29 febrero 2012

29/2/12 - ¿Qué le pasa a Europa?

Hoy se vuelve a colocar una montaña de millones de euros por parte del BCE en el llamado LTRO. Es lo mismo que el QE estadounidense, pero disimulando y disfrazando con el nombre. Hace pocos meses se colocaron a 3 años un total de 500.000 millones de euros a la banca europea para que no andara mal de financiación. La banca la usó para hacer trading con la deuda pública (el famoso carry trade, comprar bonos públicos al 3/5% financiados con el LTRO al 1% y ganar ese margen por el morro). Ahora parece que se van a colocar otro tanto bastante parecido… ¡Qué no farte de na…! Venga a darle la vuelta a la maquinita de hacer billetes. Y luego ¿qué? Pues que habrá que devolver estos prestamos sacados de ningún sitio. Y no, no genera inflación. Estamos tan pochos que aunque se invente dinero nuevo, aunque hayamos perdido toda la solvencia sobre el valor de los billetes, NO PASA NADA… Se hace para que la banca salga de la crisis por la que anda. Se hace para que los Tesoros Públicos periféricos no se desmoronen y consigan que alguien les compre…

Las mentiras de la UE:

What Ails Europe?

By PAUL KRUGMAN

Things are terrible here, as unemployment soars past 13 percent. Things are even worse in Greece, Ireland, and arguably in Spain, and Europe as a whole appears to be sliding back into recession.

Why has Europe become the sick man of the world economy? Everyone knows the answer. Unfortunately, most of what people know isn’t true — and false stories about European woes are warping our economic discourse.

Read an opinion piece about Europe — or, all too often, a supposedly factual news report — and you’ll probably encounter one of two stories, which I think of as the Republican narrative and the German narrative. Neither story fits the facts.

The Republican story — it’s one of the central themes of Mitt Romney’s campaign — is that Europe is in trouble because it has done too much to help the poor and unlucky, that we’re watching the death throes of the welfare state. This story is, by the way, a perennial right-wing favorite: back in 1991, when Sweden was suffering from a banking crisis brought on by deregulation (sound familiar?), the Cato Institute published a triumphant report on how this proved the failure of the whole welfare state model.

Did I mention that Sweden, which still has a very generous welfare state, is currently a star performer, with economic growth faster than that of any other wealthy nation?

But let’s do this systematically. Look at the 15 European nations currently using the euro (leaving Malta and Cyprus aside), and rank them by the percentage of G.D.P. they spent on social programs before the crisis. Do the troubled GIPSI nations (Greece, Ireland, Portugal, Spain, Italy) stand out for having unusually large welfare states? No, they don’t; only Italy was in the top five, and even so its welfare state was smaller than Germany’s.

So excessively large welfare states didn’t cause the troubles.

Next up, the German story, which is that it’s all about fiscal irresponsibility. This story seems to fit Greece, but nobody else. Italy ran deficits in the years before the crisis, but they were only slightly larger than Germany’s (Italy’s large debt is a legacy from irresponsible policies many years ago). Portugal’s deficits were significantly smaller, while Spain and Ireland actually ran surpluses.

Oh, and countries that aren’t on the euro seem able to run large deficits and carry large debts without facing any crises. Britain and the United States can borrow long-term at interest rates of around 2 percent; Japan, which is far more deeply in debt than any country in Europe, Greece included, pays only 1 percent.

In other words, the Hellenization of our economic discourse, in which we’re all just a year or two of deficits from becoming another Greece, is completely off base.

So what does ail Europe? The truth is that the story is mostly monetary. By introducing a single currency without the institutions needed to make that currency work, Europe effectively reinvented the defects of the gold standard — defects that played a major role in causing and perpetuating the Great Depression.

More specifically, the creation of the euro fostered a false sense of security among private investors, unleashing huge, unsustainable flows of capital into nations all around Europe’s periphery. As a consequence of these inflows, costs and prices rose, manufacturing became uncompetitive, and nations that had roughly balanced trade in 1999 began running large trade deficits instead. Then the music stopped.

If the peripheral nations still had their own currencies, they could and would use devaluation to quickly restore competitiveness. But they don’t, which means that they are in for a long period of mass unemployment and slow, grinding deflation. Their debt crises are mainly a byproduct of this sad prospect, because depressed economies lead to budget deficits and deflation magnifies the burden of debt.

Now, understanding the nature of Europe’s troubles offers only limited benefits to the Europeans themselves. The afflicted nations, in particular, have nothing but bad choices: either they suffer the pains of deflation or they take the drastic step of leaving the euro, which won’t be politically feasible until or unless all else fails (a point Greece seems to be approaching). Germany could help by reversing its own austerity policies and accepting higher inflation, but it won’t.

For the rest of us, however, getting Europe right makes a huge difference, because false stories about Europe are being used to push policies that would be cruel, destructive, or both. The next time you hear people invoking the European example to demand that we destroy our social safety net or slash spending in the face of a deeply depressed economy, here’s what you need to know: they have no idea what they’re talking about.

PD1: La UE es un cachondeo. Tirando a la basura millones en Grecia mientras China se compra media Europa. Así nos luce el pelo … Y Grecia sin viabilidad ninguna, pero NO PASA NADA, ¡Qué engañifa más grande!

PD2: Te habrán llamado los de MoviStar para ofrecerte un telefono super chulo por 46 pavos. Mira lo que dice la red: Si #Telefónica no regala el móvil, ¿para qué estar con ellos? Es más barato #Simyo, #Yoigo, #Masmóvil, #Pepephone, #Lebara... Alierta no se cosca. La competencia es feroz. La gente, en época de crisis, mira la pela. Y mucho. Si tu no la miras es que eres de los afortunados que te va de cine. Pero el común de los mortales hispanos miramos la pela, o como se llame ahora, con detenimiento… ¿Te apuestas algo a que en breves ofrece un teléfono gratis para que te quedes con ellos?

Sabes lo que ocurre con las otras operadoras grandes que hay en España: que compiten con otros en muchos sitios… Telefónica ha gozado durante muchos años de posición de dominio, de gestión cuasi monopolística. Y se ha acostumbrado a actuar con cierta soberbia… Se llegaron a creer los reyes del mambo a nivel mundial, pero amigo, hay muchos y los dos mercados más grandes son los asiáticos de China e India: Ahí ni se enteran de qué va la película. El mercado está muy repartido y es muy competitivo. Ahí no hay dominio de uno que trata de imponer sus criterios. Ahí hay libre competencia… Y en eso, Telefónica ni se entera.

Y China, el mayor mercado del mundo, está cerrado a otras operadoras. Se reparten la tarta tres locales, y vete tu a entrar:

En Brasil, feudo de Telefónica, está presente junto con Portugal Telecom a través de Vivo:

Yo creo que hay una enorme posibilidad de ver a Telefónica cerca de 10 euros, más que de volver a verla en 15 euros. Y el dividendo es susceptible de ir reduciéndose, más rápido de cómo fue subiendo. La palabra clave: “Unsustainable”. Los inversores nunca se creyeron que iban a recibir todo lo que Alierta prometía. Y Alierta, creyendose el rey del mambo, seguía prometiendo el oro y el moro, vía dividendo…ja!

PD3: Sigo con lo mismo de ayer, pero es que este gráfico es muy bueno. Hay que ver cómo sustituimos a los guiris, que se largan de sus posiciones de deuda pública, por otros tenedores. ¿Quién da más? Rien n’est va plus…

Vamos por partes:

LOS GUIRIS:

LOS BANCOS Y CAJAS (gracias al carry trade con el BCE (pillan pasta al 1% del BCE y la colocan en bonos españoles al 3/5%)):

ADMINISTRACIONES PÚBLICAS: Fundamentalmente es el fondo de reserva de la Seguridad Social, ese que se montó en la última década, con la explosión de contratos e inmigrantes, y que a partir de este año nos empezaremos a comer (ergo, saldrá pasta de aquí…)

FONDOS DE INVERSION: Fundamentlmante son los garantizados (90% deuda pública y 10% derivado para cumplir garantía):

PARTICULARES: rien de rien… ¿Comprarías tú?

Luego tenemos un grave problema, mayor que el agujero de  las cuentas públicas. Nuestro follón es encontrar a alguien que se quiera quedar con la pasta que compraron los bancos alemanes, franceses y británicos y que en cuanto vaya venciendo no lo van a renovar… ¿A quién le endiñamos estos papelitos que nadie quiere? ¿A la banca española con financiación del BCE? Hasta que se harten de vernos el juego…

PD4: Es tan grande la crisis en España que la gente ha aparcado el coche: no hay ni para gasolina:

Cariño, vete andando que no tenemos para gasolina

En España hay casi 28 millones de vehículos, más que en toda su historia. Pero las gasolineras de Repsol, Cepsa, BP y el resto de petroleras venden mucho menos. El gasto en combustibles es ahora el mismo que en el año 2002, cuando había muchos menos vehículos. ¿Qué está ocurriendo? En realidad, cuatro millones de vehículos están parados. Son los estragos de la crisis.

El consumo de gasolinas y gasóleos de automoción en España sigue cayendo. El último año se ha saldado con un descenso del entorno del 6%, según se desprende de los datos de Cores, la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos. El consumo total de combustibles para automoción en 2011 se sitúa en unos 27 millones de toneladas. Se está muy lejos de los más de 32 millones de toneladas que se alcanzaron de ventas en 2007, justo antes de la crisis. Después de varios años de retrocesos de ventas en las gasolineras de Repsol, Cepsa, BP, Shell y otras petroleras, precisamente por el declive económico de España, se vuelve así a los niveles de los años 2002 y 2003.
Lo realmente paradigmático es que el parque de vehículos total en España sigue en cifras récord, en unos 28 millones, entre coches, camiones, furgonetas, autocares y tractores. Curiosamente, y aunque la crisis empezó en 2008, ha habido años posteriores en los que el parque se ha incrementado. Ahora, hay casi cuatro millones de vehículos matriculados más que en 2002, pero el consumo en las gasolineras es el que existía entonces. La única explicación es que, aunque hay más vehículos, y posiblemente son los más nuevos que nunca ha tenido España, muchos están en el garaje o aparcados en la calle sin moverse. No hay presupuesto para gasolina.
La crisis ha cambiado radicalmente el patrón de consumo de los carburantes. Tradicionalmente, y hasta cierto nivel de precios, los carburantes se han considerado un bien inelástico. Es decir, las variaciones de precio al alza afectaban relativamente poco al consumo. Ahora, sin embargo, y con precios de las gasolinas en niveles récord (entre otras cosas por la creciente fiscalidad), el automovilista no solo es más sensible a cada céntimo. Además, procura minimizar los trayectos, consciente de que se puede ahorrar un pico. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el gasto medio de las familias españolas en combustibles está entre el 5% y el 6% de toda la cesta de la compra.

PD5: En 2011 gastamos 91.300 millones de euros más de lo que ingresamos. Ese es nuestro agujero total. La subida de impuestos de enero pasado, que nos dolió un montón, permite subir los ingresos en unos 5.700 millones de euros, si todo va bien. Así que falta por cubrir el resto. Además, se recaudará ese poco más por los impuestos al IRPF, pero se perderá recaudación del IVA e impuestos especiales (gasolinas, cerveza, alcohol…) por la recesión que andamos, porque creceremos menos en 2012 que en 2011. Tú mismo. Hasta que no haya tijera al gasto, no será posible salir de esta crisis. No podemos mantener los gastos de 2007 y tener los ingresos de 1997. Hay que ajustarse a la realidad económica nueva. Si dentro de unos años nos recuperamos, ya volveremos a darlo todo gratis.

Nuestro problema son la baja recaudación. No ingresamos. La recaudación total (impuestos, tasas…) del Estado español es de 160.000 millones de euros y generamos un déficit de 91.000 millones, es decir, un 60% de lo recaudado, de los ingresos. Es como si una familia que cobra 16.000 euros al año (es decir, una familia mileurista) gastara un total 25.100 euros al año, cosa que le obligaría a poner unos 9.100 euros en la tarjeta VISA. Una situación claramente insostenible ante la que nuestra primera reacción tiene que ser: ¡Señores! ¡Están ustedes despilfarrando una cantidad ingente de nuestro dinero! No hemos sido capaces de acompasar la bajada de ingresos con bajada de gastos. Mira los números del FMI:

% s/PIB

ingresos

gastos

deficit

1999

38,44%

39,87%

-1,43%

2000

38,13%

39,11%

-0,98%

2001

37,98%

38,64%

-0,66%

2002

38,41%

38,89%

-0,48%

2003

38,18%

38,39%

-0,22%

2004

38,52%

38,87%

-0,34%

2005

39,40%

38,45%

0,96%

2006

40,41%

38,39%

2,01%

2007

41,08%

39,18%

1,90%

2008

37,14%

41,28%

-4,15%

2009

34,67%

45,80%

-11,13%

2010

35,72%

44,96%

-9,24%

2011

 

 

-8,51%

Desde el inicio de la crisis, el PIB está en el mismo nivel que en 2007 (+/- 1.000.000 millones de euros), pero los gastos han pasado del 39% al 45% (450.000 millones de euros). Y los ingresos (recaudación) ha bajado del 41% al 35% (350.000 millones de euros). Total: EL CAOS: Hay que bajar los gastos como sea hasta los niveles anteriores al 2007, hasta un nivel del entorno del 38,5% del PIB, metiendo tijera en lo que sea. Es esto, o la MUERTE

PD6: Los valores pequeños del IBEX, los “small cap”, van fatal. Ni levantan cabeza ni se les espera… Son esos chicharros que tanto les gustan a los bolseros y que tanto recelo me provocan a mí. Les tengo mucha manía. Inviertes caro y luego entras en la “trampa de la liquidez”, no puedes venderlos. Ni se te ocurra en invertir ahí. Los valores de muy pequeña capitalización son un timo. Se pierde con ellos hasta la camisa. Bastante difícil es acertar con el mercado, como para adivinar con los chicharros. Por cierto, los analistas de Intereconomía que oirás por la radio en el coche están hablando siempre de ellos…

PD6: Mira lo que he pillado por ahí: Para vivir mejor la Cuaresma:

1. Procura ser amable con las personas con quienes convives.
2. Haz un esfuerzo por dialogar en familia sobre aquellos asuntos que convienen al espíritu familiar.
3. Sé atento con tus semejantes. Y si conduces, hazlo cristianamente.
4. Recorta las horas de televisión y el tiempo dedicado a las redes sociales de Internet. En cambio, amplía las de reflexión y oración.
5. Haz alguna lectura que te ayude a profundizar tu fe.
6. Controla tus apetitos: dulces, refrescos, tabaco, alcohol y sé más libre.
7. Dedica algún tiempo diario a la lectura de la Palabra de Dios.
8. Lucha contra el malhumor y la tristeza. Saborea lo bello de la vida.
9. Presta mayor atención a las personas que a las cosas. En especial, quienes más lo necesitan: ancianos, enfermos, necesitados. Trátalos con cariño.
10. Comparte tu dinero un poco más con otros que tienen menos, a costa de caprichos, chucherías, aperitivos,  etc.
11. Mejora en el trabajo, consciente de tu ideal cristiano.
12. Cuida la naturaleza como don de Dios, evitando todo desorden.
13. Evita la crítica negativa, viendo y hablando de lo positivo que puedes descubrir en cada semejante.
14. Disminuye el consumo de alcohol y si alguien cercano se excede, ayúdale a planteárselo e intentar superar el vicio.
15. Fomenta la paz a tu alrededor. Prescinde de enfados, violencias, malos modales, groserías, insultos, etc.
16. Participa más en los actos y celebraciones de la Comunidad y de los Sacramentos.
17. Di la verdad. Habla claro, sin hipocresías ni mentiras.
18. Intenta hacer felices a los tuyos, con tus detalles y cariños.
19. Reduce tu tiempo de uso del teléfono móvil y minimiza el envío de mensajes SMS. Utiliza menos tu ordenador y tu ipad.

20. Haz un propósito concreto, signo principal de tu ejercicio cuaresmal, de tu primera atención; y participa en todas las celebraciones de Cuaresma y Pascua.
21. Realiza un retiro Cuaresmal. Ponte en silencio para meditar delante del Señor y pregúntale qué es lo que quiere de ti, qué es lo que espera de ti en tus circunstancias actuales.

Son muchas; con cumplir alguna ya es algo bueno, es mejor que no hacer nada. Lo pienso intentar…si no todas, habrá alguna que podré realizar, espero.

28 febrero 2012

28/2/12 - Empezamos a saber más de los agujeros de España

Empiezan a aparecer los famosos agujeros que nos temíamos había dejado el impresentable de ZP. Es nuestra desgracia. Rajoy podrá hacer lo que quiera, pero lo primero es lidiar con esta sangría, por donde se nos escapa la vida entera…

Los enumero:

  • 40.000 millones en Fomento (AVE, concesiones radiales de autopistas, AENA…)
  • 15.000 millones en debes al sector famacéutico que amenazan un día sí y al otro también, en cortarnos el suministro de medicamentos.
  • 30.000 millones en Defensa, de las políticas manirrotas del anterior gobierno nos han dejado numerosos contratos firmados y no pagados en carros blindados, helicópteros y aviones.
  • 24.000 millones en déficit de tarifa eléctrica, cada año se generan 7.200 millones más. Esos molinos de viento subvencionados, esas placas solares que nos cuestan un dineral.
  • 50.000 millones de euros en pagos a PROVEEDORES por parte de CCAA y ayuntamientos que ahora vamos a liquidar con dos cojones… No sé de dónde sacaremos la pasta, quizás del ICO, al que engordamos dándole vueltas a la maquina de hacer dinerito…
  • No se cuantos millones en cosas menores que aún no se saben…

Total de agujero conocido hasta la fecha y por lo que nos han querido contar: 151.000 millones de euros.

Es decir, el nuevo gobierno que dijo que el déficit subía del 6% al 8,2%, por culpa de agujeritos de 20.000 millones, nos va diciendo que hay otros 151.000 millones de nada que no se sabe si están devengados, contabilizados y no pagados, o pendientes de contabilizar… Esto representa la friolera del 15% del PIB español, para empezar a hablar… Y el 24 de abril conoceremos el cierre presupuestario del año 2011 por parte de la Intervención General del Estado. Me entran sudores fríos… ¿Qué más saldrá? Ayer Montoro explicó que la culpa era de las CCAA, que nos dejamos la friolera de un 8,51% de déficit en 2011. Pero NO PASA NADA, nadie tuvo la culpa y esto lo arreglamos entre todos…Ay.

Yo que soy economista dudo mucho que sepamos la verdad de todo: ¿qué está devengado, contabilizado, y qué está no pagado? Ya que la sensación es que el agujero es del 8,51%, pero que la cuenta de caja es otra. Es decir, que se debe esa barbaridad del 8,51%, pero ¿cuánto se debe y no está pagado todavía? ¿Cómo va la cuenta de caja?

Mira los horribles números de Defensa:

Rajoy reactiva a Piqué como medida de choque ante la enorme deuda de Defensa

Ángel Collado  

El exministro de Aznar, Josep Piqué, se convierte en la primera medida que toma el Gobierno para afrontar el inmenso agujero de 30.000 millones de euros que el Estado debe a la industria de Defensa y que es una de las mayores deudas que Zapatero ha dejado a Rajoy. Moncloa ha convencido al presidente de Vueling para que se integre, como representante de la SEPI, en el consejo del consorcio aeroespacial europeo EADS, al que, de entrada, España debe 700 millones de euros.

La Sociedad Española de Participaciones Industriales posee un 5,4% del gigante europeo que mayoritariamente controlan las empresas estatales alemanas y francesas (Airbus). Según fuentes del Ejecutivo, Rajoy ha querido situar en ese puesto a una figura política de peso como es Piqué, ministro de Asuntos Exteriores y de Industria con Aznar y que suma además un amplio recorrido como gestor empresarial. Durante la etapa del anterior Gobierno, España se convirtió en el principal moroso de EADS. La deuda más urgente consiste en los citados 700 millones por el programa del caza Eurofighter. Otro problema acuciante con el consorcio es la permanencia o no de la factoría de Eurocopter en Albacete.

Como el Ejecutivo no abona los pagos de los cazas y ya había avisado que tampoco está en condiciones de abonar la totalidad del coste de los helicópteros encargados o comprometidos, los NH-90 de transporte y los Tigre de ataque, EADS amenaza con llevarse la producción a otro país. Piqué sustituirá en ese puesto clave para la industria aeroespacial europea al exministro socialista Juan Manuel Eguiaray, en un momento en el que el Ministerio de Defensa tiene que aplicar nuevos recortes presupuestarios, renegociar pedidos al conjunto de las industrias armamentísticas o revender los cazas y aviones de transporte que reciba en los próximos años.

En el programa del Eurofighter el compromiso adquirido por España se eleva a la compra de un total de 87 unidades del caza. El contrato incluye cláusulas de penalización que hacen más caro renunciar al pedido que hacerse cargo de él. El anterior Gobierno ya alcanzó un acuerdo para aplazar la entrega de los últimos doce aviones apalabrados, pero al final tendrá que “colocarlos” en terceros países asiáticos hasta quedarse con solo 75.

En el caso de los helicópteros de transporte NH-90, del primer encargo que hizo Defensa de 45 unidades a la filial de EADS Eurocopter, también se ha pasado a los planes de reducción del compromiso al haberse disparado los costes de los aparatos y reducido la financiación prevista. El Estado tiene encargados para las Fuerzas Armadas españolas multimillonarios programas para comprar los aviones de transporte A-400M.

Para España son vitales los 10.000 puestos de trabajo y el desarrollo tecnológico que proporcionan las antiguas factorías de CASA y las nuevas que ha instalado el consorcio aeroespacial europeo en distintas provincias como Albacete o Sevilla. Por ello es fundamental la presencia de Piqué en la dirección de EADS para mantener las inversiones de la empresa en nuestro país y al mismo tiempo renegociar los compromisos de compra adquiridos por los anteriores gobiernos, tanto del PP como del PSOE, y su experiencia en los Gobiernos de Aznar, tanto en Exteriores como en Industria, deberán servir como tarjeta de presentación para tan arduas negociaciones.

Y sigue sin llover. La maldita pertinaz sequía de siempre… Ahora encima nos duele la sequía más ya que antes importaba menos. Y el crudo en las nubes y sin bajar, ni se espera…  Que no tengamos otra crisis energética, please… No llueve y la gasolina carísima. No hay abrazo,

PD1: ¿Quién tiene nuestra deuda pública? Para nuestro horror, fundamentalmente los guiris…, aunque cada vez van a querer tener menos. En el último trimestre han empezado a vender, y me temo que esto va a ser la tónica de los próximos meses:

Ayer la noticia era que los bancos españoles habían comprado 23.000 millones de euros en deuda estatal en enero, nuevo récord. La pasta la sacaban del BCE del LTRO (esos 500.000 millones de euros que les regaló a tres años el BCE para que fueran buenos chicos)…

¿Saben los guiris, los que tienen nuestra deuda pública, que tenemos tantos agujeritos? ¿Seremos capaces de que los bancos españoles compren todo lo que no quieren los guiris? Me temo que no…

PD2: Dolor y dolor, mientras no haya dolor y la gente esté en la calle muy pero que muy mosqueada, esto no se estará empezando a arreglar. El dolor parte de la base de bajar sueldos. No lo digo yo, lo dice Bill Gates, que de gestión sabe bastante…

"Dolor y bajar sueldos", la receta de Bill Gates para España

En un brillante ensayo de reciente aparición (La comunicación transformativa. Editorial Península. Enero 2012.), el comunicólogo francés Laurent Habib explica cómo la política ha entrado en una enorme crisis de credibilidad solo comparable a la de los medios de comunicación tradicionales. Sostiene que “desde hace 25 años, la mentira se ha convertido, más que en un instrumento, en un componente del poder”, describiendo las que perpetraron los expresidentes galos François Mitterrand y Jacques Chirac, pero también el actual, Nicolás Sarkozy. Frases como que “la crisis no costará nada al contribuyente”, o “los ahorradores no tienen que temer porque sus economías están protegidas”, o “las reformas y una nueva gobernanza permitirán salir de la crisis”, o “esta crisis no es una crisis del capitalismo”, las considera Habib “anestesiantes”, que “cloroformizan” a la sociedad y se remite a los sondeos de opinión para acreditar su “muy mediocre credibilidad”.

Afirma, además, que “todo sucede como si nuestros dirigentes hubieran perdido su capital de palabra verdadera” de tal forma que “el político, al perder progresivamente su función tutelar, hipotecó el principio mismo de credibilidad de sus mensajes”. Es difícil no suscribir este análisis del escritor francés.

Los medios de comunicación convencionales no quedan mejor parados que los políticos. Para Habib, desde la guerra de Irak se han limitado a “pasar los platos de una información que se sabía mutilada, incluso manipulada, y sobre la cual había perdido el dominio”. Y añade este párrafo cuasi judicial: “Desde el momento en que los medios de comunicación se vuelven el simple soporte de un contenido producido por otros, en el momento mismo que aceptan reducir su oficio al simple packaging de la información y renuncian a su función de certificación de los contenidos, se automutilan y ponen en duda duramente su incentivo de crear valor añadido”. Tampoco es fácil rebatir este criterio del ensayista francés por más que, por generalizador, pueda resultar en algo injusto. La diferencia entre la política y los medios de comunicación consiste en que éstos están siendo arrollados por la ciudadanía a través de la Red y aquellos, aunque condicionados por los mercados, se mantienen ante el cuadro de mandos de las sociedades más poderosas.

Entonces ¿nadie es creíble?, ¿ningún criterio es sincero?, ¿se han acabado las referencias sociales? En absoluto: la política y la comunicación han de hacer su catarsis y en ello están. Pero hay grandes figuras del mundo de la empresa, de la cultura y del deporte que transmiten valores y comportamientos admirables y admirados por la opinión pública con un altísimo grado de consenso. Uno de ellos ha estado en Madrid esta semana. Bill Gates es el creador y factótum de Microsoft, pero, después de construir su imperio tecnológico, invierte su tiempo y parte de su fortuna en una labor altruista y desinteresada volcada sobre todo a la cooperación con los países más pobres. Es, en consecuencia, un filántropo progresista y demócrata obamista con ideas próximas a los tecnócratas, a los que dice considerar muy por encima de los políticos. La visita de Gates ha tenido cierta relevancia, pero no sus palabras en las que ha entrado por derecho -desde su propia experiencia y conocimiento- a dos aspectos cruciales de la realidad española: la educación y el mercado laboral*.

”Dolor en las reformas inmediatas para lograr objetivos mejores a largo plazo: ese es el consejo de Gates, que tiene todo el sentido. Lo cual quiere decir que, siendo esa la política del Gobierno de Rajoy, nos enfrentamos a una situación a corto plazo verdaderamente extraordinaria”

“Ustedes -ha declarado Gates en referencia a los españoles- tienen una tasa de paro peor que la de cualquier otro país y claramente eso es por algo. En algún punto del mercado laboral o del sector educativo hay un problema. Yo no soy un experto en España, pero en general las mejores soluciones a largo plazo siempre acarrean dolor a corto en términos de mercado (…)”. Después de manejar la ecuación dolor-resultados, Gates se pregunta: “¿Por qué no han bajado aquí lo sueldos? Si tienes una fábrica que produce carbón y nadie lo compra está claro que el precio de tu carbón es muy alto y hay que bajarlo. Tienes toda esa mano de obra disponible pero hay algo muy raro en que el precio no se ajuste para permitir a otros países instalarse aquí, porque está claro que estos trabajadores están dispuestos a trabajar. Ese nivel de desempleo nos indica que hay rigideces importantes operando en el mercado. Puedes mirar a las universidades y preguntarte si la formación es tan sólida como debería ser, pero no creo que esta sea la razón. Estoy de acuerdo en que esta es la prioridad número uno de España, incluso más que ese 1% de ayuda para los pobres.”

Quien así se expresa no es un político, ni siquiera un empresario al uso, ni un Buffet que mueve los mercados a su aparente antojo. Es un personaje -de tanto o mayor calado que el fallecido Steve Job- que aplica diagnósticos empíricos para situaciones que él conoce a lo largo y ancho del mundo. Hasta el punto de que, siendo su objetivo que los países desarrollados aporten el 1% de su PIB para el desarrollo de los más pobres, exime a España de esa obligación ética para que atienda a su problema interno. Que lo es en un grado dramático. Porque las declaraciones de Gates han coincidido con el informe sobre la pobreza elaborado por Cáritas. Hay 30.000 españoles sin techo; el 30% de los ciudadanos tiene serios problemas para llegar a fin de mes; el 42% no dispone de recursos para un imprevisto; 580.000 hogares no disponen de ingresos y las diferencias entre ricos y pobres se han disparado.

Dolor en las reformas inmediatas para lograr objetivos mejores a largo plazo: ese es el consejo de Gates, que tiene todo el sentido. Lo cual quiere decir que, siendo esa la política del Gobierno de Rajoy, nos enfrentamos a una situación a corto plazo verdaderamente extraordinaria. Ya sabemos que este año será de recesión; que se perderán más puestos de trabajo; que habrá más recortes presupuestarios, pero que hay que hacer el ajuste, asumiendo que somos más pobres y que hay que adecuarse a la realidad. Si el diagnóstico nos lo plantea un político, un financiero o un periodista, seguramente lo consideraríamos “anestesiante” como supone -y supone bien- Laurent Habib, pero si es Gates quien lo ofrece, seguramente, dispone de credibilidad porque es criterio desinteresado en un hombre que ha sabido crear riqueza y ahora se dedica a repartirla. Por lo menos la reflexión del americano suena más sincera y desprendida que las que suele ofrecer Olli Rehn y el directorio Merkozy.

*Entrevistas de Bill Gates en El País y El Mundo el 23 de febrero pasado

PD3: El origen de la crisis, ¿es un tema de sueldos disparados? Eso pienso yo y más de uno: Greece average gross annual earnings of full-time employees increase from 2000 to 2009 + 98%. Meanwhile Germany +20% France +27% ¿Y España?

PD4: Los bancos europeos se siguen sin fiar de los otros bancos y depositan su dinero en el BCE, triangulan con el BCE, para evitar prestar a otros que no saben si se los van a devolver o no. Mira la evolución del dinero de bancos en el BCE (son depósitos a día):

PD5: Curioso que sólo haya dos bolsas que estén en negativo en estos dos meses triunfales que hemos vivido, ¿por qué será?

PD6: El evangelio de ayer nos dice lo que tenemos que hacer. Es un resumen precioso de lo que es ser cristiano. Ya sabes, fundamentalmente amar al prójimo. La disquisición entre la docilidad de la oveja y la rebeldía de la cabra. Ojalá seamos todos ovejas…y nos queramos más. El mensaje de Cristo fue un mensaje de amor. Que le queramos seguir o no, vale, pero lo único que nos pide es amor…

27 febrero 2012

27/2/12 - todos somos distintos

Todos somos distintos. Cada persona es como es y su circunstancia. Pero la suma de ciudadanos de cada país difiere del país de al lado… Somos muy diferentes y es imposible que nuestros usos y costumbres sean iguales incluso en un mundo globalizado como el actual… Mira como somos y como es el resto. España (SP) nos hemos centrado en los pisos. Todo quisqui tiene uno e incluso muchos tienen varios… El 79% de los activos de los particulares son pisos. Otros países no. El que más es Alemania que llega al 55%. Pero EEUU sólo hay un 26% de activos en pisos. Mucha gente alquila y hay mucha movilidad geográfica. El precio se amolda más rápidamente y no como aquí que entre los bancos y las costumbres no cae ni a tiros…

Otra información interesante es la comparación entre PIB (GDP) y la evolución de la bolsa. No es lineal, pero este cuadro de más abajo da una información muy contundente. Si nos cogemos el resultado de 30 años, largo plazo de verdad, nuestro objetivo, vemos que Alemania ha tenido un rendimiento de su mercado de valores de un 7,1%, nuestro objetivo, siendo peores los comportamientos de otros países. Esto es lo que tenemos que ganar en el largo plazo, un buen 7% cada año, que puede ser más al estar en emergentes. Quien pretenda ganar más que esto, está equivocado, será a través de la especulación, algo que desde aquí no nos dedicamos.

Y termino con las dudas que presentan los inversores con respecto a entidades. No me extraña, panda de golfos… Los guiris, que son muy cucos, saben que deben dedicarle tiempo y gestionarse ellos solitos sus inversiones. Que sí, que no se tienen suficientes conocimientos financieros. Por eso se apoyan en asesores. Pero las decisiones últimas no pueden quedar en la mano del asesor. Cada uno sabe de sus propias necesidades y expectativas. No puedes hacer un contrato de gestión y ver cada año los resultados, te asustarías… Hay que involucrarse y echarle una horitas… En cualquiera de los casos, mi mejor consejo es que no te fíes de lo que te cuenten por ahí, ni lo que yo te cuente por aquí. Hazte tu propia composición de lugar, y toma tus decisiones…

Si quieres ver el estudio completo, pincha aquí. Un abrazo y si quieres parlar de esto o de lo que sea, llámame

PD1: Mira el mensaje que se lanza a quien quiere invertir en emergentes por parte de CONSUMER. Me parece increíble. De esta manera no se consigue más que alinear más y más a los pequeños inversores en los típicos productos españoles (garantizados y más garantizados, mierdecillas bancarias (preferentes, depósitos bancarios, pagarés), estructuras financieras de alto riesgo…). Somos un país de tontos, por los receptores del mensaje (incultos y miedicas) y de mangantes, por las costumbres y usos bancarios… No lo comparto, pero en mi afán de tratar de aportarte algo, te lo copio. Por favor, no me llames inmediatamente después de habértelo leído. No lo comparto y creo que es un gran error todo lo que dice. ¿Qué es mejor, los productos bancarios al uso o intentar, y digo sólo eso, intentar, preservar el capital en emergentes? No me contestes hoy, medítalo con tu experiencia previa y con la almohada…

Invertir en países emergentes puede ser muy rentable, pero la posibilidad de perder lo invertido es también elevada

En un momento en que los inversores buscan seguridad para su dinero, a costa de sacrificar incluso la rentabilidad que puedan percibir, los fondos en países emergentes no son uno de los productos más demandados. Más bien están destinados a complementar un pequeño porcentaje de la inversión y se dirigen, sobre todo, a personas con amplios conocimientos financieros. Aunque el crecimiento de estos estados ha hecho que los partícipes en fondos de naciones emergentes ganaran mucho dinero, son carteras muy volátiles y también han tenido su cara amarga. Se puede obtener con ellos altos beneficios, pero están considerados productos de alto riesgo.

Consejos para pequeños inversores

Los países emergentes destacan por economías que aún no están al nivel de los países más desarrollados, pero cuentan con un gran potencial de crecimiento. Su expansión durante los últimos años supera con creces a la mayoría de los países de la UE y a Estados Unidos. Casi la mitad del PIB mundial se genera en países emergentes y en vías de desarrollo.

Pero aunque su crecimiento ha favorecido que los partícipes en fondos de naciones emergentes ganaran mucho dinero, también han tenido pérdidas, ya que son productos de alto riesgo. Por este motivo, antes de depositar los ahorros en ellos, conviene seguir una serie de consejos:

1.      Si se quiere depositar el dinero en una cartera de valores, antes hay que plantearse el nivel de riesgo que se quiere correr, la rentabilidad deseada, qué objetivos se persiguen y el plazo durante el que se puede prescindir del dinero. Si el perfil es conservador y el usuario busca valores seguros, es mejor huir de los fondos en países emergentes.

2.      Nunca hay que depositar los ahorros en productos cuyo funcionamiento no se comprenda. Este tipo de carteras son, por lo general, bastante complejas.

3.      Antes de tomar una decisión, es conveniente contactar con un experto para que explique todos los riesgos del producto y también los beneficios que se pueden obtener.

4.      Solo hay que destinar a inversiones el dinero que no se necesite en un futuro próximo. Es recomendable hacer cálculos con antelación, conocer los ingresos y los gastos futuros, prever desembolsos imprevistos y determinar si se puede llegar a fin de mes sin esa parte del patrimonio. Si el dinero se necesitará a corto plazo, es mejor no invertir en renta variable. Los fondos en países emergentes no son aconsejables en este caso.

5.      Se debe consultar con detalle el folleto en el que se indican las comisiones que pagará el cliente -de gestión y depósito, de suscripción y reembolso o por cambiar la inversión de un compartimento a otro dentro del mismo fondo-. Antes de contratarlo, conviene conocer la rentabilidad que ha tenido en los últimos meses.

6.      Conocer con exactitud los costes del producto permite una mejor inversión, sobre todo, porque la rentabilidad no solo depende de lo que hagan las empresas en los países emergentes, sino también de las tarifas y comisiones que aplique la entidad.

7.      Otro de los consejos que llega desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores es huir de las modas y de los gurús, y evitar las corazonadas.

8.      Si una oferta parece demasiado buena para ser cierta, lo más probable es que sea un engaño. No conviene creer en los consejos no solicitados procedentes de personas desconocidas. A menudo, son "chiringuitos financieros" que ya se han llevado el dinero de un buen número de ciudadanos. Esto se puede aplicar a cualquier producto, pero más aún en lo que se refiere a inversiones en países emergentes, desconocidas por la mayoría de ahorradores.

Fondos en países emergentes

Son estos aspectos, en especial las posibilidades de crecimiento y las expectativas de mejora económica, los factores que hacen atractivos a los países emergentes en el momento de invertir. Para ello, hay varias posibilidades: comprar acciones de empresas de estos países, algo bastante complicado para el consumidor medio, o participar en un fondo de inversión.

Esta opción es más sencilla y cuenta con varias ventajas frente a la actuación de forma individual. En primer lugar, permite al interesado acceder a mercados que, de otro modo, no estarían a su alcance. Además, da la posibilidad de diversificar el capital, al depositar el dinero en varios compartimentos, de modo que las potenciales pérdidas se compensan con las ganancias de otro producto. Los costes de la inversión colectiva también son menores y, además, el partícipe cuenta con la información de expertos que gestionan el patrimonio.

El fondo de inversión está formado por las aportaciones de los ahorradores que entregan su dinero a una gestora para que lo deposite de forma conjunta en distintos activos financieros. Estos intermediarios crean una cartera de valores constituida por empresas bien posicionadas en los países emergentes. Se puede invertir en BRIC, en Next Eleven, en Mercados Frontera o en otras muchas combinaciones creadas por las gestoras.

Se debe conocer en qué países se realizará la inversión, los riesgos que implica cada uno de ellos y la rentabilidad que ha conseguido el fondo en los últimos meses. Si se conoce cómo ha funcionado cada una de las carteras y, sobre todo, las expectativas que generen, el partícipe elige una u otra y, cuando venza el producto, obtendrá una rentabilidad que depende del comportamiento de los valores en los que haya depositado su dinero.

Sus características

Hoy en día, cualquier inversión que no esté al 100% garantizada supone un riesgo. Aunque todo indique que un fondo puede ser rentable, si las circunstancias mundiales cambian de un momento a otro, arrastran a varios países y, con ellos, a sus Bolsas.

·         Las inversiones en países emergentes son especialmente arriesgadas. Son muy volátiles, los valores del fondo experimentan variaciones importantes, no evolucionan de forma estable. El peligro que entrañan y las expectativas de obtener una gran rentabilidad van de la mano. Si bien es cierto que la posibilidad de revalorización de una cartera emergente es superior a la que se puede conseguir en la Bolsa española o en otras acciones europeas, las opciones de perder el dinero también son mayores.

·         Son mercados muy sujetos a altibajos y cualquier cambio puede hacer que sus perspectivas de crecimiento se modifiquen. De hecho, a principios del año 2011, muchos fondos de inversión cayeron en picado. En febrero se registró la mayor salida de capital en tres años. La inestabilidad en los países árabes y el miedo a un contagio en la zona influyeron para que el dinero depositado en las Bolsas huyera.

·         El temor a que los bancos centrales de los países emergentes tomen medidas para controlar la política monetaria también afecta de manera negativa a la rentabilidad de estos fondos de inversión. Otro riesgo al que están sometidas las economías de algunos países emergentes es la depreciación de su moneda, la devaluación, algo similar a lo que ocurrió hace años en Argentina con el corralito.

  • No solo hay peligro en la inestabilidad política. Muchos de estos países están situados en zonas donde las catástrofes naturales de gran magnitud se registran con frecuencia y esto, además de acabar con miles de vidas humanas, también deprecia el valor de un fondo.

Son, por tanto, inversiones muy volátiles y arriesgadas. El dinero puede desaparecer en poco tiempo y, puesto que los fondos se crean para un plazo determinado, no es posible retirar el capital. Según señalan los conocedores del sector, una buena cartera de valores en Europa, aunque caiga en picado, a largo plazo es posible que se sitúe de nuevo en niveles positivos. Son depósitos mucho más estables, aunque en la actualidad ganar elevadas cantidades de dinero no sea sencillo. Sin embargo, esto no ocurre en los países emergentes. Aquí quien pierde sus ahorros es posible que no los recupere.

Este tipo de inversión se dirige a personas con un perfil arriesgado, que conozcan bien el funcionamiento de estos productos y deseen obtener rentabilidad sin miedo a perder gran parte del capital aportado. Los expertos aconsejan, en todo caso, que la inversión en emergentes constituya un porcentaje no muy elevado dentro de la inversión total y que esta esté integrada por otros valores menos volátiles.

Países emergentes

Son un grupo heterogéneo formado por un gran número de naciones.

·         Los más consolidados son los denominados BRIC -acrónimo de Brasil, Rusia, India y China-, estados con una enorme población y territorios muy extensos. Son, además, productores de materias primas y recursos naturales y su Producto Interior Bruto se ha incrementado de forma casi imparable en los últimos años.

·         Por otra parte están los Next Eleven, que podría traducirse como Próximos Once, concepto acuñado por Goldman Sachs para referirse a los estados con mayor potencial de crecimiento tras los BRIC. Debido a su elevada población, todo indica que su consumo interno y su renta irán en aumento, por lo que las inversiones realizadas allí cuentan con más posibilidades de revalorizarse en el futuro. Son Bangladés, Corea del Sur, Egipto, Filipinas, Indonesia, Irán, México, Nigeria, Pakistán, Turquía y Vietnam.

·         Por último, estarían los llamados Mercados Frontera constituidos por un gran número de países, entre muchos otros, Argentina, Barheim, Emiratos Árabes, Eslovaquia, Chipre, Panamá, Ecuador o Croacia. Son una nueva generación de emergentes donde, a su vez, invierten otros mercados como los BRIC. Cuentan también con grandes posibilidades de crecimiento.

Muchos de estos países, sobre todo los ubicados en Iberoamérica, apenas han notado la crisis que se ha extendido por el planeta y experimentan un crecimiento sin precedentes. Algunos países emergentes, debido a los problemas por los que atraviesan los 27, se han mostrado interesados en adquirir bonos de la eurozona, algo impensable hace solo unos años. Muchas multinacionales españolas relacionadas con la construcción, la banca o las nuevas tecnologías han encontrado en estos mercados grandes opciones de negocio.

Consumer.es

PD2: Yo tenía la sensación de que la economía sumergida representaba en España mucho más que en otros sitios. Quiá. En todas partes cuecen habas… Estamos como la media, aunque deberíamos estar como los más importantes (Alemania y Francia):

PD3: Las previsiones nuevas de la UE sobre el crecimiento son la referencia de por dónde vamos a ir. Los planes de austeridad junto con el pesimismo económico frena el crecimiento. Nadie consume. Dudo mucho que las cifras sean reales, pero son las que tenemos.

Hoy me quería parar en Irlanda. Las previsiones son de crecimiento del 0,5%, débil, pero ha conseguido salir del marasmo en el que se metió con sus bancos destrozados y el país en bancarrota. Han hecho los deberes en ajuste fuerte. Han bajado precios las casas que tanto habían subido. Mira los datos:

Ajuste inmobiliario ya hecho: caída de más del 50% del precio en Dublín y casi igual de media en toda Irlanda:

A costa de una huida de los depósitos bancarios del mismo tenor que los de Grecia:

Sufriendo una subida del paro que les provocará de nuevo su sistemático drama: emigrar para buscarse la vida. No obstante, esta vez la subida del paro la han conseguido frenar, no como España que estamos fatal.

Hasta que no habamos nosotros este proceso de ajuste de precios y de saneamiento bancario no saldremos del horrible paro y de crecimientos negativos del PIB. Y las caídas puede que sean peores en el futuro (o que el 2012 no sea como nos lo dibuja la UE)

PD4: Wunderland: La maqueta más visitada del mundo (+1.000.000 personas/año). Es la pera. Es lo que deberíamos hacer por aquí, pensar como atraer a los turistas…, pensar en algo para tener más negocio. Esta muy bien todo lo que se les ocurra, pero un “Madrid - Las Vegas” ¿es nuestra salvación? Hay que seguir pensando…, o mejor dicho, hay que hacer algo sin meter dinero, que es lo que no hay.

PD4: Mi interés es tu interés. Si no, te perdería. Mi interés es ser feliz y que tú seas feliz, por la parte económica que te corresponde y te pueda ayudar. No espero ganar mucho, ni creo que estemos buscando dar un pelotazo. Somos inversores del largo plazo, no tratamos de especular, queremos dormir tranquilos, queremos que el dinero no sea el centro de nuestra vida. Hay que saber gestionarlo, pero no podemos estar pendiente de él como si fuera lo más importante. Al revés, ojalá no existiera. Si consigo que tus inversiones no te quiten el sueño, ni que tengas unas expectativas infundadas sobre retornos, habré conseguido mi propósito. Es rico el que no depende del dinero. Y se puede ser rico, con muy poco, sobre todo, dedicándoselo al otro…