30 agosto 2010

rentabilidad bonos a la baja y bolsas planas

Vuelvo a estar operativo. Vuelvo sin saber qué va a pasar en el futuro. Hay una gran expectativa antes los próximos meses. No te digo que pueda haber bajadas ante la debilidad de la economía esperada. Podemos tener nuevas recaídas económicas dada la poca fortaleza del consumo. Pero también podemos ver cómo la bolsa aguanta ya que se convierte en un activo sustitutivo de la renta fija de nuevo en mínimos.

Lo más importante de lo que ha pasado este verano ha sido la evolución a la baja de las rentabilidades de los bonos en términos generales. Tanto en EEUU (2,62%) como puedes ver en el bono a 10 años de EEUU:

como en el caso del bund a 10 años alemán (2,17%), se sitúan en el nivel más bajo al no haber una expectativa de inflación en el medio plazo, fruto de no haber una expectativa de recuperación sólida en el largo plazo. ¡Qué miedo tener esos bonos en mínimos históricos! No obstante, tiene pinta de que nos japonizamos y nos quedamos muchos años en rentabilidades próximas a cero, tanto de los bonos largos como de los cortos. ¡Pobres rentistas!

En España, que se alcanzó un diferencial de 215 pb con la deuda alemana en el peor momento de la crisis de deuda en junio pasado, hubo una mejoría significativa en julio con los camelísticos stress tests bancarios, pero de nuevo, se volvió a la realidad y andamos por el entorno de los 190 pb de sobre coste de nuestra deuda con respecto a la germana, si  bien nos hemos alejado de los niveles del 5% alcanzados y cotizan los bonos en el 4,04% por la caída general que ha habido por ahí fuera. No obstante, seguimos siendo un país BBB por este spread y los inversores extranjeros parece que no han aflojado mucho su política de evitarnos.

La curva se ha aplanado dado la subida de las rentabilidades más cortas. Y la bolsa, que es lo que menos marca la situación real de la crisis, se ha comportado de forma neutra, subidas en julio y bajadas en agosto.

Por tanto, seguimos en crisis, más que nos pese, seguimos sin saber nada de lo que va a hacer la bolsa en el corto plazo y al menos, siendo consciente de esta realidad. Las decisiones de los inversores ante esta realidad son complejas. Quién quiera haber vendido ha tenido mucho tiempo para haberlo hecho ya. No hay mucho dinero ya que cada vez la gente es más consciente de dónde estamos y de lo que todavía nos espera. Podemos empeorar todavía antes de mejorar. Y sólo creo que se mueven los especuladores, que usan la bolsa como si fuera un casino, y aquellos inversores que hacen cambios estratégicos en su asignación de activos, cambios en la distribución de sus inversiones. Es lo único que se puede hacer, evitar donde hay riesgos económicos mayores y centrarnos en donde las expectativas del PIB son mejores.

No he podido leer mucho todavía. En los próximos días te iré contando que piensa la gente y que se dice por ahí. Un abrazo