el capital en los próximos meses. Es lo que deberías hacer ante la eventualidad de un colapso. Puede que no se dé, pero ante el riesgo de que ocurra y sabiendo de la posibilidad de que ocurra, sería de tontos no prevenir y dejar el patrimonio financiero sin exponer. Pero recuerda que los riesgos son ahora distintos. El paradigma de la seguridad es ahora otro. Lo de siempre ahora no vale para salvaguardar. El riesgo está ahora en la deuda pública, bonos, activos monetarios y en los depósitos bancarios.

17 junio 2010

no sabemos cuándo se va a producir

No sabemos cuándo será, pero sabemos que ocurrirá. La exposición de la deuda pública o deuda soberana a los bancos europeos es muy elevada. Desde España afectamos fundamentalmente a los bancos alemanes y a los ingleses. Y eso que el Deutsche Bank especula en contra nuestra. Así estamos: diferencial de deuda española con el Bund en máximos históricos: 225 pb estando el bono español ya en el 4,92%. ¡Qué vértigo! ¡Qué caro nos cuesta las deudas! ¡Qué difícil va a ser financiarnos en el futuro! ¿Cuándo nos van a rescatar, hoy o en julio? El mercado de bonos no lo ve nada bien. La bolsa mira para otro lado y sirve de refugio para evitar los bonos, amén del enorme short covering (cierre de posiciones bajistas) que se está dando con el vencimiento de mañana.


Banks With State Debt Ignore Not-If-But-When Default

(Bloomberg) -- European banking shares indicate a Greek debt default may be just a matter of time.
Investors have already pushed down financial stocks enough to imply the “erosion” in book value that may result from losses tied to a sovereign debt restructuring, said Dirk Hoffmann-Becking, an analyst at Sanford C. Bernstein in London. A Bloomberg index of European financial firms dropped as much as 22 percent since April 15 to the lowest level since July.

A $1 trillion aid package from the European Union and International Monetary Fund may delay a Greek default and give Spain, Italy and possibly Portugal time to get their finances in shape, averting a wider contagion, analysts said. Greece’s debt burden is likely to prove unsustainable, said Thomas Mayer, Deutsche Bank AG’s London-based chief economist.

“Deficit reduction alone doesn’t solve the debt issue,” Mayer said in a telephone interview. He estimates Greece’s debt will rise to 150 percent of gross domestic product following the country’s austerity program, from 120 percent. “Hardly anyone I know believes they can carry it out and still not restructure. This is basically the expectation across all asset classes.”

Writedowns stemming from a Greek default would total almost $200 billion, estimates Jon Peace, an analyst at Nomura Holdings Inc. in London. Banks globally could lose as much as $900 billion in a worst-case scenario where Greece, Ireland, Italy, Portugal and Spain all have to restructure their debt, Nomura estimates.

‘Prisoner’s Dilemma’

Banks holding sovereign debt are faced with a “prisoner’s dilemma,” said Hoffmann-Becking, referring to a mathematical theory that seeks to explain the behavior of two parties that can choose to either cooperate or pursue their own interests.

“From an individual bank’s perspective, it would be great to get rid of the sovereign debt,” Hoffmann-Becking said by telephone. “However, if everybody did it you’d have a rapid collapse of the government bond market and then you’d have the default. And in the default, the fact that you have no sovereign debt actually doesn’t help you at all.”

German financial companies including Deutsche Bank agreed in May to refinance maturing Greek debt and maintain existing credit lines to Greece and its lenders for the next three years. French banks made a similar pledge.

A majority of European banks haven’t tendered their Greek sovereign debt to the European Central Bank, according to an informal survey by Morgan Stanley analysts. One reason may be that some banks bought their Greek bonds when they were trading at 20 percent above par, meaning a sale to the ECB would prompt a loss, Morgan Stanley’s London-based analyst Huw van Steenis said in a note to clients on June 9.

Most See Default

Deutsche Bank Chief Executive Officer Josef Ackermann said May 14 that Greece may not be able to repay its debt in full, adding that Spain and Italy are “strong enough” to service their debt following the EU aid plan, while this may be “slightly more difficult” for Portugal.

Global investors have little confidence in Greece’s ability to solve its debt crisis, with 73 percent calling a default by the country likely, according to a quarterly poll of investors and analysts who are Bloomberg subscribers. Some 35 percent of those surveyed said a default by Portugal was likely, while more than a quarter said the same about Spain.

A Spanish or Italian cancellation of payments would dwarf a potential Greek default. European banks’ claims on Spain totaled $832 billion at the end of 2009, while those on Italy stood at $1.02 trillion, according to figures from the Bank for International Settlements in Basel, Switzerland. That compares with claims on Greece and Portugal of $193 billion and $240 billion, respectively.

No Capital Needed

EU banks could absorb losses on government and private debt in Greece, Portugal, Spain and Ireland without having to raise funds, Moody’s Investors Service said in a report today, after surveying more than 30 lenders in 10 nations. The value of private loans such as mortgages and business credit is greater than that tied to government debt, Moody’s said, adding that any losses on private loans would be absorbed over several years.

“Based on our stress test, we believe that these banks would be able to absorb the losses that could arise from such exposures without requiring capital increases -- even under worse-than-expected conditions,” the credit rating company said.

While investors may have priced in the immediate costs of a Greek and possibly even a Portuguese default, they haven’t reckoned on the wider impact of such an event, analysts said.

Valuing ‘Armageddon’

“If Greece defaulted in the near future, the ramifications wouldn’t just be banks holding Greek debt, but also Spain and Portugal and Italian bonds -- and how do you value Armageddon?” said Gary Jenkins, head of credit research at Evolution Securities Ltd. in London. “The idea is to postpone reality. If it had happened in a disorderly manner in May, it would’ve been such a quick event that it would have been very difficult for authorities to control the reactions on Portugal and Spain.”

Some analysts say the recent declines among European banks represent a buying opportunity on the grounds that a Greek default would be manageable and that Spain and Italy won’t have to restructure their debt. Nomura’s Peace said in a June 2 note that European bank shares are “attractive.”

‘Clear Message’

“The stocks are way too deep -- I don’t think we’ll see restructuring and sovereign defaults,” said Dirk Becker, a Frankfurt-based analyst at Kepler Capital Markets. “Everything depends on making a bet on whether we’ll see a restructuring or a default or not, but the EU delivered a clear message and the IMF is in the boat and we have austerity measures.”

Greece’s public finances began rattling investors late last year, when the country more than tripled its budget deficit forecast for 2009. Stock markets fell, credit default swaps to protect against a sovereign default rose, and borrowing costs climbed for indebted nations such as Greece, Portugal and Spain, as well as European banks. The euro dropped to a four-year low of $1.1876 on June 7.

New York University Professor Nouriel Roubini said June 4 that an orderly restructuring of Greece’s public debt in the next 12 months may be necessary to avoid “massive losses” for the financial system.

Orderly Plan

He recommended stretching the maturities of the country’s debt by five to 10 years, capping the interest rate at a below- market level and maintaining the face value of the bonds at par to limit writedowns for banks. Further declines in the euro would also help sustain Europe’s economies, he said.

Roubini, who predicted the global financial crisis, also remained gloomy on equity markets heading into a rally that lifted the Standard & Poor’s 500 Index by 80 percent last year.

European financial firms trade at 0.85 times book value, compared with 1.06 times on April 15 and more than two times book value at the end of 2006, based on the 52-company Bloomberg Europe Banks and Insurance Index.

Banks in Europe, on average, are pricing in an implied return on equity of 9.5 percent, below a “normalized” ROE of 12.5 percent, Hoffmann-Becking said in a May 26 note. Return on equity is a measure of profitability.

The expectation for an erosion of book value is “particularly pronounced” for French lenders, Hoffmann-Becking said. Paris-based Credit Agricole SA and Societe Generale SA trade at an implied return-on-equity of 5.8 percent and 6.9 percent, respectively, he said in the note. Societe Generale published an after-tax ROE of 11.1 percent in the first quarter, while Credit Agricole didn’t report a figure.

Priced In

Both banks have subsidiaries in Greece. Credit Agricole’s Emporiki Bank of Greece SA had 22 billion euros ($26.6 billion) of loans at the end of March, according to company reports. Societe Generale owns 54 percent of Greece’s Geniki Bank SA, which had 4 billion euros of loans and advances at the end of the quarter, according to the Athens-based lender’s website.

“If you look at some of the names like Credit Agricole or Societe Generale, they’re trading well below tangible book and so you’re looking at some 20 percent to 25 percent cuts to equity,” Hoffmann-Becking said in a telephone interview. “I think that certainly covers the primary effects of a potential writedown on Greek, Irish or Portuguese debt. The thing that we may not have priced in, in full, is secondary and tertiary effects.”

French banks had claims on Greece of $78.8 billion at the end of 2009, the most of any country, according to BIS figures. In Germany, where banks’ Greek claims totaled $45 billion, the risks probably lie mostly with Landesbanks and government-owned lenders that aren’t publicly traded, Hoffmann-Becking said

PD1: Aparte de lo que necesitan los gobiernos para financiar sus déficit públicos, están las necesidades de recapitalización de los bancos por sus posibles pérdidas en el mercado de bonos públicos. Ayer desde el BCE lo cuantificaban en 800.000 millones de euros que tendrán que colocar en acciones o deuda subordinada para hacer frente a la descapitalización en curso. De ahí deriva el “credit crunch” o imposibilidad de crédito final a particulares y empresas. No hay pasta para todos.

González-Páramo advierte sobre necesidad financiación bancosLos bancos de la zona euro se enfrentan a un problema de financiación de 800.000 millones de euros en los dos próximos años, dijo el consejero del Banco Central Europeo, José Manuel González-Páramo. En los próximos años, el sector bancario europeo hará frente a unas amplias necesidades de financiación, expresó en una conferencia en Londres. Los 20 mayores grupo bancarios de la zona euro tendrán una deuda pendiente de 800.000 millones de euros que deberán refinanciarse entre mayo de 2010 y el final de 2012. Esto representa la mitad de su deuda pendiente con vencimiento de más de un año. González-Páramo agregó que era importante reavivar los mercados de titulización para reavivar también la economía de la zona euro, pero instó a los bancos a simplificar los productos. (Invertia)

PD2: En todas partes cuecen habas:

Japan’s Prime Minister Warns That Debt Could Bring a Crisis Like That of Greece
Prime Minister Naoto Kan entered the lower house of Parliament to deliver an address about the economy.

By HIROKO TABUCHI TOKYO — Japan’s newly installed prime minister startled the nation on Friday by warning that it could face a financial crisis of Greek proportions if it does not tackle its colossal debt.

The stark words from the prime minister, Naoto Kan, followed by just hours the resignation of his banking minister and ally in the governing Democratic Party, Shizuka Kamei — an advocate of big spending. Mr. Kamei’s departure seemed to signal that the new government would focus on reducing Japan’s heavy government debt, called sovereign debt, by far the highest in the industrialized world, and cutting back on the wasteful public works projects.

“It is difficult to sustain a policy that relies too heavily on issuing debt,” Mr. Kan told the Japanese Parliament in his first policy speech. “As we have seen with the financial confusion in the European Community stemming from Greece, our finances could collapse if trust in national bonds is lost and growing national debt is left alone.”

Worried by the Greek debt crisis, policy makers around the world have increasingly raised the alarm over runaway government spending of the past two years, as the world has grappled with an economic crisis.

This week, Ben S. Bernanke, the Federal Reserve chairman, warned that the United States budget appeared to be on “an unsustainable path,” while also recognizing that an “exceptional increase” in the deficit had been necessary to ease the pain of recession. New prime ministers in both Britain and Hungary warned last week that their nations’ budget problems were more severe than their predecessors had let on.

Japan’s public debt, at $9.7 trillion, was close to twice its gross domestic product in 2009. But in contrast to Greece, most of that is held domestically, putting Japan, the world’s second largest economy after the United States, on a better financial footing.

Still, some analysts have warned that Japan’s graying population may begin to retire and cash in their bonds, forcing the government to look abroad for financing. In January, the ratings agency Standard & Poor’s cut its outlook for Japan’s sovereign debt rating, saying that the government appeared to have no plan to start containing debt.

The statements Friday from Mr. Kan appeared to press for an agenda he calls the “Third Way” for the country’s economy. This would avoid the mistakes of previous governments, he has said, by limiting the enormous investment in public works that propped up the economy in the 1990s, while also stepping back from the deregulation Japan dabbled with over the last decade.

Instead, he envisions raising taxes and investing heavily in new fields like health and the environment, a move he says will create jobs, raise incomes and bring about economic growth.

In his speech, Mr. Kan called for a bipartisan debate on raising the 5 percent sales tax in Japan to help pay for soaring social welfare costs brought on by the country’s aging society.

“The stagnation we are experiencing now is due in great part to a struggling economy, burgeoning budget deficit and a breakdown of trust in social welfare,” he said. “Instead, the new government will build a strong economy, strong public finances and a strong social welfare system.”

Mr. Kan’s new national strategy minister, Satoshi Arai, said Friday that the government would draft a mid- to long-term plan by June 22 to address Japan’s debt. The government would seek to cap bond issuance below $500 billion in the fiscal year ending in March 2012.

How aggressively Mr. Kan can pursue any agenda will depend on the outcome of nationwide elections for Parliament’s upper house on July 11. Support for the Democrats, which slumped under the previous prime minister, Yukio Hatoyama, has rebounded under the new leadership.

Mr. Kan’s prospects may be buoyed further by the departure of Mr. Kamei, the banking minister and vocal head of a tiny coalition partner that has often undermined the Democrats by straying from the government line. Shozaburo Jimi, a lawmaker from Mr. Kamei’s People’s New Party, was named the new banking minister

PD3: Empiezan a hablar de recaída en Europa: ¿double dip para 2011? Lo que nos faltaba, si se veía venir con tanto ajuste del déficit. Pararán el frágil crecimiento económico:

Soros prevé una recesión en toda Europa en 2011
Europa encara una casi inevitable recesión el próximo año y años de estancamiento, afirma el multimillonario inversor George Soros. Los fallos integrados en el euro desde el principio se han agudizado, afirma George Soros en un seminario, advirtiendo que la crisis del euro podría tener el potencial de destruir las 27 naciones de la Unión Europea. Alemania había impuesto sus criterios sobre la forma del mecanismo de rescate de 750.000 millones de euros, superávit comercial y alta tasa de ahorro. Pero no puede haber un país acreedor, un país excedente, sin que alguien esté en déficit, afirma y ese es el peligro real de la situación actual, que al imponer la disciplina fiscal en un momento de demanda insuficiente y un sistema bancario débil, para tener un presupuesto equilibrado, se pone en marcha una espiral descendente. Alemania va a oler a rosas, pero el resto de Europa va a ser empujado a una espiral descendente, con un estancamiento que dure muchos años, y posiblemente, peor que eso. En otras palabras, creo que una recesión en el conjunto de Europa el próximo año es casi inevitable dada las políticas actuales. (Invertia)

16 junio 2010

¿Se dividirá el euro en dos?

Te copio lo que dice Joaquin Ferrer que me parece interesante:

…Las medidas que se deben acometer para enderezar la situación económica en España son de un profundo calado estructural. Pero intuirá fácilmente también que muchas de ellas nunca se podrán realizar, porque donde manda patrón no manda marinero. Es decir, no van a dejar que el país vuelva a industrializarse como antes, pero tampoco caben ya nuevas salidas laborales en falso para dar trabajo a más camareros y a más albañiles. En consecuencia sólo se podrá empobrecer aún más a la población mediante una salvaje reforma laboral y una acelerada devolución de la deuda pública primero y privada a continuación. Pero desarrollar esto último es ya a estas alturas completamente imposible. Esto es fácil de entender y se lo voy a explicar brevemente.

Redondeemos los cálculos y supongamos que la deuda total (pública más privada, etc.) de España es de un 400% del PIB, y el PIB es 100 unidades. Por lo tanto la deuda es de 400 unidades.

1.-Seamos benévolos y supongamos que conseguimos devolver antes del 1 de enero de 2014 un 80% de la deuda total con respecto del PIB (especialmente la pública) y en consecuencia nos quedan 320 unidades de deuda.

2.-Pero ese esfuerzo supone perder un 20% del PIB desde los máximos de 2008, y en consecuencia nos quedamos con un PIB de 80 unidades a 1 de enero de 2014.

3.-Recapitulando: a 1 de enero de 2014 80 unidades de PIB y 320 unidades de deuda.

4.-¿Saben qué deuda nos queda pendiente con respecto del PIB? En efecto, lo han adivinado. Un 400%. Es decir, después de un ingente esfuerzo económico y social, nos hemos quedado en el mismo sitio de partida. De hecho es esto mismo lo que le está sucediendo a Irlanda del Norte y por eso, a pesar de hacer los deberes, su diferencial con respecto del bono alemán no se reduce.

Los mercados ya están descontando esta situación y deducen dos cosas.

1.-El euro ha muerto tal y como lo conocíamos antes de la actual crisis económica.
2.-Gracias al heroico sacrificio de Irlanda se ha podido ver que las “devaluaciones internas” no funcionan, y en consecuencia se deberá buscar alguna fórmula distinta.
3.-Esa fórmula sólo puede consistir en una devaluación monetaria y hay que buscar la salida para poder hacerlo.
4.-Esa fórmula sólo puede consistir en separar en dos la unidad monetaria. Y eso es precisamente lo que se está fraguando ya mismo.

Como la unidad monetaria ha muerto, todos los países caminan hacia el lugar de los muertos. Unos hacia la morada de los dioses o Walhalla, otros hacia el Nifhleim u hogar de la niebla, que es el reino de la oscuridad y las tinieblas. Esto se observa con toda claridad en los diferenciales de la deuda pública a 10 años. Primero Irlanda, después en el momento 1 Portugal y finalmente en el momento 2 España e Italia.

Por otro lado, sabemos que la banca española está realmente en cueros. De hecho las cajas ya perdieron 9.000 millones de euros en abril respecto de marzo, una cantidad equivalente al FROB que el gobierno quiere poner en marcha y que por lo tanto tendrá que ser superior si suponemos que una parte de esos 9.000 se ha ido hacia los bancos. Pero los americanos tampoco se fían del BBVA para financiarles 1.000 millones. ¿Qué pasa entonces? Pues que se empieza a dudar del sistema financiero nacional en su conjunto. Y si se repiten los pasos de Grecia cuando la gente se dé cuenta de ello (y es probable que eso ya esté sucediendo), podrían ser retirados entre 30.000 y 50.000 millones de euros del sistema bancario nacional.

Si a esto último le añadimos la suposición de que los euros de cuatro/cinco países podrían terminar devaluados, ¿qué se puede hacer?


Los tipos de interés a pagar por la deuda pública también están indicando lo mismo. Eso quiere decir finalmente la probabilidad de que en un futuro no muy lejano coticen con descuento los euros de algunos países con respecto de los demás. Y eso quiere decir para sus sufridos ahorros que debería sacar el dinero, cambiarlo a euros alemanes por ejemplo, y guardarlos en casa. O, más razonable, abrir una cuenta en una entidad alemana para poder sacarlos como euros alemanes. Por eso he puesto lo que he puesto como imagen de cabecera. Porque estas cosas nunca las verá en los medios de comunicación, aunque todo parece indicar que varios ya se lo están oliendo. Al menos lo suficiente como para retirar su dinero de las cajas de ahorro o establecer diferenciales entre las monedas.

Estas son las letras de los billetes. Usted decide. Pero recuerde en cualquier caso que los PIIGS ya se etiquetaron hace unos cuantos años con el beneplácito de algunos políticos.

PD1: Esto es Europa: todos los países diferentes; como para ponernos de acuerdo en nada…
PD2: Que haya algo debajo de la alfombra del sistema financiero español, esto es lo que provoca muchas dudas entre los inversores. Ni se fian los bancos para prestarse entre sí, ni se fían los inversores de sus propias entidades financieras. No nos fiamos de nadie. Y esto va en perjuicio de nosotros mismos ya que el coste de nuestra financiación se sube a las nubes. ¿Podremos competir pagando mucho más por captar financiación? No ya que significará más déficit público. No tenemos crédito fuera y tenemos muchos vencimientos. El Estado y los bancos se tienen que recapitalizar y no hay pasta de inversores, sólo hay pasta camelo.

Mira que nos dicen desde la CECA:

CECA: "No hay nada bajo la alfombra" en el sistema financiero español
El director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), José Antonio Olavarrieta, aseguró hoy que no hay nada bajo la alfombra en el sistema financiero español, a pesar de las críticas que está recibiendo últimamente. En declaraciones a la cadena Ser, Olavarrieta destacó la necesidad de cerrar filas para lograr que fluya el crédito que tanto necesitan las empresas españolas, especialmente las pymes, y negó que los supuestos pufos que dejó el sector inmobiliario afecten a las cuentas de las entidades, puesto que los tienen provisionados, cosa que fuera de España no se conoce. (Invertia)
No han activado inmuebles, ni suelo urbanizable y los promotores son todos solventes y les damos todo el crédito que necesiten para aguantar sus posiciones invendibles. Y la mora de pymes, tarjetas de crédito, hipotecas… está ajustada a la realidad. ¡Anda ya! Es el problema actual de todos: FALTA DE CONFIANZA en nuestros gobernantes y en nuestras entidades financieras que no presentan los números reales. Así no se arregla. Si cuando desmienten el rumor, por qué será???

15 junio 2010

ciclos de bolsa


Se llevaron a Juan Ignacio Crespo al canal de noticias de la CNN+ en prime time para que hablara de la crisis y dijo cosas que no se esperaban. Se quedó el presentador con cara de pez. Habló de que la crisis va a durar muchos años, que tendremos más recesiones entre medias, que creía que dos más antes del 2018 fecha donde empezaríamos a salir de la actual crisis.

Se comentaron los ciclos de la economía y dijo que teníamos crisis para largo. Que se alternarían bonanzas con recesiones cada dos años. Comentó que poco se puede hacer por parte de los gobiernos, sino que había que copiar lo que hicieran por ahí, sin muchas extravaganzas. Se haga lo que se haga no hay posible mejoría hasta el 2018.

No entendían los contertulios esto y le miraban incrédulos. Lo bonito del asunto es que es un economista de izquierdas y les dejó descolocados a todos. No obstante, si ZP lo tiene entre sus economistas predilectos lo llevamos claro. Y más o menos es lo que se dejó entender.

Juan Ignacio Crespo dice: http://www.youtube.com/watch?v=etkVGXWw3uY  (Está en español y no tiene desperdicio)

Siguiendo con este planteamiento no dejes de ver la comparación de las caídas de esta crisis con las otras graves que hubo y su duración larga en el tiempo:
Hablar de 20 años de crisis es angustioso. Esto es lo que hubo las otras veces. Esperemos que no se repita. Para verlo con la botella medio llena: cada vez falta menos ya que llevamos ya tres años de crisis, desde verano de 2007, aunque en el gráfico se empeñen en decir que tenemos la crisis de las TMTs del 2000. Yo creo que empezó la crisis en 2007 aunque se fraguara en la última década los orígenes de la misma. Un abrazo

PD1: Ayer de nuevo nos dieron caña los periódicos alemanes. No tienen pelos en la lengua. Bueno, dicen lo que otros muchos decimos con cierta claridad. Y esto no gusta y se produce un gran rechazo. ¿Hasta dónde tienen razón? No ganan nada por sembrar de dudas al sistema europeo. Hacen lo que debe hacer un periódico independiente: trasladar a la opinión pública lo que en mentideros nos vamos contando unos a otros. Que la prensa española no entre en este análisis, pues obvio. Esto han dicho:


El `Frankfurter Allgemeine Zeitung´ vuelve a la carga con España y recuerda que el Ejecutivo griego hizo una declaraciones similares en primavera y luego solicitó ayuda a la Unión Europea.

Economía ha desmentido hoy nuevamente la información que publica este rotativo germano, al igual que hizo con lo publicado por el `FT Deutchland´. Por su parte, el Gobierno alemán ha declarado que no ve indicios de que España pueda solicitar ayuda del fondo europeo para los países con problemas de pago similares a Grecia.

El diario `Frankfurter Allgemeine Zeitung´ argumenta lo publicado en el aumento de la preocupación por la situación de España, principalmente de su sistema bancario. Así, subraya que este sector está intentando, mediante las fusiones de entidades, mantener la crisis inmobiliaria bajo control, pero incide en que la confianza ha caído "drásticamente" y que el mercado interbancario "se tambalea cada día más".

Asimismo, apunta que otros estados miembros de la zona euro consideran que las medidas de ajuste presentadas por el Gobierno de Zapatero son "inadecuadas" y recuerda que una crisis de deuda en España sería más difícil de afrontar por parte de la UE, ya que mientras que Grecia supone sólo el 2,5% PIB, España representa casi el 12%.

Y la consecuencia es evidente: el riesgo español arriba de nuevo, otra vez por encima de los doscientos puntos básicos. Ya tenemos al bono español en el 4,75% con un diferencial frente al alemán de 213 pb. La leche en vinagre. Otra vez nos tambaleamos. Otra vez somos un país de chinchinabo. Incluso hablan las malas lenguas de este jueves con temor. Y todos acongojados con las subastas de deuda pública venideras. Tocan 9.500 millones de euros esta semana y 24.000 millones de euros en julio. A ver si no conseguimos financiarnos y tenemos que hacer una reestructuración de deuda. Esperemos que no ocurra.

En estos momentos estamos en nuestro peor nivel de riesgo, el momento de mayor diferencial con respecto al bono alemán de los últimos años. La bolsa, que no marca bien los riesgos en estos momentos como te dije hace días, va por libre. El riesgo lo define el diferencial del bono español con el bund. Y esto es lo que debes mirar si quieres saber qué está pasando, si quieres ver los riesgos y su tendencia.

Crisis de deuda pública que afecta al sistema bancario español, que afecta al euro (aunque haya tenido un short covering los últimos días), que genera nuevo déficit público por el extracoste, que afecta al crecimiento de la economía española, que nos afecta a ti y a mí. Es un desastre.

PD2: Hoy subasta de Letras del Tesoro y el jueves otra subasta, de bonos a 10 años y de obligaciones a 15 años. Se cumplirán los objetivos. Seguro que sí, hasta que sea que no, entonces…

Tesoro espera colocar 9.500 millones esta semana
El Tesoro español anunció espera colocar hasta 3.500 millones de euros en una subasta de obligaciones a 10 años y 30 años que resolverá el jueves, y otros 6.000 millones de euros en una subasta de letras a 12 y 18 meses el martes. En la anterior emisión a 10 años con cupón del 4,0% del 20 de mayo de 2010, el Tesoro adjudicó 3.521 millones de euros con un tipo marginal del 4,074%. En la anterior emisión a 30 años con cupón del 4,7% del 18 de marzo de 2010, el Tesoro adjudicó 1.869 millones de euros con una tasa marginal del 4,768%. En cuanto a las letras, en la anterior emisión a 12 meses del 18 de mayo de 2010, el Tesoro adjudicó un volumen de 4.359 millones de euros, con un tipo marginal del 1,699%. Por su parte, en la anterior emisión a 18 meses del 18 de mayo de 2010, el Tesoro adjudicó por un volumen de 2.077 millones de euros con un tipo marginal del 2,050%. (Invertia)

PD2: ¿Existe una cosa llamada interbancario, donde se prestan los bancos cada día sus remanentes? No, dejó de existir hace un par de años. Ahora se triangula con el BCE. No se fían de que mañana se lo vayan a devolver la entidad financiera española a la que se lo podrían prestar. ¡Qué fuerte! Si no te fías que te vaya a devolver tu dinero el banco de al lado, como pretenderán que nos fiemos de ellos los particulares? Cómo pretenden que les demos nuestro dinero? Pretenden que invirtamos en sus productos, depósitos, cuentas corrientes? Prefieren cobrar un 0,25% seguro del BCE que lo que les da el euribor a día otra entidad financiera. ¿A esto se llama prudencia o se le llama miedo?
Bancos depositan en BCE récord de 384.260 millones
El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que los bancos depositaron el pasado viernes la cantidad récord de 384.260 millones de euros a un tipo del 0,25% y a un día, ya que no se prestan dinero entre ellos en el mercado de dinero. La crisis de endeudamiento de Europa y la incertidumbre sobre el crecimiento ha llevado a los bancos a depositar su dinero en el BCE pese a que la entidad monetaria les ofrece una rentabilidad mucho menor que la pueden conseguir en el mercado de dinero. (Invertia)

14 junio 2010

resurgen los mercados emergentes

Hoy toca hacer un esfuerzo ya que te coloco un ladrillo en inglés. Ten paciencia y léetelo. Son las tendencias que muchos pensamos van a ocurrir en los próximos años. Pero esto es como la crisis actual: nada va a pasar mañana, sino que la tendencia es la que es. Pues la inversión en emergentes sirve para preservar el capital y para estar antes de que lleguen los demás. Dentro de unos años llegarán a hordas otros inversores ávidos de obtener una rentabilidad que no logran en otros países. Siempre es bueno adelantarse y hacerlo antes que la gran masa. Desde aquí, como siempre, trato de ir por delante a lo que vendrá después. Unas veces se consigue, otras no. Saber lo que va a pasar mañana es imposible. Saber lo que pasará pasado mañana es más fácil. Y la tendencia de fondo, la que se generará con el paso del tiempo es ésta:

Emerging Markets Go From Niche to Mainstream

June 2010 By Julie Segal

Jerome Booth, head of research at $33 billion-in-assets Ashmore Investment Management in London, was having lunch in Munich last month with a large German institutional investor who was crowing about changes he had made to his portfolio. After years of hearing Booth preach about the need to dramatically increase exposure to emerging-markets economies, the investor excitedly announced that he had shifted his conservative stance and doubled his allocation — to 10%. Unimpressed, Booth deadpanned, “So you’re still comfortable with 90% in the crash zone?”
Many institutional investors are fundamentally rethinking their approach to emerging markets. Attracted by the powerful growth of economies in countries such as China, India and Brazil, investors have been putting more of their money in these markets. The debacle in Greece, concerns about the future of the euro and worries about debt levels in developed countries are providing more reasons for investors to shift their weightings. Fund managers increasingly regard emerging markets as a core part of their portfolios rather than a high-risk sector that they can flit into and out of tactically in an effort to boost yield, says Allan Conway, head of emerging-markets equities at Schroder Investment Management. The London-based fund manager has $24 billion of its $255 billion in assets in emerging markets.

As part of this shift, many investors are setting their own allocation targets for emerging markets and using specialist managers with extensive footprints in these regions to build up positions, instead of leaving the job in the hands of generalist global managers. Larger institutions are expanding their direct presence in emerging markets while others are using exchange-traded funds as a low-cost means of increasing their exposure. Investors are diversifying within the emerging-markets space, moving beyond basic equities to put their money in fixed-income securities, private equity and infrastructure investments. And they’re moving further afield into frontier markets in places like Africa, seeking higher returns. According to a survey of large, mostly U.S. institutional investors published by Bank of America Merrill Lynch late last year, emerging-markets equities are the most desirable asset class, with 42% of respondents planning to add to their positions over the next 12 months. By contrast, 39% said they were planning to reduce their exposure to large-cap U.S. equities during the same period.

Yet for all of the recent changes, most U.S. and European investors are still woefully underweight in their emerging-markets holdings. “People understand the emerging markets are a big opportunity,” says Richard Titherington, CIO and head of the emerging-markets equity team at $1.2 trillion-in-assets JPMorgan Asset Management in London. “But the average pension fund thinks it is overweight at 5%. They need to dramatically rethink that and go to 20%.” According to the BofA Merrill Lynch survey, U.S. institutional investors’ allocations to emerging-markets equities range from 2 to 15% and average between 3 and 5%. The $50.1 billion Virginia Retirement System has a weighting of 5%, the $22.9 billion Connecticut Retirement Plans and Trust Funds has 4%, and Boeing Co.’s $71 billion defined benefit plan has 2%.

Emerging markets constitute 13% of the MSCI all country world index, so by that measure, most Western institutional investors are indeed underweight. But some analysts regard the MSCI weighting as excessively low. The index firm bases its weightings on the free float of shares in a given market; many emerging-markets companies have only a modest percentage of their shares in public hands, with the bulk still held by controlling families or governments. “Why should the somewhat arbitrary and fairly static rules of an index provider define useful investment allocations?” asks Ashmore’s Booth. He contends that investors should have a 50% exposure, which equals the emerging markets’ share of global economic output based on purchasing-power parity. “That’s if they’re neutral, not bullish,” he says.

Julian Thompson, an emerging-markets specialist at $97 billion Threadneedle Asset Management in London, says the developed world’s underfunded pension plans, trying to operate in countries with aging populations, need to take advantage of the growth that young people with rising incomes in the emerging world will provide.

Anyone who had a big position in emerging-markets stocks should have enjoyed strong performance in recent years. The MSCI emerging markets index produced annualized returns of 7.61% over the ten years through June 1, compared with an annual average return of –1.26% for the Standard & Poor’s 500 index over the same period. Some individual markets produced spectacular returns. Among the so-called BRIC countries, for instance, the Shanghai Stock Exchange composite index rose 133% from 2000 through 2009, the Bombay Stock Exchange’s Sensex index advanced 249%, São Paulo’s Bovespa gained 301%, and Moscow’s RTS index surged 863%. Even in more-recent periods, when developed markets have bounced back strongly, most emerging markets have done even better. The MSCI emerging markets index returned 53.91% in the 12 months ended April 30, compared with a 38.84% return for the S&P 500.

Can emerging markets continue to outperform? Although some investors worry about the risk of a setback after such gains, current valuations are not excessive. The emerging-markets segment of the MSCI all country world index was trading last month on a 12-month forward earnings multiple of about 11.2, slightly above that segment’s ten-year average of 10.9. By comparison, MSCI’s developed markets were trading at an earnings multiple of 12.9, below their ten-year average of 16. “Emerging markets are not worryingly expensive or bubbly, but they are closer to fair value,” says Kevin Gardiner, head of investment strategy for Europe, the Middle East and Africa at $241 billion-in-assets Barclays Wealth in London.

One of the more aggressive emerging-markets investors is Ralph Layman, CIO of public equities at GE Asset Management, a Stamford, Connecticut–based outfit that manages $120 billion in assets for General Electric Co.’s pension fund, GE-affiliated insurance companies and third parties. Layman began looking at the sector in the 1980s, when he was a portfolio manager at Templeton, Galbraith & Hansberger and Sir John Templeton and Thomas Hansberger asked him to research the feasibility of investing in emerging markets. (Templeton ended up hiring Mark Mobius in 1987 to manage one of the first emerging-markets funds.)

Indexes such as MSCI’s may reflect the current share of the global equity market that publicly available emerging-markets stocks represent, but Layman contends that they almost certainly understate the share that these markets will have in the future. It’s that future weighting that investors should anticipate, he explains, using a hockey metaphor. “Like Wayne Gretzky said, ‘You skate to where the puck is going, not where it’s been.’ It’s the same concept with the index,” he says.

Layman is doing just that with the $43 billion General Electric Pension Trust. The pension fund’s combined allocation to China and India is roughly halfway between the countries’ 25% weighting in the MSCI emerging markets index and their 68% weighting in a customized model designed by Layman that includes shares held by governments and local shares, such as Chinese A shares, that are not available to most foreign investors. GE is also in the process of eliminating the pension fund’s home-country bias by shifting toward an equal weighting of U.S. and non-U.S. equities in its portfolio. “Our thought process on asset allocation is fairly unique,” Layman says. “In presenting it to some peer groups, there was a high degree of skepticism.”

GE is also building up its staff in emerging markets to better identify the local companies that will benefit from the growth of domestic consumption in these economies. The firm has recently taken on new investment professionals in Shanghai and Singapore, is opening an office in Brazil and is considering opening one in India. “We see the developed world as needing to save more and consume less,” Layman says. “It’s the opposite in the emerging markets. As consumers start to consume more, whether in health care, education or retail, regional and localized services will be great growth vehicles.”

Goldman Sachs Asset Management is pursuing a similar strategy. The firm, which manages $840 billion, has tripled the number of investment professionals it has in emerging markets, to 30, and has opened offices in Brazil, China and India.

In the next 20 years, Goldman believes, some 2 billion people in the emerging markets will cross the income threshold of $5,000 a year, the point at which people begin to buy discretionary consumer goods such as mobile phones. “Even if it ends up being half that at 1 billion people, the impact is enormous,” says Donald Gervais, global head of fundamental equity product management at GSAM in New York.

The Universities Superannuation Scheme, which manages £29.9 billion ($43.4 billion) in pension fund money for U.K. university employees, has added three emerging-markets specialists to its team and aims to raise its allocation to emerging markets to 7.5% from 5% by the end of this year, with emerging-markets equities reaching 12% of the fund’s overall equity position. Previously, USS put roughly half of its equity holdings in the U.K. and invested in emerging-markets equities only on a capitalization-weighted basis as part of its non-U.K. regional mandates.

“Now we can independently weight emerging markets on a strategic basis,” says chief investment officer Roger Gray. “The old architecture for creating EM exposure was creating too little, and it was not comprehensive.” Already, Gray is making changes based on his view of individual markets. USS is overweight in Asia — India in particular — because of the strength of the economic recovery and trade links with developed markets. The fund is underweight in Brazil because it regards valuations there as lofty and believes volatility is likely to increase ahead of October’s presidential election.

For some investors, the increased focus on emerging markets is leading to greater diversification rather than just a ramping up of equity holdings. That’s the case with the University of Michigan’s $7 billion endowment, the seventh-largest such fund in the U.S. CIO Erik Lundberg asserts that most investors’ focus on listed equities explains the sharp run-up in emerging-markets stocks since early 2009, but says that move may have gotten ahead of reality. “Emerging markets have better growth prospects, but that growth doesn’t always translate to the bottom line,” he says.

Lundberg has increased Michigan’s investments in long-short equity, real estate and venture capital within the endowment’s 12% emerging-markets allocation. Twenty percent of Michigan’s venture capital investments are in emerging markets, as are 15% of its private equity positions and 10% of its real estate holdings.

GLG Partners, a $24 billion London-based hedge fund, tries to get some of its emerging-markets exposure through Western companies that are geared to growth in those markets. Daniel Geber, portfolio manager of GLG’s international small-cap and midcap strategies, says that Western luxury companies are benefiting from robust demand among wealthy Chinese for established luxury brands. “Local players can’t yet replicate the cachet of a Swiss-made watch,” says Geber.
Although many larger investors have been building up their in-house expertise on emerging markets, that isn’t a practical option for most smaller managers. For them, and for many big outfits as well, a growing number of passive investment options can do the trick. Northern Trust Global Investments, with $647 billion in assets, started offering broad emerging-markets index strategies in 2005. Over the 12 months ended March 31, assets in these indexes have grown by more than 90%, not including returns, to just more than $10 billion. Northern Trust has also been offering more-targeted indexes in the emerging-markets space. The company introduced a small-cap emerging-markets index in December 2008, and it plans to offer a frontier markets index fund. Gregory Behar, a senior investment strategist on Northern Trust’s global quantitative management team in Chicago, says 25% of new investments in emerging markets were indexed as of October 2009, up from just 10% in January 2007. “Investors are using low-cost beta products to get to the proper allocation, and they are finding active managers to add a bit of alpha,” he says.

Exchange-traded funds are also attracting a significant share of the emerging-markets flows. Gregory Ho, president of $2 billion Spring Mountain Capital in New York, sees ETFs as the most efficient way to navigate emerging markets, which are highly sensitive to macroeconomic, geopolitical and technical factors. “We asked active managers in 2008 why they didn’t pare their exposure if they saw where the world was headed,” Ho says. “They felt they didn’t have the capability to anticipate macro factors. They were stock pickers.”

Fixed-income markets are another fast-growing area of diversification. For many institutions, modern emerging-markets investing started with the introduction of Brady bonds to alleviate the Latin American debt crisis in the late 1980s and early 1990s, but such opportunities have waned in recent years as many developing countries have slashed their debts and investors have focused on equities. U.S. pension funds have an average of only 2% of their holdings in emerging-markets bonds, for example. With the developed world now quaking under boatloads of debt, however, the low level of leverage in emerging markets is making many fund managers salivate at bond prospects there. Flows into emerging-markets bond funds hit a record $31 billion this year as of last month, according to JPMorgan Chase & Co. With net issuance of emerging-markets sovereign bonds just $13 billion so far this year, the flow of money has pushed down yields. In April, Russia issued $2 billion of five-year notes priced to yield a narrow spread of 125 basis points over U.S. Treasuries and $3.5 billion of ten-year notes at a spread of 135 basis points.

“In domestic portfolios, everyone recognizes that you should have a mix of bonds and equities,” says Ramin Toloui, an emerging-markets portfolio manager at Pacific Investment Management Co. in Newport Beach, California. “A similar logic should be applied to emerging-markets portfolios.” PIMCO expects equities to underperform in coming years and emerging-markets currencies and bonds to continue to gain. “In this context, a broad 50-50 split between EM equities and EM fixed income is a more appropriate balance for many portfolios,” says Toloui.

PIMCO contends that most fixed-income indexes, just like equity indexes, have a bias toward developed countries. “The industrialized countries have more debt relative to GDP, so if an index is market-cap-weighted, you’ll be investing in countries with lots of debt,” Toloui notes. To counter that feature, PIMCO last year introduced the Global Advantage Bond Index, which bases a country’s weighting on its GDP. The index gives a 30% weighting to emerging-markets debt, compared with just 4.5% for the Barclays global aggregate index. “It’s a big change in thinking about one’s bond allocation,” Toloui says. PIMCO had attracted more than $2 billion in funds tied to the new index as of March.

Cristina Panait, senior emerging-markets debt strategist at Payden & Rygel in Los Angeles, says stronger fundamentals are feeding the interest in emerging-markets debt. In 1993 less than 10% of emerging-markets debt was rated investment-grade. Today the figure is 50%.

If emerging markets have become mainstream for many investors, then frontier markets — countries at an early stage of development — are the new emerging markets. As Schroders’ Conway puts it, they are “preemerging.” He adds,“Now that investors are becoming increasingly comfortable with emerging markets, the appetite is to be a bit more adventurous.” In September 2007, Schroders launched a Middle East fund, which currently has $300 million. The firm plans to introduce a frontier markets fund in the near future. Schroders is focusing its expansion effort on Abu Dhabi, Egypt, Kazakhstan, Kuwait, Qatar, Saudi Arabia and Vietnam. There are challenges to growing in these areas, Conway acknowledges. Most of the frontier markets have poor liquidity because of a lack of well-developed exchanges and well-capitalized intermediaries. That makes it difficult to put large amounts of money to work and to sell positions.

USS’s Gray says the pension plan’s expanding emerging-markets allocation includes a long-term commitment to investments in Africa and the Middle East. USS has built a position in Saudi Arabia, focusing on holdings in mobile telephony, food companies and banks, because it expects that the country’s young population will drive the growth of a consumer market.

Frontier markets have been largely untouched by the flow of ETF money into the emerging markets, leaving valuations much lower and the upside much greater, says William Browder, founder and CEO of London-based Hermitage Capital Management. Browder rose to prominence as the biggest foreign investor in Russia a decade ago, but since he was denied reentry to Russia in 2005, he has increasingly focused Hermitage’s investments on frontier markets, where he currently invests 20% of the fund’s $800 million in assets. “The biggest stocks in the emerging markets received the lion’s share of ETF money in an undifferentiated way,” Browder says. “One wants to buy the stocks and the countries that other people had ignored.” Browder recently made investments in Nigerian banks that were selling at 4 times earnings and 50% of book value. At the top of the market in 2007, he says, those same banks were trading at 4 times book value.

Hurley Doddy, co-CEO of Emerging Capital Partners in Washington, whose private equity funds have a ten-year track record of making more than 50 investments in Africa, says the firm sees opportunities now in telecommunications, financial services and commodities. ECP has an investment in Nigeria’s Continental Reinsurance. The firm regards insurance as an attractive sector because Nigerian businesses are underinsured and the country requires that at least 30% of insurance policies in the oil and gas and aviation industries be placed with local insurers.

Development Partners International, a London-based firm that advises a €270 million ($332 million) private equity fund that focuses on Africa, favors investments that stand to benefit from a growing middle class, says CEO Runa Alam. DPI recently invested in a payroll deduction company, Letshego Holdings, that loans money to employees of large companies and government entities. The company is growing 25 to 40% a year and faces few competitors because banks in the region prefer not to lend to lower-income people.

Interest in emerging markets appears set to intensify, from the nascent economies of Africa to the fast-industrializing countries of Asia. The road may be bumpy, though, and investors need to remain alert to risks. Many emerging equity markets fell sharply in recent weeks, reflecting fears of a wider economic fallout from the European sovereign debt crisis. “Our markets can still be whipsawed by the flow coming from the developed investor markets,” says Ray Jovanovich, Asia chief investment officer at Amundi, a newly created asset management partnership between Crédit Agricole and Société Générale that manages $845 billion.

Peter Adamson, former CIO of the Eli and Edythe Broad Foundation who this month will begin managing the money of talk-show host and producer Oprah Winfrey, was keeping 50% of the foundation’s global equity portfolio in emerging markets but staying in liquid securities to be able to make quick portfolio changes. Adamson’s view: “We want to stay close to the exits.”

El problema principal por el que no se acaban de lanzar más es que se debe gestionar en sitio, no desde lejos. Es imposible controlar nuevos y grandes mercados de valores sino se está cerca. Desde Europa, desde Madrid es imposible ser un gestor de mercados emergentes y triunfar. Es en parte por esto por lo que las gestoras no se lanzan. No están dispuestas a tener oficinas en muchos países emergentes. Y por eso los fondos colectivos de inversión siguen siendo el mejor instrumento dada la especialización de sus gestores. Un abrazo y estamos bien encaminados.

PD1: Miedos y paranoias estadounidenses: tienen miedo al Federal government debt. Normal, es igual de grande que el español y no están haciendo nada.

A mi en España me da más miedo la percepción popular de que no pasa nada, de que los políticos nos van a sacar de ésta, que las cuentas bancarias reflejan la realidad de la mora y que los bancos españoles están sanos y van a seguir ganando tanto dinero como en el pasado. La crisis es de los tontos. A los listos no les afecta. Al sector bancario español, léase Santander, BBVA y las cajas grandes, no les afecta que hayamos tenido una recesión en 2009, que podamos estar a punto de entrar en una espiral de deuda pública, que no haya financiación para nada, que el consumo se haya caído, que no se pidan ni se concedan créditos para nada, que las promotoras estén en quiebra y deban lo que no está escrito, que no sepamos que mora tiene el sistema, que el proceso de fusiones cajarias vayan tan despacio y sea en forma de SIP.

Que el FROB hay que devolverlo. Que el FROB hay que inventarlo primero para que luego lo devuelvan…Yo soy de los tontos, no me creo nada. A mi la crisis me afecta, gano menos y trabajo más. A los bancos la crisis no les afecta, ganan lo mismo, como dice Botín, o más si le dejasen. Le debían nombrar ministro para que nos sacasen de ésta. Vivimos en un país de fardones, siempre hay que fardar de algo. El viernes la banca tuvo que fardar de que van a ganar lo mismo en 2010 que en 2009, así da gusto, que me cuenten dónde está el truco. Dime de qué fardas y te diré de lo que careces, dice el sabio refrán español.

¿Para cuándo espera el Gobierno español a freír a estos bancos tan solventes con un impuesto especial a las ganancias que han logrado en los dos últimos años a costa de la crisis? A entidades que tienen un beneficio neto de 9.000 millones y 4.500 millones una tasa de un 20% no les supondría mucho esfuerzo pagarla, una tasa sobre beneficios. Ahí tienes 3.000 millones de euros de ahorro del déficit público en vez de congelar las pensiones. No se atreven ya que ambos, políticos y banqueros, viven de intereses creados.

O si lo prefieres, una tasa sobre depósitos sacas mucho más para quitar déficit. Y fríes a los ricos, que es muy demagógico y compensamos el recorte de los funcionarios. Sacas 10.000 millones en un pis pas. En vez de andar quitándoselo a los mayores. No me hagas mucho caso que hoy desvarío. Me enerva el establishment, me enerva que nadie proteste y que hayamos creado una sociedad con unas tragaderas tan descomunales. Me enerva el sistema que nos hemos montado. Me enervan los políticos y los banqueros. Me enerva el relativismo religioso. Me enerva la mala pinta que tiene esto. Y me enerva que mi pequeña protesta no sirva para nada, más que para calentarte a ti. Lo siento, perdóname.

11 junio 2010

el dinero huye de España

A principio de semana comenté que los inversores habían claudicado y que esto permitiría un rebote de las bolsas como está siendo. Siempre les pasa: cuando no pueden aguantar sus posiciones, cuando la angustia es tal que no les llega el cuello a la camisa, se vende por lo mejor, e inmediatamente el mercado se da la vuelta.

Olvídate de la bolsa y céntrate en el problema: analiza la crisis de deuda que tenemos entre manos. ¿Qué ha mejorado?

Salvamos la subasta de bonos a 3 años de ayer gracias a que los bancos no saben que hacer con su dinero. Tienen tomado al 1% del BCE y se lo están drenando al 0,25% para quitar esa liquidez de en medio. Optan por acudir a la subasta ya que no tienen otro sitio donde meter la pasta. Más deuda pública en balance, “too risky”, pero no hay alternativas. Es comprar deuda pública o prestarse el dinero entre ellos, algo que no están dispuestos todavía.

¿Qué ha cambiado para que los ánimos estén mejor? El diferencial del bono español y el bund está ya en 194 pb, desde un máximo de 210 pb que se alcanzó a final de la semana pasada. Un respiro. Un alivio momentáneo. Un uff muy grande. Un desastre ya que seguimos con un sobrecoste que nos genera más déficit. Casi 200 pb es diferencial de un bono malo, de un BBB.

Olvídate de la reforma laboral: no sirve para nada en esta tesitura. No nos va a sacar de pobres el que se puedan despedir a los empleados de forma más cara o más barata. Una reforma laboral de los contratos y del coste del despido no va a generar actividad económica, ni va a generar empleos. Es condición necesaria pero no suficiente.

Focalicemos el problema: Seguimos gastando mucho más de lo que ingresamos y esto sólo lo remediamos si consiguiéramos crecer a tasas del 4/5%. Si volviera a funcionar el modelo del ladrillo estaríamos salvados. Si pudiéramos volver a construir unas 900.000 casas al año y se vendieran, volveríamos a generar actividad, volveríamos a generar empleo, volveríamos a generar ingresos tributarios, volveríamos a reducir nuestro déficit. Tendríamos viabilidad.

Lo que hacemos ahora es parchear. Quitamos gastos: sueldos de funcionarios, pensiones y poco más, y quitamos inversiones: paralizamos el AVE a Cantabria y otros más gastos de inversión en infraestructura, no podríamos pagarlos en cualquier caso, y así frenamos el débil crecimiento económico que mínimamente habíamos atisbado. Luego es una mala solución.

¿Qué hace la gente? Llevarse el dinero de España evitando la quema: En esto está el personal. Ya nadie se cree nada, aunque la bolsa repunte un par de días. El miedo es atroz y la sabiduría del inversor es genuina: se creen que llevándose el dinero a Francia/Alemania/Suiza están salvados. Y un jamón. La banca europea tiene los mismos problemas en todos los países. Están llenos de deuda pública, de la mala, la nuestra, y de la buena, la suya que encima tienen que seguir emitiendo ya que todos están de déficit hasta las orejas. Bueno quizás la deuda pública en Noruega no, pero eso está muy lejos.


Fuga de depósitos en las cajas: pierden 19.521 millones en cuatro meses

Las cajas han visto como sus clientes se llevaban 19.521 millones de euros de sus cuentas en los cuatro primeros meses del año. Esta fuga, que representa el 3,9% del total de dinero de recursos gestionados el pasado diciembre, coincide con la presión ejercida por parte de la banca en la llamada guerra del pasivo, impulsada desde marzo por Santander.

Pero no toda la cuantía ha ido a parar a los bancos, que han captado poco más de un tercio del total, 7.188 millones. El resto, según fuentes financieras, se ha colocado en fondos de inversión u otros productos, se ha utilizado para reducir endeudamiento o se han guardado en un cajón de casa.
Esta retirada de cuentas a la vista y depósitos ha complicado la liquidez a las cajas justo en un momento en que los mercados mayoristas están prácticamente cerrados para las entidades de nuestro país por la desconfianza entre los inversores sobre la evolución de la economía. Éste es uno de los motivos por los que el Banco de España ha forzado una reestructuración del sector, con operaciones de integración exprés como las anunciadas en los últimos diez días.

La salida de dinero de las cajas ha sido homogénea en todas los áreas de actividad. Tanto en depósitos como en cuentas a la vista y tanto en hogares como en empresas, según se desprende de los datos del Banco de España (ver cuadro adjunto). Los rivales de las cajas, en cambio, han tenido un comportamiento dispar. Mientras veían una bajada en los depósitos a plazo en familias y clientes corporativos, aumentaban los saldos en los de plazo en ambos casos.

Grandes empresas, sin crédito

Las dificultades de liquidez, unidas a la aversión al riesgo crediticio, están bloqueando la financiación a la economía. Como novedad en los primeros meses de 2010, el conjunto del sistema está limitando también los préstamos a las grandes empresas, que hasta ahora se había librado de las restricciones.

El volumen de créditos nuevos superiores a un millón de euros cae casi un 20%, mientras que los de menos de un millón desciende un 22,2% entre los meses de enero y abril.

El movimiento del dinero


Evolución en los cuatro primeros meses de 2010 (en millones de euros):

Nuestro problema no es la deuda pública solamente, sino el conjunto de deuda privada: personal y empresarial: eso es lo que nos tiene hundidos. Los excesos de los últimos diez años. Y no es un problema español, ese es el gran desastre. Cada país tiene su idiosincrasia y sus problemas propios.

El paradigma es ALEMANIA. Te adjunto un informe de McKinsey sobre los germanos y su volátil economía. Esto es lo que dicen: McKinsey concluye que Alemania debería seguir tres estrategias para prepararse para la creciente volatilidad que viene. Estas las resumen a continuación:

+ Reforzando su crecimiento: Refiriéndose a la estructura industrial alemana actual de industrias de alto rendimiento con fuerte enfoque exportador.
+ Reforzando su resistencia y su capacidad de recuperación económica: Dice que sólo exportaciones no serán suficientes para generar el crecimiento necesario, por lo menos durante los siguientes dos años. Se necesita un sector de servicios más grande y más eficiente para compensar las fluctuaciones en el sector industrial.
+ Impulsar la renovación: Alemania necesita una base de talento de alta calidad y mejorada infraestructura, importantes motores del crecimiento. Para eso necesita reformas completas en la educación y que la sociedad y las empresas primen la renovación sobre las viejas formas de trabajar.
Será el país más solvente ahora, pero necesitan hacer más reformas también. Además, su grave problema es que se enfrentan a que tendremos muchos años con una sociedad media occidental agotada de consumir productos alemanes de alto valor añadido. Y el mundo emergente es pobre todavía para optar por el coche alemán o lo que venda Siemens, AEG, etc…
Fuente: Banco de España
PD1: Si somos de los que estamos mejor. Han hecho un estudio de lo que se tardaría en llegar todos a tener una deuda pública del 60% s/PIB. Por encima de esto es perjudicial ya que se generan demasiados gastos financieros y no es bueno:

10 junio 2010

¡sálvese quien pueda!

En estos momentos, la única fuente de liquidez para la economía española es el BCE a través de los préstamos realizados por esta institución a las entidades financieras españolas y mediante la adquisición de deuda pública nacional.

Por LORENZO BERNALDO DE QUIRÓS (ABC 6/5/10)


Con esa marinera frase un banquero me describía hace unos días el sentimiento de los inversores ante la evolución de la economía española. El endeudamiento público y privado supera el 340% del PIB. Las perspectivas de recuperación de la actividad son inexistentes. La política económica es incapaz de generar confianza. La Eurozona está amenazada por una potencial crisis de deuda. En este entorno, el riesgo evidente es que el Reino de España sufra una brutal contracción de la liquidez en los próximos meses. Esto conduciría a una reestructuración de deuda, esto es, a una suspensión de pagos pactada con sus acreedores ante la imposibilidad de generar los ingresos y/o obtener los fondos precisos para cubrir sus necesidades de financiación. La materialización de esta conjetura cobra una extraordinaria virtualidad. En la actualidad, los mercados mayoristas están cerrados para los bancos y para las cajas españolas y las salidas de capital han comenzado a acelerarse. Esto significa que España encarará un problema de iliquidez con un impacto demoledor sobre la economía real y sobre la solvencia de las entidades de crédito.

En estos momentos, la única fuente de liquidez para la economía española es el Banco Central Europeo a través de los préstamos realizados por esta institución a las entidades financieras españolas y mediante la adquisición de deuda pública nacional. Esto ha permitido hasta el momento comprar tiempo pero no demasiado. La necesidad de financiar y de refinanciar la deuda pública y privada en el corto plazo es de tal magnitud que será muy difícil que el instituto emisor europeo sea capaz de cubrirla sin generar graves tensiones políticas, financieras y económicas en los demás Estados de la Eurozona. En 2010, España precisa 600.000 millones para atender a sus obligaciones. Si todo sigue igual, es utópico pensar que obtendrá el grueso de esos recursos en los mercados financieros aunque pague o esté dispuesta a pagar una prima de riesgo alta y es impensable que el BCE aporte fondos de esa magnitud sin desencadenar una oposición frontal de los restantes miembros de la UEM. Por añadidura, la presión sobre el BCE para que no monetice déficit y, en consecuencia, no cree inflación será muy fuerte y la liderarán Francia y Alemania.

La brusca disminución de la demanda de activos españoles por los inversores internacionales responde a una causa fundamental: comienza a pensarse que el deudor quizá no va a ser capaz de pagar el capital y los intereses. En este escenario imponen una prima de riesgo elevada para compensar la mayor posibilidad de impago. Esto a su vez empeora los balances del sector público porque el crecimiento de la economía es inferior al del tipo de interés, lo que impide estabilizar la ratio Deuda/PIB y, por tanto, restaurar la solvencia. Sin embargo llega un momento en el que la oferta de tasas de interés más altas no compensa el peligro de insolvencia y el país emisor no logra colocar sus títulos en el mercado. Esta situación empeora en función de dos elementos fundamentales: Primero, cuanto más corto sea el plazo de madurez de la deuda, mayor es la amenaza de bancarrota. Aquí y ahora, un 44% de la deuda pública española tiene vencimientos a corto, de menos de un año a tres años. El Reino de España no logra colocar sus emisiones con períodos de madurez superiores a ese período temporal. Si a ello se unen los 400.000 millones de deuda privada que hay que renovar a lo largo de 2010, el panorama resulta estremecedor. Segundo, la vulnerabilidad de un país a una crisis de deuda es proporcional al volumen de ésta en manos de inversores extranjeros; en España, esa ratio en relación al PIB es similar a la de Grecia...

La acentuación de la contracción de liquidez que experimentará la economía española en los meses venideros plantea un horizonte inquietante. Los bancos y las cajas no tendrán capacidad para refinanciar a sus grandes deudores. Muchos de ellos irán a la quiebra lo que empeorará las cuentas de resultados de las entidades y por tanto reducirá ya el escaso crédito disponible para las empresas y para las familias. Los deudores se verán forzados a realizar una venta acelerada y masiva de sus activos para hacer frente a sus obligaciones pero también las instituciones financieras para obtener liquidez. Esa dinámica de ajuste deprimirá el precio de los activos, dificultará la capacidad de pago de los deudores, disminuirá el consumo y la inversión privada, debilitará la economía de manera adicional y golpeará nuevamente los balances de las entidades crediticias... Esta espiral perversa de retroalimentación de la crisis acentuada por una contracción de la cantidad de dinero en circulación es la expresión típica de un proceso de «deuda-deflación» con consecuencias letales para la economía real y para el sistema financiero de cualquier país, en este caso, de España.

En el marco de análisis dibujado, la hipótesis de que España se vea obligada a reestructurar su deuda tiene muchas probabilidades de verificarse. A ello contribuye de manera directa la falta de credibilidad del Gobierno en los mercados, su incapacidad de aplicar una estrategia destinada a restaurar la solvencia de las finanzas públicas y de sentar las bases de un nuevo período de crecimiento. Al mismo tiempo, la crisis ha puesto de relieve que el modelo social, económico, institucional y de organización territorial del Estado complica de manera extraordinaria la gobernanza económica del país. La mezcla de debilidad gubernamental, fragilidad institucional, alto endeudamiento con la mayor recesión registrada por España desde la guerra civil hacen casi inevitable una crisis de deuda. En este contexto buscar en los especuladores la causa de los males patrios es ridículo; sencillamente, la gente no quiere perder su dinero prestándoselo a quien no la inspira confianza, elemental...

PD1: Crecimiento explosivo de la deuda pública estadounidense. Ayer la Reserva Federal le urgía a Obama para que reduzca el déficit. Su problema es que está deseando agradar, como político novato, y sólo piensa en su reelección:

In the U.S., public borrowings passed $13 trillion for the first time this month, according to the Treasury Department. The debt will be larger than U.S. gross domestic product, now $14.2 trillion annually, in 2012, according to the International Monetary Fund.


PD2: Ya lo habrás leído en la prensa. Lo dicen desde todos los lados. Pero cada sitio dan la noticia con un enfoque. Mira donde la enfatizo yo. Al loro con el último parrafo:

El Banco Mundial dice que la situación económica en España es "muy grave"

(EFECOM).- El Banco Mundial (BM) dijo hoy que la situación económica en España es "muy grave", aunque indicó que las medidas de austeridad fiscal adoptadas por el Gobierno van en la "dirección correcta".

"Creo que la situación en España es muy grave y el desempleo extremadamente alto", afirmó hoy el director de tendencias macroeconómicas del BM, Andrew Burns, durante una rueda de prensa en la que se presentó el informe "Perspectivas Económicas Mundiales 2010".

Burns subrayó que es "probable" que las medidas de consolidación fiscal puestas en marcha por el Gobierno español reduzcan el riesgo de un empeoramiento de la situación.

Mencionó, además, que los indicadores de mercado muestran que los inversores ven la situación en España como menos grave que la de Grecia o Portugal.

Alertó por otro lado que de producirse una crisis de deuda en España, algo que de momento el Banco Mundial considera improbable, eso impactaría en la banca española, lo que a su vez podría pasar factura a Latinoamérica.

PD3: Estaba cantado. Los coches se producen donde es más barata la mano de obra. Y además coincide en que los chinos están comprando 16 millones al año. A ver lo que nos duran las fábricas de ensamblaje de coches españoles. Pobres los de Martorell, Valladolid, Vigo, Pamplona, Valencia, zona franca... Pasaremos de hacer cientos de miles de coches a los pocos que tengamos que vender en el mercado doméstico. El Ibiza/León será nuestro 600 que fue. No podremos comprarnos otras marcas, por precio. Se nos acabaron los cayenes y similares. Si te digo que hemos sido unos nuevos ricos. La cantidad de reconversión industrial que se deberá hacer. Cuánta gente se irá al paro, cantidad de obreros industriales...pobre gente. Y seguimos sin cambiar el modelo económico (turismo, coches y ladrillos) ni generando emprendedores que sustituyan lo viejo por lo nuevo. Como se nos caiga el turismo, que en un entorno de contracción económica se reducirá, apaga y vámonos.
VW construirá nueva fábrica en ChinaEl grupo Volkswagen construirá una nueva planta de producción de vehículos Foshan, en la región de Guangdond (sur de China), con una inversión de 520 millones de euros, para llegar a una capacidad de producción de 300.000 automóviles al año. Los contratos para la construcción de la nueva fábrica han sido firmados por el presidente del Consejo de Dirección del Grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, y el presidente del Consejo de Dirección de Volkswagen Group China, Winfried Vahland, junto con representantes de la "joint venture" (sociedad de riesgo compartido) FAW-Volkswagen en Foshan. (Invertia)

PD4: Las consecuencias de las actuaciones las marca el mercado que es soberano. El 20 de abril pasado explotaba la plataforma petrolífera del Golfo de México, poniendo en peligro la corriente del Golfo y la costa estadounidense. Mala gestión del desastre, como el Prestige, ¿te acuerdas? Mira los resultados sobre British Petroleum: como siempre: acción reacción. Hasta en bolsa esto funciona. Mala acción, pésima reacción. Que se apliquen el cuento nuestros gobernantes.




09 junio 2010

claudicación

Ayer los inversores claudicaron. El diferencial del bono español y el bund en máximos históricos, en 213 pb, menuda burrada. Refleja más la situación de un país BBB que la de un AA como somos. Y esto es insostenible. No sería raro ver una resolución más pronto que tarde, más rápido de lo que la gente piensa, incluyendo una reestructuración de deuda o default del Reino de España. Llega el punto donde no se puede aguantar más y se vende lo que sea a cualquier precio. Es imposible sostener la situación actual donde por cada cuatro euros que se gastan se ingresan tres. Y así estamos.

Aunque ver niveles donde la gente claudica es buena señal ya que es síntoma de un rebote. Esto ha pasado mil veces: después de muchas bajadas de precios, se claudica y aparecen los compradores espabilados. Esperemos que esta vez les quede algo de dinero y provoquen un rebote. Aunque no sé yo si esta vez va a haber ganas de comprar nada. Hay mucho pesimismo / realismo. Los inversores ya saben lo que nos viene.

Si te quieres fijar en si vamos mejorando o no, no te fijes en la bolsa. Fíjate en el bono español y su diferencial. La bolsa es secundaria. Lo importante es lo que haga el bono. Esta mañana está igual, sin rebotar.

Hoy te copio un artículo de ayer de J. Jacks que comparto en su planteamiento inicial y parte de su tesis final: no tenemos solución. Lo alargaremos, pero es difícil encontrarle una solución a una losa de deuda que tenemos sobre nuestras cabezas. Además sería injusto dejárselas a nuestros hijos. La purga debe ser nuestra, por ser los culpables de haber llegado a esta situación, y les debemos dejar a nuestros hijos una economía sana y limpia. No sería justo endosarles el problema a ellos. La quiebra del sistema, aunque con efectos desgarradores y dramáticos, es necesaria. Hay que limpiarlo y empezar de nuevo, evitando lo que hemos hecho hasta hoy, aprendiendo de nuestros errores.


Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible

El Gobierno cree que con reducir el despido, un mínimo recorte de gastos y aumentar impuestos, todos los males habrán acabado. Con la reforma laboral, las empresas contratarán de nuevo, el Estado colocará toda su deuda, el PIB crecerá… ¿Cuándo se percatarán de que se necesitan soluciones más profundas?
El punto de partida da pavor. Tras una década de descontrol político-regulatorio-financiero a nivel europeo (mundial), Estados y entidades financieras de la UE han llegado a un punto en el que el modelo de crecimiento de la década anterior (más deuda) ya no es posible.

Las medidas de liquidez del BCE (442.000 millones de euros “gratis” en 2009) evitó una primera quiebra de deuda soberana, pero no solucionó los problemas estructurales de Estados, familias y empresas. Las familias ya están suficientemente endeudadas y no pueden hacerlo más. Las entidades prefieren “aparcar” 299.471 millones de euros (ya son 350.000) en el BCE antes que prestarlo a las empresas que tienen proyectos viables.

En este contexto, el “mercado” lleva semanas avisando al Gobierno de sus problemas. El primero de ellos es que el Estado ya está endeudado y se endeudará aun más, 546.220 millones de euros hasta 2013, según Bank of America:

Y España compite con 2,2 billones de euros de deuda que la UE necesita colocar en 2010.

Al “mercado”, que el Gobierno diga que la sostenibilidad de deuda no corre peligro, le da igual. El “mercado” sabe que existen tres límites que la deuda no puede sobrepasar:
+ no es posible que la deuda crezca más que el PIB nominal.
+ no es posible que la deuda incumpla la “Regla Pablo Guidotti”: que la deuda que vence en los próximos 12 meses crezca mas que nuestras reservas en moneda “fuerte"”.
+ no es posible que el PIB crezca menos que la tasa de interés real, la clásica y ortodoxa restricción presupuestaria de la deuda.
El “mercado” intuye que España no podrá pagar la deuda que vence en los próximos doce meses y por eso los vaivenes en la Bolsa. Ni los Primary Dealers ni Estados Unidos pueden hacer nada. El Plan del Ecofin no sirve si España no coloca su deuda en el primario, porque el BCE no podrá comprarla en el secundario (salvo patada al Tratado de la Unión, total una más).

La reforma laboral propuesta es insuficiente.

Ante esta situación, reformar el mercado laboral no es la solución. ¿Hace falta una reforma laboral? Sí, pero no la que parece que se propone. El coste del despido se puede reducir, pero no soluciona la raíz del problema para las empresas: la imposibilidad de vender sus productos y la dificultad para obtener crédito y cobrar las deudas.

Según el Banco de España, el consumo privado crecerá el 0,2% en 2010 y el 1% en 2011. Con estas cifras, el 80% de las empresas sobran. Con unos costes laborales crecientes y unos índices de competividad que siguen empeorando, las empresas no pueden competir en el exterior. Abaratar el despido mejora la productividad, pero no toda mejora de productividad implica aumento de competitividad.

Las empresas llevan desde 1999 perdiendo competitividad con respecto a Alemania. En parte por el euro, en parte por la falta de cualificación desde las Universidades, en parte por la falta de “nichos” de mercado, en parte por la ausencia de grandes empresas... Sin poder devaluar, la manera de recuperar competitividad es reducir en un 30% los salarios.

El Gobierno también propone reducir gastos e inversiones públicas. Con un sector público que es el 19% del PIB, la reducción del gasto impactará negativamente sobre el PIB en el corto plazo. Rebaja de salarios y del gasto implican menos ingresos públicos. Descenso de los ingresos implicará nuevo aumento de impuestos.
El incremento adicional de la deuda pública parece inevitable.

Como Barro explicó, las familias, al final, se comportan racionalmente. Modificarán sus expectativas si creen que el Gobierno aumentará los impuestos y ahorrarán más.

Los Balances Sectoriales indican que cada Sector (público, privado y exterior) pueden tener un déficit o superávit (según las familias ahorren más que consuman, el Estado ingrese más que gaste o las importaciones sean más que las exportaciones) pero deben cumplir que:
Balance Financiero Sector Privado + Balance Fiscal – Balance de la Cuenta Corriente = 0

En España, con una Balanza Corriente deficitaria (17.439 millones de euros de enero a marzo) no puede ser que las familias ahorren y el Estado no se endeude. No puede ser que el Estado ahorre y que las familias no se endeuden. Estado o familias deben endeudarse.

Como resultado, cuanto más recorte los gastos el Gobierno, dado que las familias no se van a endeudar más, más crecerá la deuda pública.
Hay que aplaudir los recortes de gastos superfluos, pero si no se actúa sobre las causas que han provocado que nuestra economía llegue a la situación actual, ni una reforma laboral ni una reducción de gastos solucionarán nada.

Las soluciones son claras: o el consumo (deuda) de las familias aumenta, o se reza para que “nuestro” presidente Obama continúe prestando al BCE, o el Estado suspende pagos.

Pero lo que no puede ser, no puede ser. Que el Estado deje de endeudarse, que las familias paguen sus deudas, que las empresas no despidan más trabajadores, que no aumenten los impuestos…todo ello al mismo tiempo y con estas reglas de juego de la UE no puede ser y además es imposible.

Ustedes eligen.

PD1: Esto está fatal. La crisis de deuda podría explotar en cualquier momento. Mira lo que han hecho los bancos españoles: este es el famoso carry trade del año pasado (comprar deuda pública al 4% y financiarla al 1% en el BCE con cantidades impresionantes) Merecido será su castigo por aprovechones y desalmados.

UBS: Banca española compró más del 50% deuda pública
El banco suizo UBS advirtió hoy de que en los últimos 18 meses la banca española ha destinado más de 80.000 millones a comprar deuda pública, con lo que acaparó más de la mitad de las emisiones del Tesoro. Una estrategia agresiva para aprovecharse de la financiación barata a corto plazo, califican los expertos de la entidad helvética en un informe publicado hoy, pero que dista de la del resto de competidores europeos, que sólo compraron entre el 15 y el 20% de las emisiones de deuda pública de sus respectivos países. De hecho, destaca UBS, sólo en el último trimestre de 2009, los bancos españoles compraron una cantidad equivalente al 63% de la emisión de obligaciones netas (Invertia)

PD2: Hace mucho que no te saco los gráficos que me gustan: IBEX vs DOW JONES en los últimos dos años: Dos caminos diferentes, cuando solían ser iguales.

Y lo mismo en 5 años: Dos caminos para llegar al mismo sitio: son iguales.

Iguales: Dos caminos para no ganar nada. Y eso que eran los años buenos. Cuando miremos a los próximos diez años, nos va a dar un síncope.

PD3: Damos un paso adelante: Empezamos a hablar de REESTRUCTURAR LA DEUDA PÚBLICA, para que alguien la pueda comprar. Esto es un sinónimo de default o de quitas, como prefieras decirlo. Se crea un fondo europeo para combatir la crisis de deuda pública . Es ese dinero que aprobó el Ecofin y que no llegaba. A España nos toca poner 54.000 millones de euros para que luego nos compren los 280.000 millones de euros prometidos. Les tiene que estar sentando fatal a los alemanes volver a pagar una monstruosidad.

Te compran bonos que nadie quiere y emiten ellos mismos bonos AAA. Se pensarán que somos tontos. Pues sí, lo somos.

Euro-Area Fund Is Created to Combat Debt Crisis

june 8 (Bloomberg) -- European finance ministers put the finishing touches on a rescue fund being backed by 440 billion euros ($524 billion) in national guarantees, seeking to halt the spread of Greece’s debt crisis.

The European Financial Stability Facility would sell bonds backed by the guarantees and use the money it raises to make loans to euro-area nations in need, the finance ministers agreed yesterday in Luxembourg. The new entity would sell debt only after an aid request is made by a country.

The ministers aim for ratings companies to assign a AAA rating to the facility, whose bonds would be eligible for European Central Bank refinancing operations. The fund will be based in Luxembourg.

“We’ve sent a clear signal of stability,” Austrian Finance Minister Josef Proell told reporters at the Luxembourg meeting. “We’ve opened the rescue umbrella and I’m convinced it’s working.”
The fund, being created for three years, is the main part of a 750 billion-euro aid package that European Union finance ministers hammered out a month ago to combat a sovereign debt crisis. Another 60 billion euros will come from the European Commission -- the EU’s executive arm -- and 250 billion euros from the International Monetary Fund.

Prodded by the U.S. and Asia to stabilize markets, European governments approved the unprecedented financial backstop on May 9-10 in a bid to end speculation that the euro area might break apart because of a debt crisis that started in Greece. A 110 billion-euro loan package for Greece unveiled on May 2 after the country was cut off from markets failed to stem a surge in Portuguese and Spanish borrowing costs.

Aid Model

The euro-area backstop, while “Herculean,” might fail to save the 11-year-old European single currency and usher in an “extended period” of market stress and disorder, according to Royal Bank of Scotland Group Plc.

“Maybe we reach the point where this Herculean effort works and enough policy stimulus is provided so countries can fly again,” David Simmonds, global head of research and strategy at RBS, said in Singapore today. “However, I do not subscribe to this view because one cannot treat a debt-fueled over-consumption problem with a lot more debt.”

Governments abandoned the aid model for Greece, based on national loans, when crafting the euro-area fund, which is simpler because it avoids the need for domestic action on disbursement. Delays by Germany in approving its share of the rescue for Greece led to speculation that the Greek package might falter.

Legal Procedures

All euro-area countries plan to be shareholders of the European Financial Stability Facility, or EFSF. The holding of each country will correspond to its share of the ECB’s capital.
“National legal procedures to participate in the facility are well on track,” the euro area said in a statement on the fund’s operations.

The obligation of euro-area countries to issue guarantees for EFSF debt instruments will enter into force as soon as nations representing 90 percent of the shareholding have completed domestic parliamentary procedures, according to the statement.

Luxembourg Finance Minister Luc Frieden signed an act yesterday legally establishing the fund, whose board will be composed of euro-area government representatives. Its chief executive officer will be appointed tomorrow from among two short-listed candidates, neither of whom is from Luxembourg, said Frieden.

Cash Buffer

“The person managing the entity will be someone who knows how to manage public debt, how markets, states and institutions function,” Frieden said, declining to elaborate. Klaus Regling, a German national who is a former head of the economic and financial-affairs department of the Brussels-based commission, is the favorite for the job, Germany’s Sueddeutsche Zeitung reported today without saying where it got the information.

To ensure the highest credit rating for debt sold by the facility, the finance ministers approved a 120 percent guarantee of each country’s pro rata share for each bond issue, according to the statement.

In addition, the ministers authorized the creation, when any loans are made, of a “cash reserve to provide an additional cushion or cash buffer for the operation of the EFSF,” according to the statement, which held out the prospect of more measures to improve creditworthiness.

“Other mechanisms would be adopted if needed to further enhance the creditworthiness of the bonds or debt securities issued by the EFSF,” according to the statement.

‘Sheer Size’

EU Economic and Monetary Affairs Commissioner Olli Rehn said last week that he hopes the “sheer size” of the fund, along with the extra 60 billion euros in possible support from the commission, “will help to stabilize markets” and make aid unnecessary.

“No euro has been yet consumed and I hope that no euro will have to be consumed,” Rehn told a June 2 conference in Brussels.

Any loans from the EFSF would impose the kinds of budget- austerity conditions on recipients that Greece faces as part of a program for receiving quarterly aid disbursements under the May 2 accord, he said.

“In case any country would have to resort to this European financial stabilization mechanism, it would work in the same principles as we are now working with Greece,” Rehn said.